Pros y contras de la doble nacionalidad

28/04/2017

¿Alguna vez has pensado en la doble nacionalidad, y el acto de convertirte en un ciudadano de más de un país? La doble ciudadanía es perfectamente legal en algunos casos e ilegal en otros.

¿Por qué?

Esto generalmente se debe a lo que se describe como la deslealtad o algún tipo de conflicto de interés a nivel internacional. Algunos países no tienen ningún problema con este escenario. Puedes tener doble ciudadanía en Canadá y los Estados Unidos, siempre y cuando obedezcas las leyes del país en que estés viviendo. Reino Unido, España, Australia y Francia también permiten la doble ciudadanía. Sin embargo, otros países como India, China y Alemania no permiten esta opción. En el caso de España, solo permite la doble Nacionalidad a personas originarias de los países de América Latina, Portugal, Guinea Ecuatorial, Andorra y Filipinas

¿Cuáles son las desventajas de la doble nacionalidad?

Sólo tú tienes una doble responsabilidad. Hay que respetar las leyes en materia de impuestos, el servicio militar y las restricciones de viaje para los dos países.

Las ventajas de la doble ciudadanía son que el estado permite a los residentes muchos beneficios financieros, así como la oportunidad de ingresar a un mercado laboral exclusivo para ciudadanos Nacionales (Policía, Fiscalía, Funcionarios Públicos, entre otros) además de tener la oportunidad de elegir a tus representantes por medio del voto. Por otro lado, los viajeros con este estatus no tendrán que dedicar mucho tiempo a conseguir visas.

En ese sentido, si estás interesado en la doble ciudadanía asegúrate de comprobar los planes y los detalles técnicos que intervienen con un abogado, en lugar de arriesgarte a hacer algo ilegal.

Nacionalidad Española

En estos tiempos tan difíciles, cada vez parece más conveniente para los residentes en España procedentes de otros países, obtener la Nacionalidad Española, ¿pero realmente es necesario?

¿Por qué solicitar la Nacionalidad Española?

La Nacionalidad es el vínculo jurídico que une a una persona con un estado, siendo este un derecho fundamental y constituyendo el estatuto jurídico de las personas.

El Art. 15 de la Declaración Universal de Derechos Humanos establece el derecho de toda persona a una nacionalidad y a no verse privado de su nacionalidad y a su derecho a cambiarla.

Por tanto todas las personas tienen derecho a ser nacionales de un país, y a poder cambiar su nacionalidad si lo consideran conveniente.

Tener la Nacionalidad Española supone ser miembro y pertenecer al estado español, con todos sus derechos y sus obligaciones, por ello tanto los nacionales de origen, como los que han adquirido la nacionalidad con posterioridad, serán iguales ante la Ley.

Obtener la Nacionalidad Española es mucho más que poseer un permiso de residencia y trabajo permanente. Es tener los mismos derechos y obligaciones que todos los españoles.

Entre estos Derechos, podrás optar a cualquier cargo público de la administración, podrás presentarte a oposiciones y a bolsas de trabajo, y podrás ser cargos electos, como cualquier español de origen.

Pero no es sólo dentro del estado español donde vas a ver protegidos tus derechos, sino que también fuera de nuestras fronteras.

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019