ASESORÍA
Familiares de comunitarios esperando la denegación de solicitud

13/01/2018

Empezamos un nuevo año, pero algunas cuestiones del año 2017 nos van a acompañar durante el 2018 que iniciamos tal vez porque no tienen solución a corto plazo en la Administración, o si la tienen deberán ser los tribunales de justicia que la otorguen.


Estas notas que siguen van a ser escritas en nombre propio, simplemente para transcribir la pesadilla que están viviendo familias españolas y lo digo así porque si un miembro de la familia es español, la familia lo es, aunque con familiares de terceros países, sean estos padres, hijos, cónyuges o familia de la denominada extensa.


Serán dos los relatos, uno contado por una hija sobre el periplo con sus padres. El otro narrado por una madre de un hijo de 24 años.


Hablamos con la hija: “adquirí la nacionalidad española hace cinco años. Mis padres tienen más de setenta años cada uno, mi madre tuvo un ictus, se encuentra bien y recuperada con alguna secuela que afecta a su aparato locomotor. Decidimos que vinieran a España a vivir desde mi país.


Tengo otros dos hermanos en mi país pero no pueden hacerse cargo de mis padres, tienen tres y cuatro hijos cada uno y sus salarios son muy escasos. He sido siempre yo la que he remitido dinero a mis padres para su sostenimiento, sin mi ayuda no hubieran podido subsistir dignamente. Mis padres ya están aquí con un visado de familiar de comunitario “a cargo” solicitado y concedido por el consulado español correspondiente”.


Me muestra la documentación presentada en el consulado: una solicitud de visado donde dice “a cargo”, documentos que referencian los envíos de dinero, documentos que referencian una pequeña pensión que reciben sus padres y que no permite subsistir de ninguna manera. Carecen de propiedades y así lo explicaron y acreditaron en el consulado.


Ningún documento por el consulado se requirió legalizado. Presentaron otros documentos preceptivos para todo tipo de visados y el consulado les ha otorgado la visa. Me repite que efectivamente sus padres explicaron claramente que iban a vivir a España definitivamente con su hija y que les dijeron que todo estaba bien y que al llegar tenían que solicitar una tarjeta de familiar de comunitario en la Oficina de Extranjeros.


Les expiden el visado y llegan a España. Ahora le toca a esta abogada esbozarles lo que va a suceder sin ánimo de que desaparezcan de sus rostros sus amables sonrisas. En primer lugar podemos solicitar la tarjeta de familiar de comunitario una vez empadronados y es conveniente que lo hagan en el plazo de los tres meses desde su llegada a España.


Ahora bien, empieza ahora un maratón de solicitud de documentación que es difícil obtener en breve plazo, porque curiosamente hace falta más documentación para que le concedan a uno la residencia que para entrar en España, y además toda la documentación debe estar convenientemente legalizada y traducida en su caso.


Los envíos de dinero están bien, son un elemento probatorio, un indicio, pero según la Administración no tienen relevancia por sí solos, tal vez usted se esté comprando una casa y le envía dinero a sus padres por lo que a la primera no va usted a convencer que este dinero era para la manutención y subsistencia de sus ascendientes, lo tiene que probar.


El rostro de la hija empieza a medio entristecerse y hay que hacer acopio de optimismo. No debe olvidarse de contratar un seguro médico privado. Necesitaremos un certificado negativo de propiedades de usted y de los padres. Pero es que además esta pensión que perciben puede ser un problema porque dependerá del país y del mínimo interprofesional vigente en el mismo. Pero si su equivalente son 14 euros contesta la hija. Tal vez la Oficina considere que se puede vivir con este importe en este concreto país. .- Y por qué nos guiamos?, excelente pregunta le digo, lo hacemos por la experiencia en la Oficina por las vivencias de otros compañeros en otros lugares de España, no hay criterios definidos ni escritos, instrucciones internas suponemos se han hecho ley y lo primero que uno recibe es un requerimiento donde se dice “ acredite estar a cargo en el país de procedencia”, aunque presente los envíos de dinero.


Y a medida que avanza el tiempo los requerimientos son más extensos y detallados. .- Y entonces qué hacemos?. Pues vamos a solicitar la residencia para sus padres, ahora bien, nadie le puede garantizar su concesión. Miren lo que puedan conseguir y adelante.


La hija, como otros hijos e hijas, lo primero que dice es que el consulado no dijo nada de todo esto. No hay un solo impreso de la Administración española donde se explique cómo probar que se es un “familiar a cargo”. Me dice que hace unos años los padres de unos amigos vinieron y no pedían todo esto. Cierto, las cosas han cambiado.


Tal vez esto confunda a todos. Entonces algo falla estrepitosamente. ¿O los consulados no informan, o los familiares no se informan previamente en España? o, es que se admite tácitamente que la solución para estos padres se encuentra a tres años vista desde su entrada con una autorización de residencia por circunstancias excepcionales porque evidentemente no se les puede denegar la entrada en España y una vez aquí son inexpulsables. De forma extremadamente resumida este es el primer pantallazo de la situación.



