Redoblando esfuerzos en Inca tras las detenciones de los presuntos yihadistas

13/07/2017

PALMA DE MALLORCA, 12 Jul. (BSF)-

El miércoles 28 de junio saltaban las alarmas con la detención de seis personas pertenecientes al Dáesh, cuatro de ellas en Mallorca, concretamente en los municipios de Inca, Ariany y Binissalem. Las otras dos fueron aprehendidas en el Reino Unido y Alemania.

Sin embargo, a medida que avanzaban las noticias en torno a las investigaciones y de acuerdo a lo expresado por el propio juez Santiago Pedraz en el auto, uno de los detenidos planeaba una matanza colectiva, concretamente un apuñalamiento masivo en la Plaza del Ayuntamiento de Inca.

El juez afirma que tres de los arrestados en la Isla participaron como «actores» en un vídeo llamado «Toufiq se fue a Siria», que dicho sea, se publicó en un canal con más de 12.000 suscriptores. En las imágenes se explica el proceso de radicalización de un joven musulmán en España que se decantó por irse a la guerra de Siria.

No es para menos la preocupación evidenciada desde el Ayuntamiento de Inca, uno de los municipios de mayor importancia de Mallorca. No obstante, el alcalde, Virgilio Moreno en diálogo con este periódico no ahorró palabras tranquilizadoras para la población.

Baleares Sin Fronteras: ¿Cuál fue su primera reacción al saber la noticia?

Virgilio Moreno: Nos tomó por sorpresa, al tratarse de un municipio como Inca en donde nunca ha habido ningún tipo de problema de este tipo. Desde hace algunos días que se produjo esta operación policial, doble fue la sorpresa fue al ver el auto del juez Pedraz en el que se evidenciaban las malas intenciones de uno de los individuos que fue detenido.

Desde el primer momento actuamos con el equipo de gobierno manteniendo reuniones con los organismos de seguridad y la delegada del gobierno, María Salom, que casualmente es inquera, al igual que la presidenta de esta comunidad autónoma, Francina Armengol. Cabe decir que también los representantes de los partidos del equipo de gobierno mantuvimos encuentros para intercambiar opiniones con las tres asociaciones musulmanas de Inca.

BSF: ¿Qué es lo primero que se le ocurre manifestarle a la ciudadanía inquera?

V.M: Lanzar un mensaje de tranquilidad y de concordia a la ciudadanía, y en esta caso quiero resaltar la actuación profesional de los cuerpos de seguridad que han procedido correctamente. El ambiente de convivencia es normal, he estado hablando en estos días con representantes de la Delegación de Gobierno, con altos cargos de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Debemos mantener la buena comunicación entre todos y una convivencia amable para erradicar cualquier tipo de asunto que atente en contra de nuestro bienestar y seguridad.

BSF: Una cosa es el tipo de mensajes a la concordia que usted envía desde su condición de alcalde y otra muy diferente es el ambiente que se puede percibir en la calle…¿Qué piensa al respecto?

V.M: Lo que estamos viendo en la calle es que hay gente que entiende el problema y otra que no. Cada quien tiene su punto de vista y eso nos parece normal. Existen personas que nos expresan sus temores y otras que se muestran más tranquilas. Lo cierto es que de ahora en adelante hemos estado más vigilantes a cualquier situación. Se trata de un tema excepcional, nunca había sucedido en la historia de Inca, pero estamos afrontando esta situación de una forma correcta siguiendo todos los protocolos que se nos indican desde los cuerpos de seguridad y las instituciones.

El índice de inmigración de Inca es del 15%, la mayoritaria es de origen magrebí que llega al 8%, incluyendo los procedentes de Marruecos y Senegal. Inca por lo general ha sido una tierra de acogida, y por haber sucedido este problema no creo que se tengan que elevar los índices de xenofobia, no se puede generalizar una situación en concreto, eso mucha gente lo tiene muy claro. Es verdad que existe preocupación entre la población, y como le dije anteriormente, debemos estar más vigilantes que nunca.

