ASESORÍA
Se incrementa el número de autónomos extranjeros en España en los últimos diez años

26/09/2017

Según el análisis y el informe de la Asociación de Trabajadores Autónomos, desde 2008 hasta la actualidad, hemos perdido 162.406 profesionales autónomos.


Hoy son 3.256.166 trabajadores por cuenta propia y, aunque al inicio de la crisis se perdieron 400.000, se han ido recuperando poco a poco hasta alcanzar la citada cifra. Esto se debe, en gran parte a las mujeres que quieren contribuir en la familia.


Mientras que los autónomos varones se han reducido en un 8,8% desde mediados de 2008, las emprendedoras se han incrementado un 3,6%, hasta llegar a 1.152.066, es decir, que las mujeres representan el 35,4% de los autónomos en nuestro país, cuando en 2008 suponían el 32,5%. También coincide este incremento de las mujeres que terminan sus estudios universitarios.


Por su parte, los autónomos extranjeros también han registrado un aumento en los últimos diez años. En concreto, han crecido un 11,4%, pasando de representar un 7,7% del total en 2008 al 9,5% actual, con 190.253 profesionales autónomos extranjeros.


En España hay 1.2559.400 autónomos societarios, esto se refiere a los autónomos que son administradores de sociedades, lo que supone un aumento del 5,2% desde el inicio de la crisis, pasando de representar el 35% al 38,7%.


Las personas físicas que nos referimos a autónomo puro y duro, han pasado del 65% en 2008 al 61,3% actualmente. Además, de éstos, el 22,2% tienen empleados a su cargo. 43.439 autónomos emplean hoy día a 900.000 personas y cotizando por ellas siendo el motor de la economía básica de este país


En el informe también recoge que los sectores profesionales son los que más han aumentado en los últimos diez años y las actividades inmobiliarias, la educación y la sanidad.
El comercio con 23,4% de los autónomos le sigue los autónomos que se dedican a la agricultura con un 11,7% y los autónomos que se dedican a la construcción son un 10,8 %


Tenemos que dar una importancia bastante importe en lo que respecta a la edad, el 45,8% de los trabajadores por cuenta propia en nuestro país tiene entre 40 y 54 años, registrando un aumento de casi tres puntos en los últimos diez años. Los mayores de 55 años han pasado de representar el 23,2% al 25,8%, y los más jóvenes se han reducido. Todo ello pone de manifiesto que el autónomo español está envejeciendo y no hay muestras de relevo generacional a la vista.


La mejor noticia para la economía es que los negocios ya no cierran, y dos de cada tres tienen más de tres años de antigüedad, y uno de cada dos llevan más de cinco años en activo.




¿Qué ocurre si no me responden una solicitud de extranjería?

Por Legalcity

Uno de los problemas que nos encontramos habitualmente en trámites de extranjería (visados, solicitudes de autorizaciones iniciales, renovaciones, etc) es el retraso en que nos den respuesta a nuestras solicitudes.
Lo normal es que este retraso nos suponga problemas en el trabajo o para viajar, además de la incertidumbre que provoca el estar esperando una respuesta sin saber cuándo podrá llegar.
La norma establece un plazo para resolver las solicitudes, y cuando no se establezca un plazo máximo, éste será de tres meses. Pero, como sabemos, no es extraño que este plazo se supere sin haber recibido respuesta a nuestra solicitud.


¿Qué ocurre en estos casos?

Según las normas de extranjería, si solicito una autorización y ésta no es resuelta y notificada dentro del plazo legal, puede considerarse denegada (lo que se llama “silencio negativo”). Sin embargo esta denegación sólo surte efectos  a fin de interponer recurso, ya que la administración tiene obligación de resolver y el hecho de que resuelva fuera de plazo no significa que la resolución deba ser necesariamente negativa.
Es decir, que aunque se haya superado el plazo, si la solicitud cumple todos los requisitos, deberá recibirse finalmente una respuesta favorable.

El silencio positivo.

Pero en otros casos,  la ausencia de respuesta dentro del plazo legal supone que la solicitud debe considerarse estimada, (silencio administrativo positivo).
Esta figura es una especie de “castigo” a la Administración por no atenerse a los plazos legales. Es el caso, de las solicitudes de prórroga de autorización de residencia, renovación de las autorizaciones de residencia y/o trabajo, solicitud de autorización de residencia de larga duración y de larga duración UE, recuperación de autorización de residencia de larga duración, solicitud de modificación de la limitación territorial o de ocupación de las autorizaciones iniciales de residencia y trabajo, tarjeta de Residencia Temporal como Familiar de Ciudadano de la Unión y tarjeta de Residencia Permanente como Familiar de Ciudadano de la Unión.
En este caso, a diferencia del silencio negativo, una vez transcurrido el plazo máximo para resolver, la respuesta ya sólo podía ser positiva, incluso aunque no se cumplieran todos los requisitos para ello.