Segundo caso:


“Soy española, mi hijo tiene 24 años le han denegado la tarjeta de familiar de comunitario porque dicen que no está a cargo mío cuando yo siempre le he enviado dinero porque su padre nunca nos ayudó. Vine a España para ayudar a mi hijo a tener un futuro mejor. Primer problema, tiene un padre y si tiene un padre se presume que el padre colabora económicamente aunque realmente esté en paradero desconocido.


Prosigue el relato: “Esto lo sabemos usted y yo, pero a la Administración hay que probarle lo que manifestemos. Por lo que si el padre ya fue un problema en su país, aquí se proyecta como un problema permanente si no le reclamaron nunca pensiones judicialmente y lo pueden acreditar. No se puede localizar al padre. Pero es que además el hijo estudió hasta hace dos años. Durante estos dos últimos años ha seguido mandando dinero pero el hijo ha tenido un trabajito que perdió hace un año. Vive en mi casa y se ha mantenido con el dinero que yo le he mandado”.


Como abogada le pregunto por un documento similar a una vida laboral con el fin de acreditar los salarios que haya recibido para valorar el monto de los mismos para poder concluir si necesitaba o no realmente la ayuda de la madre, un certificado de estudios realizados y además todo ello legalizado. En este caso la sombra del inexistente padre es el primer problema que tenemos si nunca se le demandó judicialmente.


Esta vez no trataremos el supuesto de la señora de nacionalidad española a cuyo marido le deniegan la residencia comunitaria porque carecen de actividad laboral es decir porque no tienen trabajo. En el código civil español no dice que para casarse haya que tener medios de vida amigos míos, pero increíblemente para documentarse siendo esposo de una española no es suficiente el matrimonio.


Con este relato al margen de cualquier consideración jurídica, porque no hay espacio para ello, debemos señalar que si piensan reagrupar a sus padres, a sus hijos o a sus cónyuges, siendo ustedes españoles es importante que previamente recopilen la documentación necesaria. Sabemos que a veces es una operación imposible, que es mucha la documentación y que en muchos casos además hay que traducirla y por supuesto legalizarla y que ello comporta un gasto enorme. Pero si hay un atisbo de esperanza vale la pena.


Ánimos familias, con el cuidado y amor con el que tratan especialmente a sus padres nos recuerdan los valores que nuestra sociedad en muchos casos está olvidando, por lo que desde aquí mi más sincera admiración.



Compartir esta noticia:    



Aumentó la llegada de inmigrantes irregulares a España en 2017

13/01/2018

En este año que hemos dejado se ha producido un aumento considerable de la llegada de inmigrantes que han entrado en España de forma irregular.


Aunque este año que ya ha culminado se hayan batido records, España siempre ha sido un país de entrada irregular para inmigrantes, pero hasta finales del 2017 nunca se habían producido tantas llegadas, incluso se han superado en más del doble de entradas de las que se produjeron en el año 2016.


Según datos ofrecidos por Frontex, la mitad de los inmigrantes que entran por esta vía son marroquíes y argelinos, y la otra mitad subsaharianos.


Estos últimos suelen intentar llegar a Europa vía marítima por España, huyendo de su país por el hambre y la violencia que están sufriendo en África.


La gran mayoría desembocan en Cerdeña, Baleares, Murcia, Alicante, Granada y Almería.


Como experiencia personal, debo indicar que estos últimos meses se han producido cientos de llegadas por mar a nuestras islas, provocando todo ello que el abogado especialista en derecho de extranjería que se encuentra de guardia no pueda dar abasto en las asistencias, y así el Colegio de Abogados ha tenido que designar un abogado de refuerzo para hacer frente a todas las asistencias que se han tenido que cubrir en un plazo de 24 horas.


Dichas asistencias masivas se han ido repitiendo a los largo de los últimos meses.
Entrevistándonos con los inmigrantes que llegan por esta vía, todos cuentan que lo hacen por huir de su país del hambre, de la falta de trabajo y por buscar una solución para sí y para toda la familia que dejan atrás.


Uno de los factores que provoca la entrada masiva, es el buen tiempo y la calma en el mar, ya que así el trayecto que realizan es mucho más tranquilo y tienen más oportunidades a la hora de entrar en el país.


Muchos de los inmigrantes que entran por esta vía consiguen no ser vistos y prosiguen su estancia en España, aunque de una forma muy precaria ya que la mayoría accede sin documentación para poder ser identificados y sin dinero, lo que provoca una grave situación para poder subsistir en el país con esas condiciones.


Aquellos que son descubiertos en el desembarque, son trasladados a dependencias policiales para su supuesta identificación y para que sean asistidos por el letrado correspondiente.


