Editorial 307:
Solidaridad y hermandad, un ejemplo a seguir por todos


09/11/2017

Cualquier cantidad de letras podrían abarcar las páginas de un libro sobre las historias de vida que hemos contado en cada una de las 307 ediciones quincenales durante los 14 años de Baleares Sin Fronteras. Periodísticamente hemos sido testigos de cómo personas que han llegado en busca de un destino mejor se han superado y hoy por hoy la vida les sonríe. 
De la misma forma faltarían páginas de ese libro para destacar a  los  profesionales que se ha abierto paso en la sociedad balear, aunque no los encontremos en ninguna sección de los medios de comunicación locales, muchos de ellos, anónimos que en sus trabajos se han destacado ampliamente hasta el punto de ser reconocidos en sus respectivos sectores, tal es el caso de decenas de profesionales de la salud, a quienes hemos tenido el gusto de conocer a lo largo de todos estos años y hacer eco del aporte positivo a esta sociedad. 


La otra cara de la moneda nos permitía comprobar que no todo es color de rosa con final feliz. Recuerdo algunos artículos en los que hacíamos eco de la alegría de familias inmigrantes que se habían adaptado plenamente a la sociedad de acogida, sin embargo, con el desplome de la economía fueron centenares las que no tuvieron otra opción que regresar a sus países de origen dejando atrás el sueño europeo.  
Todos esos recuerdos han quedado  grabados en la mente de este periodista, e impresos en un papel que hasta hace catorce años no competía contra la apabullante fuerza de las redes sociales, ni mucho menos retaban a los grandes emporios de la comunicación, tal y como sucede actualmente. 


Uno de esos gratos recuerdos que tuve la feliz oportunidad de devolverlos en el tiempo fue el viernes 3 de noviembre en la sede de la Liga Mallorca Over 40 de fútbol, presidida por el ecuatoriano, Yuri Oliver, que además de siempre haber estado ligado al ámbito deportivo se le podría endosar el rotulo de activista social de las causas nobles y solidarias, basta con revisar el historial de sus redes sociales y la magnífica interrelación con los que apoyan su labor para comprobar que no se trata de una persona que pase desapercibida entre los diferentes colectivos de inmigrantes.
Desde hace un par de años, Yuri organiza esta liga de veteranos en Palma, específicamente en el campo de fútbol Miquel Nadal. Allí se reúnen familias de diversas nacionalidades que comparten no sólo la afición por el fútbol, sino sacan tiempo para momentos de esparcimiento.


Merecía la pena mencionar el trabajo de este dirigente deportivo y como plus añadido resaltamos el emotivo acto solidario que se hizo a finales de la semana pasada a uno de los hombres más apreciados de la comunidad latinoamericana. El uruguayo, Humberto Gabriel Yocco, un profesional de la radio, dotado de grandes valores humanos y amigo de todos quienes le han tratado gracias a la alegría que irradia. 
Por las mismas circunstancias naturales de la vida, Humberto desde hace dos años atraviesa delicados momentos de salud. A pesar de las adversidades siempre ha tenido el apoyo de su esposa Susana y de personas de diferentes nacionalidades que integran la Liga. Es a partir de ahí cuando aflora el sentimiento de hermandad, las ansías solidarias de ayudar, y sobre todas las cosas, trasmitirte a aquel compañero de aventura inmigrante que no está sólo en este viaje por la vida. Un billete de avión para que visite su “Paisito” le fue obsequiado a Humberto para que después de varios años regrese a la hermosa tierra que le forjó con esas cualidades innatas.


Nos gusta “vender noticias positivas”, también hace parte fundamental de la herramienta social del periodismo. Enhorabuena a los dirigentes de la Liga Mallorca Over 40, y un reconocimiento a todas las personas que destilan solidaridad y hermandad alrededor del mundo. “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”, Antonio Machado.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019