El cómputo no se interrumpe hasta que la resolución es notificada. Por tanto, aunque la fecha de resolución se encuentre dentro del plazo de tres meses, si la notificación es posterior, se debe entender que se ha producido el silencio administrativo.

Si por cualquier motivo, se recibiera una resolución negativa pasado el plazo, habría que interponer los recursos legales para que se reconociera nuestro derecho.
En caso de que transcurra el plazo para resolver, en estos supuestos puede solicitarse un certificado que acredite que se ha producido el silencio positivo y que, por tanto, la solicitud debe considerarse estimada. Este certificado debería emitirse en un plazo máximo de 15 días.



Compartir esta noticia:    



¿Sabían ustedes?

13/09/2017

Los casos de hijos o nietos de españolas que no transmiten la nacionalidad española por la Constitución de 1978, un típico ejemplo de desigualdad.
La adquisición de la nacionalidad española no sólo ocupa a aquellos que se encuentran residiendo en territorio español, sino que todavía en los consulados de España se encuentran asuntos sin resolver de aquellos descendientes de españoles que se acogieron a la denominada Ley de Memoria Histórica, la 52/2007. Dicha ley establecía en su Disposición Adicional Séptima : “Adquisición de la nacionalidad española. Las personas cuyo padre o madre hubiese sido originariamente español podrán optar a la nacionalidad española de origen si formalizan su declaración en el plazo de dos años desde la entrada en vigor de la presente disposición adicional. Dicho plazo podrá ser prorrogado por acuerdo de Consejo de Ministros hasta el límite de un año.”
Algunas personas han tardado muchísimos años en obtenerla por aquella vía debido a la multitud de peticiones en los consulados y al escaso personal para tramitar y resolver los correspondientes expedientes, además de las dificultades probatorias producidas porque en algunas ocasiones los documentos en España han tardado en ser localizados. Las nacionalidades van llegando para algunos. Sin embargo, la Ley no dio respuesta para los nietos cuando las españolas eran la abuela y la madre por cuanto las mujeres no transmitían la nacionalidad española con anterioridad a la Constitución de 1978. Pongamos un ejemplo Catalina nació en Villafranca, se marchó a Argentina como tantos, contrayendo matrimonio con un argentino. Al casarse con un ciudadano que no ostentaba la nacionalidad española Catalina perdió su nacionalidad. El código civil español decía en su artículo 22 : “ la mujer casada sigue la condición y nacionalidad de su marido “. Ahora lo leemos y nos parece increíble, pero así era.
Catalina tuvo hijos y los mismos optaron a la nacionalidad española no de origen ( Aquellas personas que estén o hayan estado sujetos a la patria potestad de un español y aquellas personas cuyo padre o madre hubiera sido español y hubiera nacido en España), con posterioridad a la entrada en vigor de la Constitución española, y posteriormente por la Ley del 2007 obtuvieron la nacionalidad española de origen.
Ahora bien, como todo esto se produce en línea materna los nietos de Catalina no han podido beneficiarse de la nacionalidad de origen de su madre y de su abuela. En la actualidad leemos comentarios sobre otras legislaciones y especialmente el trato que reciben las mujeres en las mismas, pues sin ir más lejos las españolas antes de 1978 como hemos dicho no transmitíamos la nacionalidad española. Ello ha provocado injusticias en lo que se refiere a la obtención de la nacionalidad española por parte de los nietos.
Es verdad que hay más supuestos que no quedaron cubiertos por la Ley 52/2007, pero este es verdaderamente clamoroso, porque en la misma línea de parentesco, nos encontramos con nietos que han podido acceder a la nacionalidad si el padre era el español.
Estas personas vienen a España, en concreto a Mallorca, algunos de ellos no han perdido sus raíces y siendo nietos de española e hijos de española no han podido acceder a la nacionalidad.
Es verdad que si quisieran establecerse en España la figura del arraigo familiar lo permite, pero la injusticia es patente. Así pues los nietos de españolas e hijos de españolas podrán establecerse en territorio español porque así lo determina el art. 124 3 del RD 557/2001 Por arraigo familiar:b) Cuando se trate de hijos de padre o madre que hubieran sido originariamente españoles. Tendrán que residir en España para beneficiarse de su condición de hijos de española de origen y con un año de residencia legal y continuada podrán solicitar su nacionalidad española. Pero esto no es lo que quisieran, lo que desean los hijos de “españolas “es ostentar la nacionalidad desde el otro lado del Atlántico como otros hijos de “españoles“ lo vienen haciendo. Hay propuestas de solución para este y otros supuestos, veremos si con el tiempo estos asuntos se resuelven definitivamente.
Pero todavía hay supuestos con más dificultad, el de aquellos hijos de españoles que no han podido probar la nacionalidad de su padre o madre por la carencia de un certificado de nacimiento expedido por un registro civil español. Hubo supuestos por lo que nos consta en Canarias o en Galicia en que los padres bautizaban a sus hijos y marcharon a América sin inscribir su nacimiento o dicha inscripción por lo que sea se perdió. Eso sí, se llevaron la partida de bautismo de los hijos. Además estas partidas han sido convenientemente custodiadas por los obispados, pero estos supuestos no han servido para solicitar la nacionalidad de origen de los hijos. Se tiene la certeza del nacimiento en España y del bautismo, pero no existe o se perdió la inscripción. No ha servido de nada que el “español” viviera toda la vida como extranjero en Argentina, Cuba o Venezuela, que constase en su certificado de matrimonio en el extranjero su nacionalidad española, que incluso en su certificado de defunción constara que era español. No consta inscripción de nacimiento y este es el documento fundamental.
Por lo que se refiere a los solicitantes de nacionalidad por residencia en España durante el 2015, avanzamos que se encuentran ya grabados los expedientes más o menos hasta mayo de aquel año. Es verdad que alguno puede estar pendiente, pero la grabación se está produciendo. Queda por ver una vez que estén a disposición de la Dirección de los Registros y del Notariado cuánto tiempo tardarán en resolverse.