Una vez que han declarado ante la policía, son trasladados ante el juez de guardia para decidir sobre el Internamiento en un Centro de Internamiento de Extranjeros de forma inmediata, para que sean expulsados automáticamente hacia su país de origen. Este es el único caso en que un extranjero puede ser expulsado de forma inmediata.


Una vez que han declarado ante el juez de guardia, y siempre en presencia de un abogado, es el juez quien decide sin son internados o puestos en libertad. En la gran mayoría de ocasiones son internados en el centro más cercano. Allí, pasadas unas semanas o cuando hay disponibilidad de vuelo, son devueltos a su país de origen.


Existe un mínimo porcentaje , que finalmente son puestos en libertad, por el simple hecho de que el CIE se encuentra lleno y no hay más especio, así se ha manifestado en la puesta en libertad de algunos extranjeros.


Por tanto y en el último año se han batido records de entradas ilegales en España, las que en su gran mayoría terminan con la devolución del inmigrante a su país de origen.



Compartir esta noticia:    



Modificación de estatutos migratorio de estancia en España por estudios a residencia y trabajo

23/12/2017

Cada vez son más frecuentes las preguntas que me llegan al despacho en relación a los miles de estudiantes que vienen a España para realizar sus estudios, y después de terminar los mismos quieren continuar en este país trabajando.


Y con ello viene la pregunta, ¿Cómo puede cambiar mi condición de estudiante a residente con autorización para trabajar?
En este sentido, la normativa española establece la posibilidad de hacer este tipo de modificación en la condición, pero será necesario cumplir una serie de requisitos importantes.



En primer lugar, se le exigirá al estudiante acreditar una permanencia en España durante, al menos, tres años en situación de estancia. Respecto a este requisito han girado muchas cuestiones y debates, sobre todo en relación a si este periodo de permanencia debe exigirse con carácter continuado o no.


Este hecho ha sido discutido en varias ocasiones puesto que la normativa no especifica que la permanencia en España del estudiante deba ser continuada para poder realizar la modificación, e incluso, muchas Oficinas de Extranjería han llegado a admitir esta interpretación.


No obstante, esto ya no ocurre hoy en día, siendo las mismas oficinas mucho más rigurosas y exigiendo en todo caso la continuidad de la estancia legal durante el periodo previsto para poder hacer el cambio. Es decir, que el estudiante haya permanecido en España los tres años inmediatamente anteriores a solicitar la modificación.
Además de esta permanencia, se le exigirá haber superado los estudios o concluido el trabajo de investigación, prácticas o formación que haya estado realizando, y acreditar no haber sido becado o subvencionado por organismos públicos o privados dentro de los programas de cooperación o de desarrollo españoles o del país de origen, ya que estas becas se conceden con el objetivo de que el interesado puede formarse en España para después aplicar los conocimiento adquiridos en su país.


Por otra parte, deberá cumplir los requisitos específicos de la autorización de residencia que quiera solicitar, dependiendo de si el estudiante quiere trabajar por cuenta ajena o cuenta propia. En este sentido si el estudiante consigue un contrato de trabajo, será necesario que tanto el contrato de trabajo como la empresa se ajusten a la normativa vigente, y por tanto el empleador esté al corriente del cumplimiento de sus obligaciones, así como tener la solvencia económica necesaria para mantener esa oferta laboral y garantice ese puesto de trabajo en las condiciones que establece la ley. Si por el contrario el extranjero quiere montar su negocio, será necesario que se cumplan los requisitos para el correspondiente plan de empresa.


Éstas suelen ser algunas de las vías para realizar la modificación, pero podemos encontrarnos con otros supuestos como pasar de una estancia a una residencia no lucrativa si acreditamos tener recursos económicos suficientes, lo que nos autorizaría a residir en España, pero no a trabajar; otra opción es pasar a una autorización de residencia y trabajo para investigación, o bien, las previstas para profesionales altamente cualificados.


En definitiva, será necesario primeramente acreditar los tres años consecutivos mencionados, y posteriormente o bien acreditar un puesto de trabajo ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia, o en tercer lugar acreditar tener la solvencia económica correspondiente para poder mantenerse uno mismo.



Compartir esta noticia:    



¿Está protegido el residente de larga duración contra la expulsión del territorio español?

08/12/2017

El residente de larga duración es aquel extranjero que acredita más de cinco años de residencia legal y continuada en territorio español. Si es titular de una autorización de residencia de larga duración ( inicial o permanente ) y comete un delito cuya pena sea superior a un año, su expulsión es automática del territorio español?.


