Un chef de lujo de origen boliviano se lanza a la aventura de abrir su propio restaurante

12/02/2015

Marco Palenque, llegó  a Mallorca en el 2006 con mucha ilusión y la esperanza de un futuro mejor. Dejó a a su hijo muy pequeño y a su esposa con la ilusión de reunirlos lo más rápido posible. Comenzó a trabajar al día siguiente de su arribo a España. Estuvo con unos amigos cosechando uvas, luego trabajó en la construcción, fue una experiencia más porque era la primera vez que lo hacía. Con el dinero ganado pudo traer a mi esposa e hijo. Después se estabilizó y empezó a hacer lo que más me gusta: ingresar al mundo de la gastronomía

Baleares Sin Fronteras: Cuéntenos un poco de su trayectoria profesional

Marco Palenque: Comencé a trabajar en el Restaurante Rodeo Grill. Ahí conozco el manejo ya muy profesional de este negocio. Al comienzo fu duro pero comencé a escalar con base en el sacrificio. Dos años después me fui a trabajar como cocinero a un club de Cala Pi a donde encontré a uno de los mejores chefs de Mallorca, Javier Arca con quien aprendí a pulir los defectos que tenía. Con el tiempo, él se retiró y quedé como jefe de cocina. Las exigencias y la superación me llevaron a sacarme el título de cocinero profesional. En las vacaciones estuve haciendo cursos y prácticas en restaurantes de la península donde la mejor experiencia fue estar en Valencia en el Restaurante Arrop de Ricard Camarena,  Estrella Michelin a uno de los mejores chefs de España. Después me fui del Club Cala Pí con muchos logros a mi espalda y agradecido por la oportunidad ofrecida. En el 2012 inicio una nueva etapa en el Restaurante Varadero y conocí a mi mentor profesional, Claudio Lemos, sin duda, uno de los mejores chefs de la Isla. En este nuevo ciclo me otorgan el certificado Euro Toques como uno de los mejores chefs siendo el único latino con tal distinción, aparte de los otros 14 chefs que tienen este reconocimiento.

 BSF: ¿Qué siguió después?

M.P: He estado en las mejores cadenas hoteleras de Europa como la cadena Luabay, Hoteles Meliá, Dorino cinco estrellas, donde terminó en la temporada 2014. Tenía varias opciones de trabajar en otros países, pero finalmente decidí quedarme en Mallorca y abrir mi propio restaurante: Poko Loko

 BSF: Contarlo es muy fácil, vivirlo cómo es en la práctica a nivel humano y profesional…

M.P: Lo primero que debes de tener en cuenta es de dónde vienes. En el camino le toca a uno tragarse muchas cosas. La vida del cocinero es dura, pero si te apasiona algo te olvidas de los obstáculos. Perder batallas en el camino equivale a luchar y conseguir lo que te has propuesto. Los triunfos y las celebraciones son pasajeras, todos los días son diferentes y hay que asumirlos con tesón y fuerza. Las ganas de superación me las imprimen mi mujer, Carmen y mi hijo Santi. En este restaurante estamos comenzando y sé que las metas y sueños que tengo se van a cumplir. De eso estoy seguro.

 BSF: ¿Qué espera en esta nueva etapa de Poko Loko?

M.P: Lo primero es que la gente que llegue a nuestro restaurante se vaya satisfecha. A pesar de que estos dos primeros meses del año son flojos me queda la satisfacción de que personas de todas las nacionalidades nos han visitado. Los fines de semana hemos llenado el restaurante, lo cual es una muy buena señal.  Lo bueno está por llegar en el verano, y en ese sentido, nos estamos preparando para brindar una gran variedad de platos, postres y comida de calle que tenemos para ofrecer a nuestros clientes. A partir de marzo renovaremos nuestra carta con sorpresas para que la gente deguste una oferta gastronómica única en Mallorca.

BSF: Al ser un destacado chef internacional, vemos que la tendencia es ofrecer comidas de su país…

M.P: Sí, es la verdad. Pero soy una persona que ama sus raíces, quiero hacer patria en otras tierras, le agradezco a España todo lo que me ha brindado y el sueño que siempre había tenido era comenzar mi carrera con un restaurante boliviano, después de pasar por cocinas de todo estilo, preparar platos de gastronomía de mi país me llena de orgullo y satisfacción personal. Este es el comienzo de muchos proyectos que tengo en lo personal. Con el apoyo de Dios, mi familia y mis amigos quiero hacer de Poko Loko Internacional un sitio referencia donde se deguste una exquisita gastronomía.

BSF: ¿Algo que agregar?

M.P: Sólo pedirles a Dios y a los amigos que ya no están, que desde el cielo me sigan iluminando, cuidando y dando fuerzas hasta llegar a un futuro exitoso. Estamos en la punta del desierto, falta más de la mitad para llegar al oasis

El Restaurante Poko Loko Internacional está localizado en la calle Cardenal Despuig, 14 en palma de Mallorca. Contacto 686 191 398 / 632 324 268

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019