Compartir esta noticia:    



Ayuda de 400 euros al mes para desempleados de larga duración o con responsabilidades familiares (PLAN PREPARA) cesó el pasado 15 de agosto

13/09/2017

Los jóvenes sin empleo y sin responsabilidades familiares los más perjudicados
¿Por qué se ha complicado la renovación de esta ayuda?
Según la última prórroga aprobada del PLAN PREPARA esta ayuda estaría vigente hasta el pasado 15 de agosto de 2017. Desde 2011 el Servicio Público de Empleo había ido renovando esta ayuda cada seis meses y se han beneficiado de ella casi un millón de desempleados. Sin embargo la última prórroga no se ha producido. ¿Cuál es el motivo? ¿Se puede pedir el Prepara en este momento?. Lo explicamos a continuación.

Las singularidades
del Plan Prepara
El Plan Prepara es una ayuda extraordinaria, junto con la Renta Activa de Inserción (RAI) y el Programa de Activación para el Empleo (PAE). Son ayudas que no forman parte de los subsidios ordinarios que están garantizados en la Ley General de la Seguridad Social y que tienen su propia normativa y requisitos.  Surgen para intentar dar cobertura a colectivos muy específicos que ya no pueden acceder a la protección asistencial de los subsidios por desempleo. En concreto, el Plan Prepara facilita durante seis meses una ayuda de 400 o 450 euros a desempleados de larga duración o con responsabilidades familiares que, en ambos casos, acaben de agotar el último subsidio o prestación contributiva.  

Los objetivos
no se han cumplido
El Plan Prepara tiene una naturaleza jurídica complicada. No es propiamente una ayuda asistencial, sino una subvención económica para que las personas en situación de desempleo puedan recibir formación especializada durante seis meses, con la expectativa de lograr su reinserción en el mercado laboral.
Sin duda eran buenas intenciones que la realidad echó rápidamente por tierra: el actual sistema de formación para el empleo no dispone de recursos suficientes, ni infraestructura, ni planificación adecuada para impartir formación de calidad que logre recolocar en seis meses a  los desempleados de larga duración. Así, los desempleados que solicitaban esta ayuda se encontraban con los mismos cursos de formación de siempre y en algunos casos, ni tan siquiera había presupuesto suficiente y el curso era sustituido por sesiones de orientación para el empleo. El Prepara se convirtió, de este modo, en una simple ayuda económica de seis meses de duración. Además, los pagos de esta ayuda siempre han sufrido retrasos al no depender de la Seguridad Social, sino de una partida del Ministerio de Hacienda, como una subvención más.

La sentencia del
Tribunal Constitucional sobre el Plan Prepara
Por si fuera poco, al fracaso de su objetivo de reinserción laboral y a los problemas de gestión de los pagos, se suma la reciente sentencia del Tribunal Constitucional, que afirma que esta ayuda estatal invade competencias autonómicas y declara la nulidad de algunos artículos de la ley del Plan Prepara. La sentencia del Tribunal Constitucional obliga a un acuerdo entre el gobierno y las Comunidades Autónomas y esta parece ser la mayor dificultad en este momento. El Gobierno, por lo tanto, traslada al 4 de septiembre los trabajos de la Mesa del Plan de Choque por el Empleo, para revisar el sistema de protección para los desempleados de larga duración.