En este sentido es importante una sentencia del día de hoy, siete de diciembre de 2017, del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que contesta a una pregunta realizada por un Magistrado de Navarra al Tribunal Europeo, en el marco de unos autos referidos a la expulsión de un ciudadano extranjero residente de larga duración. Se refiere la sentencia a un ciudadano extranjero titular de una residencia de larga duración desde el 2013, pero que en abril de 2014 cometió dos delitos cuya pena era superior a un año. Se acordó su expulsión y la extinción de la residencia de larga duración por la Delegación del Gobierno en Navarra. Las resoluciones administrativas del 57.2 de la Ley Orgánica 4/2000, no sólo expulsan al extranjero sino que también extinguen la residencia de larga duración. El juez español explica a la Corte europea que en España existe la expulsión como sanción y la expulsión como medida ( además de la expulsión acordada en sentencia penal que ahora no viene al caso ) , que es la consecuencia legal de haber sido condenado a una pena privativa de libertad superior a un año.


La cuestión es si para decidir sobre la expulsión de un residente de larga duración esta será automática en el caso de comisión de un delito con pena superior a un año o hay que tener en cuenta, su edad, los vínculos creados en el Estado donde reside en este caso España, consecuencias para el interesado de la expulsión, las consecuencias para los miembros de su familia, y si tiene o no vínculos con el país al que va a ser expulsado. En definitiva el Juez español quiere saber si en cualquier caso un residente de larga duración tiene una protección reforzada contra la expulsión sea esta del tipo que sea.


La Directiva europea de residentes de larga duración dice que “ Los Estados miembros únicamente podrán tomar una decisión de expulsión contra un residente de larga duración cuando represente una amenaza real y suficientemente grave para el orden público o la seguridad pública.“


Establece además que tienen derecho a los recursos administrativos y judiciales pertinentes así como a la asistencia jurídica gratuita. La intepretación de la Directiva según el Tribunal Europeo indica que deberá analizarse caso por caso. Por tanto es necesario presentar los recursos administrativos con el historial del extranjero tanto a nivel personal, familiar, laboral exponiendo todas aquellas circunstancias que verdaderamente le vinculen a España.


Ello no quiere decir que no se pueda expulsar a un residente de larga duración, lo que significa es que los controles legales de su protección frente a la expulsión, son más intensos por imperativo de la Directiva comunitaria de residentes de larga duración que para un extranjero que no sea residente de larga duración. Y cuales son esos factores de protección pues precisamente los referidos anteriormente, su edad, vínculos creados en España, consecuencias para él y para su familia, así como si carece o no de vínculos con el país de origen. El desarrollo de estos factores compete a quienes realicen los recursos administrativos y judiciales.


Recuerden que para todos estos supuestos pueden también solicitar un abogado del turno de oficio al Ilustre Colegio de Abogados de Baleares.



Compartir esta noticia:    



Renovación de la tarjeta de familiar de ciudadano de la Unión por familiares a cargo

08/12/2017

Cuando un extranjero obtiene la tarjeta de residencia por ser familiar de ciudadano de la Unión Europea y por estar a cargo de éste último, la misma se tiene que renovar a los cinco años.


El primer requisito establecido es que se mantenga el vínculo familiar que dio derecho a dicha residencia inicial, lo que en el caso que estamos analizando es obvio, ya que el familiar ya sea ascendiente o descendiente lo seguirá siendo.
Aunque parezca sencillo, en el caso de los familiares a cargo después no es tan sencillo proceder a renovar la tarjeta y así obtener la permanente.


En el caso de ascendientes, éstos deberán ser ascendientes directos del ciudadano comunitario, o bien de su cónyuge o pareja registrada, siempre que no haya recaído el acuerdo o declaración de nulidad del vínculo matrimonial, o divorcio, o se haya cancelado la inscripción registral de la pareja.


Por tanto para poder acceder a la tarjeta comunitaria permanente, es decir a la renovación mencionada, el ascendiente deberá acreditar que continúan las mismas circunstancias que dieron derecho a obtener la residencia inicial y que éstas se han mantenido durante la vigencia de la tarjeta, es decir, que sigue existiendo el vínculo, concretamente que durante todo este tiempo se ha mantenido la convivencia con el ciudadano. Además que el comunitario dispone de medios económicos suficientes, tanto para sí mismo, como para mantener al núcleo familiar; contar con un seguro médico que garantice la asistencia sanitaria en España; y lo más importante, que el ascendiente siga dependiendo económicamente del ciudadano comunitario.


Es muy importante tener en cuenta que el cumplimiento de los requisitos no sólo se verifica en el momento de realizar la renovación, sino que se tendrá que acreditar el mantenimiento de los mismos durante toda la vigencia de la tarjeta, es decir, durante los cinco años de vigencia de la autorización.
Algo muy importante a tener en cuenta, es si es familiar a cargo ya no depende económicamente del ciudadano de la UE y ha empezado a trabajar durante la vigencia de su tarjeta.


Estas situaciones son más comunes de lo que parece. Casos en los que, durante el tiempo de vigencia de la tarjeta comunitaria el extranjero ha podido llegar a trabajar y ganar suficiente dinero como para poder mantenerse con sus propios medios. Es decir, dejaría de depender del ciudadano español y por lo tanto, dejaría de “estar a cargo”.
En este caso, y en el momento de la renovación será necesario que el familiar que estaba a cargo, solicite un cambio de tarjeta mediante la que se indique que ya no depende económicamente de nadie, por tanto y al llevar 5 años residiendo de forma continuada en España, se deberá solicitar la tarjeta de residencia de larga duración. Con la que ya no se indica que se dependa de nadie y por tanto se cuenta con unos ingresos propios para su sustento.