BSF: ¿Qué le han manifestado los líderes musulmanes residentes en Inca?

V.M: Nos expresan mucha preocupación, esto no forma parte del estilo de vida de ellos, no se cansan de decirnos que el Islam es sinónimo de paz y en nada se relaciona con hechos violentos o que inciten al terrorismo. De la misma forma, ellos mismos temen por la seguridad de sus familias. Cuando los terroristas atacan no miden si eres español o musulmán, los propios musulmanes son víctimas de este tipo de violencia. Los recientes casos terroristas en el mundo demuestran que la violencia no tiene nacionalidades.

BSF: ¿Qué es lo primero que le viene a la mente cuando se entera por noticias que uno de los capturados planeaba unos asesinatos colectivos en la Plaza del Ayuntamiento?

V.M: Nunca piensas que esto pueda llegar pasar, no me he puesto en la situación de qué hubiese sucedido, prefiero ponerme en el caso de que no sucederá en Inca, sin embargo, esto no me hace ajeno a compartir la preocupación de todo el mundo. En este momento, puedo garantizar que la seguridad está redoblada y existe un protocolo de actuación, en ese sentido, preferimos ser prudentes y dejar que operen los organismos de seguridad, estamos en un protocolo de alerta 4 que marca una serie de pasos que se tienen que poner en práctica.

BSF: ¿El Ayuntamiento de Inca que estrategias ha adoptado para facilitar la integración de las nuevas generaciones hijos de inmigrantes?

V.M: Hace dos años comenzamos la legislatura y firmamos un pacto con las comunidades educativas y la Conselleria de Educación para evitar los guetos. Teníamos un problema en el Colegio CEIP Llevant, por ejemplo, donde mayoritariamente la población era inmigrante, luego de diez años la población de alumnos extranjeros se ha redistribuido, no podemos permitir los guetos o promover el aislamiento de grupos por su nacionalidad y religión.

En esa línea de normalización escolar es que nos hemos mantenido estos dos primeros años. Y eso, además, se extienda a todas las áreas, en el tema de integración se hablaba mucho pero se hacía poco, en nuestro caso estamos siendo incidiendo en estos aspectos para fomentar una buena convivencia.

BSF: “Los políticos a los inmigrantes se les subvenciona todo, muchos reciben ayudas en detrimento de los españoles”, ¿está de acuerdo con esa frase, por cierto, muy común en las redes sociales?.

V.M: No es así, eso ocurre cada día, es una leyenda urbana de gente que te pone sobre la mesa este tema. Desde hace años algunos estamentos de la sociedad se ha dedicado a lanzar estos mensajes que están calando especialmente en la gente que tiene necesidades.

En el caso de Inca días atrás felicité a los técnicos y técnicas de servicios sociales del Ayuntamiento por seguir los protocolos que están aprobados bajo unas ordenanzas y unas leyes en las que todo el mundo debe ser asistido por igual, sin importar la nacionalidad. Aquí se ayuda a todo el mundo por igual, el tema de la procedencia no tiene nada que ver para ofrecer servicios y ayudas diferenciadas, nosotros aplicamos por igual los criterios en una emergencia personal o en el ámbito familiar, según las necesidades que nos expongan los propios ciudadanos.

La crisis no ha acabado podrá haber terminado para algún estamento de la sociedad como por ejemplo las clases altas. Cada vez lo digo a compañeros de otros partidos que lanzan mensajes de que la crisis es cosa del pasado. Los invito a que vengan cada semana con cualquier alcalde, veo que las necesidades continúan, estamos en primera línea viviendo el problema con los ciudadanos con problemas, según qué sectores las cosas empeoran para muchas personas que requieren atención.

Aunque comparto la hipótesis de un crecimiento en el aumento de empleo también habría que revisar los datos que no concuerdan con la situación económica y social de muchos trabajadores que pagan gastos elevados en servicios públicos y el alto coste de la vivienda que dicho sea se ha encarecido. Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019