¿Quiénes pueden
pedir el Plan Prepara
en este momento?
Desde un punto de vista legal y según la última renovación aprobada en el BOE, la ayuda ha estado vigente hasta el pasado 15 de agosto, inclusive.
La norma indica que la última prórroga del Prepara será de aplicación a “las personas desempleadas por extinción de su relación laboral e inscritas como demandantes de empleo en las Oficinas de Empleo que, dentro del período comprendido entre los días 16 de febrero y 15 de agosto de 2017, ambos inclusive, agoten la prestación por desempleo de nivel contributivo y no tengan derecho a cualquiera de los subsidios por desempleo establecidos en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, o bien hayan agotado alguno de estos subsidios, incluidas sus prórrogas, y reúnan el resto de los requisitos establecidos en el Real Decreto-ley 23/2012, de 24 de agosto.”
Los problemas surgirán con quienes cumplan los requisitos de la ayuda a partir del 16 de agosto, es decir, aquellos casos en los que se termina la prestación o el subsidio por desempleo del 16 de agosto en adelante, ya que en estos casos la ayuda ya no está vigente y aunque se ha mencionado la posibilidad de que el gobierno apruebe la renovación con efecto retroactivo, aún no hay nada en firme y todo son especulaciones.
Quienes más pueden sufrir la desaparición del Plan Prepara son los jóvenes desempleados de larga duración sin hijos ni cónyuge a cargo, ya que las otras dos ayudas extraordinarias (RAI y PAE) exigen en el caso de la primera, tener más de 45 años (o encontrarse en situación discapacidad, violencia de género o emigrante retornado) y en el caso del PAE, además de ser parado de larga duración, tener responsabilidades familiares.


Compartir esta noticia:    



¿Qué ocurre cuando no responden a una solicitud en la oficina de extranjería?

13/09/2017

Cuando el retraso en contestar una solicitud nos puede beneficiar.
Uno de los problemas que nos encontramos habitualmente en trámites de extranjería, por ejemplo, visados, solicitudes de autorizaciones iniciales, renovaciones, es el retraso en que nos den respuesta a nuestras solicitudes.
Lo normal es que este retraso nos suponga problemas en el trabajo o para viajar, además de la incertidumbre que ocasiona estar esperando una respuesta sin saber cuándo podrá llegar.
La norma establece un plazo para resolver las solicitudes, y cuando no se condicione un plazo máximo, éste será de tres meses. Pero, como sabemos, no es extraño que este plazo se supere sin haber recibido respuesta a nuestra solicitud.
 
¿Qué ocurre en estos casos?
Según las normas de extranjería, si solicito una autorización y ésta no es resuelta y notificada dentro del plazo legal, puede considerarse denegada (lo que se llama “silencio negativo”). Sin embargo esta denegación sólo surte efectos  a fin de interponer recurso, ya que la administración tiene obligación de resolver y el hecho de que resuelva fuera de plazo no significa que la resolución deba ser necesariamente negativa.

Es decir, que aunque se haya superado el plazo, si la solicitud cumple todos los requisitos, deberá recibirse finalmente una respuesta favorable.