Con ello, ya se deja de ser familiar de ciudadano de la Unión, y se pasa a tener una tarjeta permanente desligada de la misma. Todo ello, únicamente porque se cuenta con ingresos propios y ya no se depende de familiar Español. En caso contrario, como se ha indicado se deberían demostrar los mismos requisitos que al inicio, para así poder obtener la tarjeta de familiar de ciudadano de la Unión permanente.



Compartir esta noticia:    



El nuevo manual de preguntas de 2018 del Instituto Cervantes para la solicitud de nacionalidad española

22/11/2017

Como todos ustedes ya saben es necesario superar las pruebas de conocimientos constitucionales y socioculturales de España para solicitar la nacionalidad española, además de las pruebas DELE A21 para originarios de países de habla no española. En cuantos a las pruebas denominadas CCSE, El Instituto Cervantes publicó en octubre el Manual para el 20182 que se corrigió con posterioridad el 19 del pasado mes . Es decir, las personas matriculadas para el mes de noviembre seguirán utilizando el Manual para el 2016, en diciembre no hay exámenes.

El 13 de noviembre se abrió la posibilidad de matricularse para el DELE A 2 en el 2018. La estructura del Manual de conocimientos culturales es la misma 300 preguntas para estudiar, de las cuales en el examen se enuncian para el candidato 25 y de las cuales hay que responder bien 15.

En concreto se han modificado 75 preguntas estando el Manual a disposición de todos en la web del Instituto Cervantes como ya hemos indicado. Para una mayor facilidad de estudio a los que tienen ya el Manual del 2016, procedemos a reseñar las preguntas modificadas. Hemos realizado un estudio comparativo de ambos manuales el del año 2016 y el del año 2018 y pasamos a indicarles las preguntas que han sido cambiadas. Esperamos no equivocarnos en su transcripción y que les sea útil el listado que a continuación reseñamos:



1.- Del Bloque 1000 ( Conocimiento del Gobierno, poderes e instituciones del Estado, leyes fundamentales y mecanismos de participación ciudadana ) , se han modificado las preguntas, 1005,1007,1008, 1009, 1010, 1011, 1012, 1013, 1014, 1032, 1034,1035, 1036, 1040, 1042, 1044, 1045, 1047 a 1062 ( ambas inclusive ), 1069, 1073, 1076, 1080. 10811083, 1084, 1087, 1094, 1095.1107, 1109, 1114, 1115, 1117,1118.

Este es el bloque que ha sufrido una modificación más importante introduciendo preguntas nuevas que se refieren a la separación de poderes, al Tribunal Constitucional, a las lenguas cooficiales de las Comunidades Autónomas, a organizaciones internacionales, Cortes Generales, Policías Autonómicas, entre otras.

2.- Del Bloque 2000 (Conocimiento sobre los deberes y derechos que comporta la nacionalidad española), se han modificado las preguntas, 2004, 2006, 2008, 2009, 2014, 2026, 2029,2033 y 2034.

3.- Del Bloque 3000 (Conocimiento de la organización territorial y geografía física y política de España), se han modificado las preguntas 3009, 3010,3013, 3014, 3019, 3022, 3023, 3024.

4.- Del Bloque 4000 (Conocimiento de las tradiciones, aspectos culturales y hechos históricos españoles relevantes), se han modificado las preguntas 4002, 4003, 4008, 4009, 4015, 4017, 4024,4028, 4031,4036.

5.- Del Bloque 5000 (Conocimientos de distintos aspectos de la vida cotidiana y comportamientos en sociedad. Conocimientos de trámites administrativos en España) se han modificado las preguntas siguientes: 5004, 5007, 5008, 5019, 5022, 5025,5026, 5029, 5030, 5032, 5033,5036, 5050, 5055, 5056, 5074, 5075,5080,5081.

Las dispensas para quienes han estudiado en España y realizado en nuestro país la secundaria obligatoria es la gran cuestión. La forma y manera de solicitar las dispensas a las pruebas no se encuentra determinada con carácter definitivo.

Por ello ante las consultas realizadas indicamos que si no existen inconvenientes para su realización es conveniente realizar las pruebas DELE A2 y CCSE porque esperar a la exención que debe conceder el Ministerio de Justicia, no el Instituto Cervantes, puede acarrear que se ralentice la tramitación de los expedientes. Llevamos aguardando la instrucción demasiado tiempo por ello es que ante su falta de publicación de momento es prudente proceder a examinarse. Es verdad que conlleva un gasto y tiempo para su preparación y examen, pero primando la prudencia, de momento esta es nuestra indicación. Informaremos una vez publicada la instrucción de dispensa.

