El empadronamiento de extranjeros en España, una obligación y un derecho, sea cual sea su situación legal en España

12/04/2017

Como bien saben todas las personas extranjeras al poco de llegar a España, uno de los primeros trámites que se realizan es el de empadronamiento en el Municipio de residencia.
El empadronamiento no es más que el registro donde constan todas las personas, vecinos, que residen habitualmente en un municipio concreto. Corresponde a los Ayuntamientos su creación, mantenimiento, revisión y custodia, y al Instituto Nacional de Estadística de España (INE) la coordinación de los padrones de todos los municipios. 

Empadronarse, pues, no es sólo un derecho de toda persona residente en un Municipio, sino que es una obligación y en caso de cambio de residencia está obligada a solicitar por escrito el alta en el Padrón del nuevo municipio, comunicando en la solicitud el municipio o país de procedencia. Esto incluye también a las personas extranjeras, con independencia de su situación legal o administrativa en España.  Incluso, la ley permite que se empadrone a personas sin domicilio, a través de los Servicios Sociales Municipales del ayuntamiento concernido.


El hecho de empadronarse, debe quedar claro, no otorga ningún derecho de residencia legal en España.  Pero es un documento necesario para muchos trámites como la escolarización de menores, obtención de becas, asistencia sanitaria, transporte o tramitar ayudas sociales, o incluso para ejercer los derechos políticos quienes los tengan reconocidos, entre otros.


Además, el empadronamiento sí puede ser un documento de gran utilidad en ciertos procedimientos que deben afrontar personas extranjeras por su situación de inmigración, como la autorización de residencia por arraigo, pues es una prueba de la permanencia en España que es uno de sus requisitos imprescindibles.


A pesar de ello, en ocasiones nos encontramos con Ayuntamientos que ponen obstáculos para empadronar a personas extranjeras, especialmente si no tienen autorización de residencia en España, bien denegando el empadronamiento, bien solicitando documentación que no se pide a los vecinos españoles.


Este comportamiento no es admisible ni se ajusta a la normativa vigente en la materia con lo que, en el caso de que te encuentres en una de estas situaciones, te aconsejamos que busques asesoramiento para defender tu derecho a estar empadronado en tu Municipio de residencia.


No obstante, hay que recordar que la finalidad del empadronamiento es reflejar una situación de hecho, por lo que no es recomendable empadronarse en un domicilio donde no se vive habitualmente. Este hecho, en el caso de personas extranjeras, se considera una infracción grave de la Ley de Extranjería, de la que sería responsable el titular del domicilio, que podría ser sancionado por ello con multa de 501 hasta 100.000 euros.
A continuación podrás acceder a otros enlaces con más información de interés, como el buscador de







Otra forma de adquirir la nacionalidad distinta a la vía de la residencia legal.



Aunque el procedimiento más habitual para obtener la nacionalidad española es mediante la solicitud de nacionalidad por el cumplimiento de determinados períodos de residencia legal y continuada en España, existen otras formas de obtener la nacionalidad en ciertos casos.  Una de estas vías es la de nacionalidad española por opción.

Podrán adquirir la nacionalidad española por esta vía las siguientes personas:

a) Personas que estén o hayan estado sujetos a la patria potestad de un español.
Este es el caso más habitual, siendo el caso de personas cuyo padre o madre ha obtenido la nacionalidad española mientras ellos son menores de edad.
En este caso, la opción se podrá solicitar hasta que se cumplan los 20 años.

b) Personas cuya determinación de la filiación (la determinación de la filiación significa establecer quiénes son los padres de una persona) o nacimiento en España se produzca después de los dieciocho años de edad. 
En este supuesto, el plazo para optar a la nacionalidad es de dos años desde que se determina la filiación o el nacimiento.

c) Personas cuya adopción por españoles se produzca después de los dieciocho años de edad. 
En este caso el derecho a optar existe hasta que transcurra el plazo de dos años a partir de la constitución de la adopción.

d) Personas cuyo padre o madre hubiera sido español y hubiera nacido en España.
En este caso no existe ningún límite de edad para realizar la declaración de opción.

¿Quiénes pueden realizar la declaración de opción?

Si quién tiene derecho a la opción fuera menor de edad o incapacitado, la declaración de opción se realizará por el representante legal del optante. 

Para hacerlo necesitará obtener previamente la autorización del Encargado del Registro Civil, previo dictamen del Ministerio Fiscal.

Si el interesado es mayor de catorce años, lo hará el mismo asistido de su representante legal.

El incapacitado, si así se lo permite la sentencia de incapacitación.

El interesado si está emancipado. 

¿Dónde se presenta la solicitud? ¿Puede solicitarse por Internet?

La solicitud debe presentarse ante el Registro Civil del domicilio del interesado o de su representante, según el caso.

Es importante recordar que la solicitud en estos casos puede presentarse también fuera de España, ante un Consulado de España, ya que no se exige tener residencia legal en España para obtener la nacionalidad por esta vía.

Este trámite no se puede realizar de forma telemática, pues esto sólo es posible para la solicitud de nacionalidad española por residencia.

¿Hay que pagar tasas o hacer algún examen?

El procedimiento de nacionalidad por opción no requiere realizar ningún examen de conocimientos de español ni de conocimientos constitucionales ni socioculturales.

Tampoco se exige el pago de ninguna tasa por iniciar este procedimiento.

¿Debo renunciar a mi nacionalidad si obtengo la nacionalidad española por esta vía?

Al igual que en la solicitud de nacionalidad por residencia, cuando se adquiere la nacionalidad por opción debe renunciarse a la anterior nacionalidad, salvo en los siguientes casos:

- Menores de 14 años.
- Nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal.
- Sefardíes.

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019