El silencio positivo
Pero en otros casos,  la ausencia de respuesta dentro del plazo legal supone que la solicitud debe considerarse estimada, (silencio administrativo positivo).
Esta figura es una especie de “castigo” a la Administración por no atenerse a los plazos legales.
Es el caso, de las solicitudes de prórroga de autorización de residencia, renovación de las autorizaciones de residencia y trabajo, solicitud de autorización de residencia de larga duración y de larga duración UE, recuperación de autorización de residencia de larga duración, solicitud de modificación de la limitación territorial o de ocupación de las autorizaciones iniciales de residencia y trabajo, Tarjeta de Residencia Temporal como Familiar de Ciudadano de la Unión, Tarjeta de Residencia Permanente como Familiar de Ciudadano de la Unión.
En este caso, a diferencia del silencio negativo, una vez transcurrido el plazo máximo para resolver, la respuesta ya sólo podía ser positiva, incluso aunque no se cumplieran todos los requisitos para ello.
El cómputo no se interrumpe hasta que la resolución es notificada. Por tanto, aunque la fecha de resolución se encuentre dentro del plazo de tres meses, si la notificación es posterior, se debe entender que se ha producido el silencio administrativo.
Si por cualquier motivo, se recibiera una resolución negativa pasado el plazo, habría que interponer los recursos legales para que se reconociera nuestro derecho.
En caso de que transcurra el plazo para resolver, en estos supuestos puede solicitarse un certificado que acredite que se ha producido el silencio positivo y que, por tanto, la solicitud debe considerarse estimada. Este certificado debería emitirse en un plazo máximo de 15 días.
Reagrupar a un hijo mayor de edad
Muchas veces tenemos dudas de si es posible reagrupar a un hijo mayor de edad cuando se está en régimen general con una autorización de residencia renovada.
Desafortunadamente no, pues la ley de extranjería no permite reagrupar a hijos que sean mayores de 18 años. Para ser posible deberían ser menores. Pero ello no significa que no existan otras vías, pues al contar una autorización renovada, se le podría hacer una oferta de trabajo a ese hijo que se encuentra en el país de origen (autorización de residencia y trabajo inicial), y no habría que tener en cuenta la Situación Nacional de Empleo, considerándose al hijo como “extranjero preferente” en la ley, al tener a su madre residiendo legalmente en España.
Es decir, que no existe riesgo de que nos denieguen el procedimiento tomando como justificación la Administración de que existe mucha gente en el paro y por ello no se puede contratar a un extranjero.


Compartir esta noticia:    



¿Puedo renovar mi tarjeta cuando ha caducado fuera de España?

13/09/2017

Otra de las preguntas frecuentes que me hacen es si se podría hacer la renovación desde el extranjero. En principio, la normativa de extranjería no impide que pueda hacerse el trámite de renovación desde fuera de España.
Parece claro que si no estamos en España, la presentación de la renovación del permiso de residencia difícilmente podrá realizarse de forma personal o presencial. Pero ello no impide por ejemplo, que pueda realizarse el trámite por sede electrónica, de forma telemática o bien, por registro público o por el propio registro del consulado español en nuestro país.
El problema no se plantea por el hecho de poder hacer o no la renovación, porque en principio no plantearía ningún inconveniente al poder iniciar el procedimiento por cualquiera de las vías mencionadas, incluso autorizando a un abogado para que presente la solicitud de renovación por nosotros en España.
El problema real lo encontramos en el hecho de que nuestra tarjeta ya está caducada, y aunque finalmente nuestra solicitud de renovación sea resuelta favorable, nos encontraremos con dificultades para volver a efectuar la entrada en España y hacer el trámite de huella para la expedición de la nueva tarjeta.
Es decir, para retornar se nos pueden presentar ciertas dificultades al no poder acreditar nuestra residencia efectiva en España (ya que nuestra tarjeta actual está caducada), por lo que en determinados casos necesitaremos solicitar un visado que nos permita volver a entrar.
Otra cuestión importante a tener en cuenta es que nuestra renovación estará condicionada al tiempo que hemos permanecido fuera de España, porque nuestra normativa establece unos plazos de ausencias permitidos según la autorización de residencia de la que seamos titular, y el superar estos plazos, conllevaría a una extinción de la misma. Y esta causa de extinción será, a su vez, un motivo de denegación de nuestra renovación, independientemente de que se tramite desde el extranjero o en España.

Precauciones a tomar

Por todo lo expuesto, y para evitar problemas para renovar nuestra autorización, es importante tomar ciertas precauciones antes de salir de España con la tarjeta a punto de caducar:

-Solicitar una autorización de regreso, el cual nos permitirá realizar la salida y el posterior retorno cuando nuestra autorización se encuentre en proceso de renovación.
-Tener en cuenta los plazos de ausencia permitidos por nuestra normativa para o recaer en una causa de extinción de nuestro permiso de residencia.
-Si estamos ya en el extranjero y vemos que nuestra tarjeta está a punto de caducar, intentar retornar a España antes de que caduque y poder realizar la renovación desde aquí.
-Tener un buen asesoramiento para conocer los procedimientos y requisitos de renovación según la autorización de la que seamos titulares, porque no solo cambian los plazos de ausencia permitidos para cada autorización, sino que, por ejemplo, si somos titulares de una tarjeta de larga duración, la renovación es presencial (toma de huellas) y con fecha posterior a la caducidad de la misma, de forma que deberíamos efectuar la entrada antes de que caduque para no tener problemas al retornar y una vez en España, hacer la correspondiente renovación.