Cumplir setenta años puede determinar la dispensa de las pruebas. Así ha sido para los sefardíes, acreditando la edad y su condición de sefardí en un acta de notoriedad realizada ante Notario, veremos qué sucederá para el resto de candidatos.

Una cuestión que igualmente viene preocupando mucho y de la que se reciben preguntas es la de qué sucede con aquellas personas que solicitada la nacionalidad española han cometido un ilícito penal que comporta la existencia de antecedentes penales.

Pues bien, la cuestión es que normalmente estas solicitudes de nacionalidad se deniegan por falta de cumplimiento del requisito de “buena conducta cívica “. En algunos casos e interpuestos los recursos han sido estimados. Previo estudio del caso, aconsejamos que es más prudente proceder a la cancelación de los penales y repetir el proceso. Aunque como les indico dependiendo del delito y de la condena algunos recursos están siendo estimados sobre todo si el individuo reúne factores de inserción social que compensen el ilícito penal cometido.

Se avanza considerablemente en el proceso de registro de las nacionalidades del 2015, e incluso, se ha procedido a algunas concesiones.

Compartir esta noticia:    



Con Permiso de Residencia en España, ¿puedo trabajar en cualquier país de la Unión Europea?

22/11/2017

Son muchas las consultas que se realizan en relación a la posibilidad de poder trabajar en el resto de países de la Unión Europea con el permiso de residencia que uno ha obtenido en España.

Inmediatamente la respuesta es que no se puede trabajar con un permiso obtenido en España, ya que tal y como se especifica, el permiso de residencia y trabajo que se obtiene en nuestro país sería solamente para poder residir y trabajar aquí.

Es necesario establecer que existe una posibilidad, solamente para aquellos extranjeros que han obtenido el permiso de residencia de larga duración, también llamado permanente. En este caso, y solamente una vez obtenido dicho permiso se podrá solicitar en la oficina de extranjería un permiso de residencia de larga duración UE. Con ese documento sí será posible poder desplazarse a cualquier país de la Unión Europea, y si se solicita en el país de destino una convalidación se podrá trabajar en ese lugar sin problema.

En el caso de que uno no tenga la residencia de larga duración en España, y por tanto no pueda hacer dicha convalidación, será necesario obtener el permiso de trabajo correspondiente en el país en el que se pretende trabajar, ya que de lo contrario no se podría acceder a ningún puesto de trabajo del otro estado miembro de la Unión Europea.

Establecido lo anterior, es necesario tener en cuenta que cada tipo de residencia obtenida en España tiene un periodo mínimo de ausencia en España, ya que en caso contrario se podría llegar a extinguir la misma.

Por lo tanto, es posible trabajar en otros países de la Unión Europea, siempre y cuando se cumplan los requisitos establecidos con anterioridad, pero siempre y cuando para cada residencia se tengan en cuenta los periodos de ausencia establecidos como máximo para que no se pueda extinguir posteriormente la misma.

Aunque ya lo he comentado en otras ocasiones, recordar que los periodos de ausencia permitidos varían según el tipo de residencia que uno tenga:

-Las residencias de un año o sus posteriores renovaciones permiten la ausencia máxima fuera de España en 6 meses en un año.

-La residencia de larga duración, permite como máximo la ausencia de nuestro país en máximo de 12 meses en el periodo de 5 años que dura la misma.

-En cuanto a la tarjeta de familiar de ciudadano de la Unión permanente se permite la ausencia del país en un plazo máximo de 2 años.

Teniendo en cuenta dichos periodos y cumpliendo con los requisitos mencionados con anterioridad, sería la única posibilidad para trabajar en otros países de la Unión Europea y no perder el permiso de residencia que se haya obtenido en España.

Además de lo establecido con anterioridad, también será necesario que aquellas personas que vayan a trabajar fuera de España, y que además tengan la solicitud de la nacionalidad española tengan en cuenta dichas circunstancias, y se recomienda que no salgan del país en más de unos 3 meses, ya que podrían requerir para cualquier trámite en relación al mismo y se podría perder la posibilidad de la obtención de la nacionalidad.



Aina Martorell Sabater.
Abogada, Colegiada nº 5497 ICAIB.
Telf: 699-51-90-64 / 971-66-60-54
Despacho: PalmAbogados.
Plaza Puerta de Santa Catalina, nº 21, Entlo. B.
Compartir esta noticia:    



¿Si me han denegado la tarjeta y he interpuesto un recurso puedo seguir trabajando?

09/11/2017

El reglamento de extranjería establece que las resoluciones que acuerden la denegación de las autorizaciones de residencia deben ser motivadas y establecer las causas por las que se produce dicha denegación así como los recursos que pueden interponerse, ante qué órgano y en qué plazos.