Compartir esta noticia:    



Pensiones por Convenio Bilateral expande su radio de acción hasta Madrid

13/09/2017

Los positivos resultados obtenidos en Mallorca han hecho eco en la península para atender los casos de pensionados o futuros jubilados que estén interesados en comenzar los trámites burocráticos.
La empresa Pensiones por Convenio Bilateral (PCB) que funciona con éxito en Mallorca expande sus servicios a Madrid debido a las positivas experiencias con los trámites realizados a ciudadanos que se han acogido a los acuerdos bilaterales de ley entre España con Argentina, Colombia, Ecuador y Bolivia, entre otros países.
Las buenas recomendaciones surgidas desde Palma ha hecho que varios usuarios de Madrid hayan llamado a solicitar cita para ser asesorados e iniciar el trámite jubilatorio, o por lo menos saber de primera mano en qué situación se encuentra la hoja de vida laboral.

Por ello, Patricia Oteiza, directora de PCB viajará a Madrid este 20 de septiembre a prestar asesoría en la calle Velásquez 15, 1º derecha.

“Atenderemos con personal cualificado de Madrid y tramitaremos desde ahora las peticiones que se presenten. Hemos recibido bastantes solicitudes en Mallorca y por este motivo hemos decidido abrir la oficina en la capital española”, dice Oteiza.
Las pensiones por convenio bilateral revisten para los países diferentes mecanismos, por ejemplo, en España y Argentina se suman los años aportados para obtener la pensión. En España los requisitos de aporte mínimo para una mujer es de 15 años con más de 65 años, mientras que en Argentina se pide un mínimo de 30 años de aportes y 60 años de edad para jubilarse.
Si una señora aportó 20 años en España y 10 en Argentina se realizan los trámites desde INSS de España y puede cobrar desde los 60 años que aportó en Argentina y seguir trabajando en España hasta los 65, edad en la que se podrá jubilar.
PCB también gestiona inscripciones de divorcios, sucesiones, partidas de nacimiento y pensiones de viudedad.  Vale resaltar que en Argentina, Ecuador, Bolivia y Colombia tenemos Abogados colaboradores, especializado en diferentes áreas del derecho.
Para cita en PCB comunicarse con el 628 47 89 14/ 971 720 860
Calle San Miguel 30, cuarto A.


Compartir esta noticia:    



Tarjeta comunitaria:
familiares de españoles
sí necesitan
medios económicos

26/08/2017

Cada quien es libre de pensar y escribir lo que sea. El divino precio de la democracia y de los avances tecnológicos.Todos somos un mundo diferente, e indudablemente, las personas de bien debemos rechazar y repudiar cualquier acto violento. Si bien la impunidad no puede campar a sus anchas y el terrorismo debe ser castigado y combatido por el aparato de justicia en un Estado de derecho, también es cierto que no se puede caer en la trampa de los violentos.
Leyendo los comentarios y respetando la forma de pensar de cada uno, es evidente que la epidemia del odio se está extinguiendo como un cáncer que devora a la humanidad. Ya existen dos bandos, el objetivo de quienes pretendían sembrar el terror no sólo está triunfando, sino está llevando a la gente de bien al terreno de ellos.
El odio atrae odio y la violencia verbal o física multiplicará la violencia, se están saliendo con la suya, divide y vencerás. No nos espera nada bueno, ya no solo es preocupante el futuro, sino el presente de las nuevas generaciones propensas a dejarse influenciar y aplastar por las tendencias ideológicas de cualquier vertiente. Simplemente pensemos en nuestros jóvenes y lo que les espera.
Plaga universal
Por la cercanía repudiamos lo sucedido en Barcelona. Pero nos olvidamos del reciente atropello masivo protagonizado esta semana por un neonazi en Charlottesville, Virginia (USA) que causó un muerto y varios heridos.
En esta noticia con amplia difusión internacional los protagonistas fueron miembros del Ku Klux Klan identificados como grupos ultranacionalistas, cuyo único mundo para ellos es de la supremacía blanca.
Esta concentración ha sido calificada como el de mayor odio en décadas en USA, un país aparentemente defensor de los derechos humanos e intervencionista por naturaleza en conflictos ajenos, pero donde a la vez es permitido este tipo de prácticas. Me parece contradictorio.
Discurso hipócrita en el que Trump en un comienzo se hizo el de la vista gorda, pero arrinconado por la presión mediática rectificó. Demasiado tarde después de que hay muertos de por medio y se muestra totalmente permisivo a estos exabruptos.
En todas partes se cuecen habas, no hay terroristas ni de primera ni de segunda. Ni sus víctimas son escogidas de acuerdo a sus prácticas religiosas, ideologías o procedencia
> Incordiando en medio de una tragedia
La Vanguardia: “Josep Lluís Trapero contestaba a una pregunta en catalán, cuando unos periodistas tacharon su gesto. La respuesta del ‘major’ de los Mossos d’Esquadra fue: “Si me hacen la pregunta en catalán contesto en catalán y si me la hacen en castellano la contesto en castellano”.
Me parece una respuesta sensata y respetuosa, peor sería que se hubiese negado a utilizar cualquiera de los dos idiomas.
Vivimos una tragedia y nos agarramos a estupideces, los cuerpos de seguridad estatales, autonómicos y locales son los verdaderos héroes (exponen sus vidas y velan por nuestra seguridad), no solamente por un hecho concreto, siempre lo ha sido, a pesar de que muchos se cuelguen medallas ajenas de cara a la galería
Políticas de integración
Hace un par de años una política me respondía en una entrevista que el proceso de integración en Baleares apuntaba a la normalización de los ciudadanos en la sociedad de acogida. La justificación era que “casi todos tenían papeles en regla”. Esa respuesta me dejó muy pensativo.
La integración no pasa por tener o no la situación administrativa en regla, sino acercar a los nuevos ciudadanos a las administraciones e involucrarlas en proyectos que eviten a toda regla los guetos y exclusión social. Y cuando me refiero a políticas de integración social no insinúo subvenciones o ayudas para nadie, simplemente que los políticos se involucren más y conozcan la problemática de la ciudadanía, desde hace varias legislaturas el tema del tejido asociativo a nivel de inmigración se ha descuidado en Baleares, no es la primera vez que pongo este asunto sobre la mesa.