Si se produce la denegación de un permiso de residencia y trabajo, el recurso que puede interponerse es el de Reposición. Este recurso es resuelto por el mismo órgano que dictó la resolución y puede interponerse como máximo en un mes desde que fue notificado. Así, por ejemplo, si fue notificado el 25 de abril, deberá ser presentado como máximo el 25 de mayo. El plazo se cuenta desde la notificación, no desde que se dicta la resolución.


Pero si deniegan mi autorización de residencia e interpongo dicho recurso, ¿puedo seguir trabajando mientras éste se encuentra en trámite?


Es importante tener en cuenta que cuando nos deniegan la tarjeta de residencia, inmediatamente nos quedamos en situación irregular. Además, en la propia resolución donde se contemplan los motivos de denegación de nuestra autorización suele incorporar una cláusula de salida obligatoria, en la cual “se invita” al extranjero a abandonar el país en un plazo de 15 días.


Esto no quiere decir que no podamos interponer los correspondientes recursos (de reposición o contencioso-administrativo) que contempla nuestra normativa para rebatir los argumentos jurídicos en los que se ampara la Oficina de Extranjería para la emisión de una resolución desfavorable, para que así, se vuelva a estudiar el procedimiento y poder, en su caso, recuperara la titularidad de nuestra tarjeta, y por ende, la residencia legal en España.


En la práctica, suele ocurrir que en el momento de la denegación de nuestra tarjeta, el extranjero puede encontrarse en una situación de alta laboral, y se plantea el problema de ver su tarjeta denegada en vía de recurso sin saber si puede continuar con la relación laboral durante el proceso de tramitación del mismo.


Legalmente no podrían trabajar, ya que hasta que no se resuelva el recurso y recuperamos la tarjeta no se reactiva nuestro derecho de residencia legal y de trabajo en España.


Por lo general, en el momento de las denegaciones de autorizaciones de residencia y trabajo, la oficina de extranjería debe notificar al empleador la nueva situación del extranjero en España para que éste proceda a realizar la correspondiente baja laboral.


En la mayoría de los casos, esta comunicación no tiene lugar y el empleador no tiene conocimiento de la nueva irregularidad del trabajador, aún cuando el proceso se encuentra en vía de recurso. Por tanto, lo normal es que el extranjero siga trabajando hasta obtener la resolución y recupere su derecho de residencia y trabajo.


No obstante, sí que existe una forma de poder mantener nuestro derecho de residencia y trabajo mientras dure el proceso de resolución de nuestro recurso. En concreto, cuando interponemos un recurso contencioso-administrativo (vía judicial), podremos mantener nuestro derecho de residencia y trabajo siempre que se soliciten y concedan las correspondientes medidas cautelares en las que se solicita la suspensión de los efectos de la denegación hasta que se dicte la sentencia judicial que finalmente resuelva sobre el fondo del asunto. En este caso, el extranjero sí conservaría su derecho hasta el final del proceso.



Compartir esta noticia:    



Avanza la concesión de nacionalidades españolas solicitadas a finales de 2014 y principios de 2015

26/10/2017

Estos días la prensa nos sorprende con noticias tan curiosas como que Sir Colin Firth , actor británico que todos recordamos por Britge Jones o por su magistral interpretación en el “Discurso del Rey” (“The King’s Speech”2010) por la que obtuvo un Oscar de Hollywood, ha solicitado nacionalidad italiana.


Quién nos iba a decir que un ciudadano británico de un país que fue imperio hasta 1949 solicite la nacionalidad italiana u otra cualquiera nacionalidad europea. Las cosas han sido más sencillas para Sir Colin Firth al estar casado con una italiana. Nos encontramos con ciudadanos europeos que solicitan la nacionalidad de otro país de la UE porque no comulgan con la evolución de las políticas de su propio Estado.
En el caso de los británicos la causa que se encuentra detrás de la solicitud de otras nacionalidades es el “Brexit”.


Por el mismo motivo, leemos igualmente que ciudadanos británicos con vínculos familiares en la República de Irlanda renuevan sus pasaportes irlandeses e intentan extender dicha nacionalidad a sus hijos.
La cuestión es no incurrir en la pérdida de la ciudadanía europea que puede comportar el “Brexit”.


Este tema era impensable hace unos años donde nadie siendo ciudadano europeo se planteaba la solicitud de otra nacionalidad salvo por comodidad en el tema de documentación o por un traslado definitivo de residencia. Sin embargo, ahora nos encontramos con ciudadanos británicos que incluso desean adquirir la nacionalidad española.


Mientras todo esto sucede muchos de ustedes están recibiendo cartas del Ministerio de Justicia, en las que les indican el número de expediente de nacionalidad. Ya dijimos y repetimos, porque se siguen sucediendo dudas, que no se sorprendan porque la carta diga “su expediente ha tenido entrada en junio de 2017”, por ejemplo.
Esta es una expresión administrativa que en realidad indica que el expediente se ha grabado en esta fecha, pero estén tranquilos porque su expediente estaba en el Ministerio de Justicia muchísimo antes de la fecha indicada.


En relación a las solicitudes de nacionalidad española, cabe señalar que nos causan especial preocupación las solicitudes de aquellas personas que no saben leer ni escribir. A preguntas formuladas al Ministerio de Justicia éste ha contestado que se está pendiente de la publicación de la Instrucción que regulará los requisitos y los medios de prueba. Se prevén los siguientes casos para la dispensa del requisito de exámenes DELE y CCSE:

-Dispensa en caso de personas que no sepan leer o escribir
-Dispensa en caso de personas que adolezcan de dificultades de aprendizaje (incluiría a los mayores de 70 años)
-Dispensa de solicitantes que hayan estado escolarizados en España y superado la educación secundaria obligatoria


En esa Instrucción se establecen los requisitos y los medios de prueba. Además, estará disponible un formulario normalizado que deberán cumplimentar los interesados para solicitar la dispensa de este requisito. 
En consecuencia, hay que aguardar a que se publique dicha Instrucción para conocer el procedimiento a seguir en caso de solicitar la citada dispensa, por lo que no sabemos qué sucederá con las dispensas solicitadas antes de la publicación de la correspondiente Instrucción.


A pesar de no haber instrucción entendemos que dichas dispensas pueden solicitarse. En fin, que la Instrucción no llega y se hace necesario dar respuesta definitiva a personas con la legítima aspiración de convertirse en ciudadanos españoles. Compartir esta noticia:    



¿Qué ocurre con los familiares del extranjero que adquiere la nacionalidad?

26/10/2017

En relación a la pregunta que planteo, en primer lugar debemos tener en cuenta que el extranjero, residente legal en España, en el momento que adquiere la nacionalidad española deja de regularse por el régimen general. Es decir, este régimen se aplica a todos los extranjeros residentes legales en España y a sus familiares. Por tanto, el extranjero, deja de ser residente legal y adquiere la condición de ciudadano español con pleno reconocimiento de los derechos derivados de esta condición.

Por otra parte, y a diferencia del régimen general nos encontramos el régimen comunitario, que se aplica a los ciudadanos de un Estado miembro de la UE, de otro Estado parte del EEE o Suiza, así como a los familiares que se reúnan o le acompañen y vayan a residir en España por un periodo superior a tres meses. Una vez adquirida la nacionalidad española, todos los familiares del extranjero ahora nacionalizado, pasarán a regularse por este segundo régimen, puesto que adquieren la condición de familiares de ciudadanos comunitarios, y por tanto, el derecho a solicitar la correspondiente tarjeta comunitaria.

¿Qué ocurre en el caso del cónyuge?
El problema en este caso, podría plantearse si el matrimonio se hubiera celebrado en el extranjero, antes de que, el ahora español, hubiera adquirido la nacionalidad. En este caso, se trata de un matrimonio entre extranjeros, celebrado en el exterior, que no tiene acceso al Registro Civil de España, puesto que no es un hecho que afecte a un español ni que haya ocurrido dentro del territorio. Pero ahora, como consecuencia de la adquisición de la nacionalidad española de uno de los cónyuges, este matrimonio debe acceder al Registro Civil español para que tenga validez en España, y poder así, dejar acreditada la existencia del vínculo que permita al cónyuge extranjero, la obtención de la Tarjeta Comunitaria.

¿Qué ocurre en el caso de los hijos menores de edad?
Respecto a los menores de edad, al adquirir cualquiera de sus progenitores la nacionalidad, pasan a estar bajo la patria potestad de un ciudadano español que da lugar a un derecho de opción a la nacionalidad española, es decir, tendrán derecho a optar a la nacionalidad a través de una vía mucho más sencilla que la vía de la nacionalidad española por residencia: Nacionalidad por opción. No obstante, es importante saber que existe un plazo para poder hacer uso de este derecho. En concreto, se extingue a los dos años siguientes de cumplir, el interesado, la mayoría de edad. Este procedimiento se iniciaría a través del Registro Civil, e incluso, a través del registro consular si los menores se encontraran en el extranjero.

¿Puede el cónyuge solicitar la nacionalidad española por matrimonio?
Esta es una pregunta bastante frecuente y también un error, puesto que no existe ninguna vía de obtención de la nacionalidad española por matrimonio, es decir, el cónyuge extranjero podrá solicitar la nacionalidad española por residencia, dentro del procedimiento normal, y siempre que cumpla con los requisitos para ello. No obstante, presenta una ventaja, ya que el artículo 22.2 del Código Civil establece que:
“Bastará el tiempo de residencia de un año para… El que al tiempo de la solicitud llevare un año casado con español o española y no estuviere separado legalmente o de hecho” Por tanto, el cónyuge, en lugar de esperar a cumplir los plazos de residencia legal que se exigen según su país de origen, podrá beneficiarse de la reducción del plazo a un año para presentar su solicitud de nacionalidad española.

Compartir esta noticia:    




Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019