Compartir esta noticia:    



¿Las parejas de hecho pueden recibir ayudas por desempleo?

12/08/2017

PALMA DE MALLORCA, 11 Agost. (BSF)-

Hay un gran número de familias en las que no existe matrimonio entre los padres. ¿Afecta esto a los derechos a la hora de recibir una prestación por desempleo? ¿Tiene los mismos derechos un matrimonio que una pareja de hecho?

Pareja de hecho que convive en un mismo domicilio y no tiene hijos.

Si no tienen hijos en común, aunque la pareja conviva en el mismo domicilio y uno dependa económicamente del otro, la legislación considera que no existen responsabilidades familiares.

En el caso de las parejas de hecho sin hijos, no se considera carga familiar a quien se encuentra unido al solicitante o beneficiario del subsidio a través de una mera unión de hecho o convivencia, con independencia de que dicha pareja de hecho figure inscrita o no en el correspondiente registro.

Sin embargo, en un matrimonio, sea civil o religioso, uno de los dos puede pedir un subsidio con responsabilidades familiares si su cónyuge depende económicamente de sus ingresos. Si únicamente son pareja de hecho, no es posible pedir este tipo de ayudas familiares, aunque estén inscritos en el registro correspondiente.

Pareja de hecho que convive en un mismo domicilio y tiene hijos

Las parejas de hecho pueden acreditar cargas familiares para pedir ayudas y subsidios por desempleo, cuando tengan hijos en común. Es decir, la protección es la misma para un hijo nacido de un matrimonio que de una pareja de hecho.

Veamos un ejemplo: Juan y María son pareja de hecho, llevan varios años viviendo juntos y tienen un niño. Si Juan se queda en paro y agota su prestación por desempleo, podrá pedir el subsidio de ayuda familiar porque tiene un hijo, aunque sea de una relación no matrimonial.
En estos casos, la unidad de convivencia está formada por la pareja de hecho (inscrita o no en el correspondiente registro) y por sus hijos comunes menores de 26 años, o mayores incapacitados, o acogidos por ambos.

Pareja de hecho con hijos comunes, pero sin convivencia

En caso de que no exista convivencia entre los miembros de la pareja de hecho, pero tengan hijos en común, se aplican los mismos criterios establecidos para los supuestos de separación o divorcio de los matrimonios:
Para que cualquiera de los miembros de la pareja de hecho pueda solicitar una ayuda o subsidio con responsabilidades familiares por los hijos en común, el Servicio Público de Empleo solicita que se aporte una resolución judicial o convenio regulador en el que se haya fijado la pensión de alimentos para los hijos o cualquier otro documento que demuestre que sostiene económicamente al hijo.

Las parejas de hecho pueden alegar la existencia de cargas familiares cuando haya hijos en común, pero no pueden alegar como carga familiar a su pareja de hecho.

En todo lo que se refiere a prestaciones por desempleo, aunque la pareja se encuentre inscrita en un Registro de Parejas de Hecho, no se equiparan sus derechos a los de un matrimonio. Únicamente se puede hablar de mismos derechos de protección con la existencia de hijos en común. Compartir esta noticia:    



Las órdenes de alejamiento

11/08/2017

PALMA DE MALLORCA, 11 Agost. (BSF)-

Por legalcity

Las órdenes de alejamiento se dan en las situaciones dónde existe un peligro a la integridad física de una persona, ya sea hombre o mujer. Dónde más se utiliza es en el ámbito de la violencia doméstica, dónde uno de los cónyuges es maltratado por el otro y existe peligro de de que su integridad física se vea dañada o peligro de muerte, y por tanto el juez le pone una orden de alejamiento a la persona que ejerce el daño.

La ley confía en que esa persona no va a quebrantar la orden de alejamiento, si la policía detecta por algún medio que esa orden se está violando, que ha incumplido la distancia de alejamiento lo pueden detener y lo pueden procesar por un delito de quebrantamiento de condena.

En este sentido, cundo esto se detecta, no hay una ejecución de la orden de alejamiento si no que hay una acusación nueva por haber quebrantado la orden anterior. Compartir esta noticia:    



¿Puedo renovar mi tarjeta cuando ha caducado fuera de España?

26/07/2017

PALMA DE MALLORCA, 26 Jul. (BSF)-

En un principio la normativa de extranjería no impide que pueda hacerse el trámite de renovación desde fuera de España.

Parece claro, que si no estamos en España, la presentación de la renovación del permiso de residencia difícilmente podrá realizarse de forma personal o presencial. Pero ello, no impide por ejemplo que pueda realizarse el trámite por sede electrónica, de forma telemática o bien, por registro público o por el propio registro del consulado español en nuestro país.

El problema no se plantea por el hecho de poder hacer o no la renovación, porque en principio no plantearía ningún problema al poder iniciar el procedimiento por cualquiera de las vías mencionadas, incluso autorizando a un abogado para que presente la solicitud de renovación por nosotros en España.

El problema real lo encontramos en el hecho de que nuestra tarjeta ya está caducada, y aunque finalmente nuestra solicitud de renovación sea resuelta favorable, nos encontraremos con dificultades para volver a efectuar la entrada en España y poder hacer el trámite de huella para la expedición de la nueva tarjeta.

Es decir, para poder retornar se nos pueden presentar ciertas dificultades al no poder acreditar nuestra residencia efectiva en España (ya que nuestra tarjeta actual está caducada), por lo que en determinados casos necesitaremos solicitar un visado que nos permita volver a entrar.

Otra cuestión importante a tener en cuenta es que nuestra renovación estará condicionada al tiempo que hemos permanecido fuera de España, porque nuestra normativa establece unos plazos de ausencias permitidos según la autorización de residencia de la que seamos titular, y el superar estos plazos, conllevaría a una extinción de la misma. Y esta causa de extinción será, a su vez, un motivo de denegación de nuestra renovación, independientemente de que se tramite desde el extranjero o en España.

Por todo lo expuesto, es importante tomar ciertas precauciones antes de salir de España con la tarjeta a punto de caducar:

-Solicitar una autorización de regreso, el cual nos permitirá realizar la salida y el posterior retorno cuando nuestra autorización se encuentre en proceso de renovación.

-Tener en cuenta los plazos de ausencia permitidos por nuestra normativa para o recaer en una causa de extinción de nuestro permiso de residencia.

-Si estamos ya en el extranjero y vemos que nuestra tarjeta está a punto de caducar, intentar retornar a España antes de que caduque y poder realizar la renovación desde aquí.

-Tener un buen asesoramiento para conocer los procedimiento y requisitos de renovación según la autorización de la que seamos titulares, porque no solo cambian los plazos de ausencia permitidos para cada autorización, sino que, por ejemplo, si somos titulares de una tarjeta de Larga duración, la renovación es presencial (toma de huellas) y con fecha posterior a la caducidad de la misma, de forma que deberíamos efectuar la entrada antes de que caduque para no tener problemas al retornar y una vez en España, hacer la correspondiente renovación.

Todo lo expuesto hasta el momento se basa en el contenido de la normativa aplicable, y como supuestamente debería derivar de la aplicación de la misma en la práctica, pero sí que será necesario analizar cada caso en concreto para poder recomendar la mejor vía. El objetivo, es poder solucionar la necesidad de renovar una tarjeta de residencia cuando se está fuera del país, ya que tiene mucho que ver el tiempo de residencia que uno tenga, el tiempo que hace que la tarjeta está caducada, o el tiempo que le queda aún de vigencia, son circunstancias importantes para poder establecer en concreto la solución correcta.

Aina Martorell Sabater.
Abogada, Colegiada nº 5497 ICAIB.
Telf: 699-51-90-64 / 971-66-60-54
Despacho: PalmAbogados.
Calle Josep Tous i Ferrer, nº 3, 2º-1ª Compartir esta noticia:    




Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019