Fernanda, recomienda a los potenciales compradores de vivienda ir a AFRIPAY por el servicio integral de sus profesionales

10/02/2018

Fernanda Rodríguez, trabajadora de hostelería, madre de familia de tres hijos, hace doce años llegó a Palma. Es procedente de Canelones, Uruguay, y se explaya en elogios por la atención que recibió Afripay. Ella, al igual que su esposo, tenía la ilusión de comprar una vivienda y lo han conseguido gracias a la gestión efectiva de la inmobiliaria.

Resalta que fueron efectivos, concretos y rápidos. “Me explicaron muy bien los requisitos para iniciar el procedimiento y resultó más rápido de lo que pensaba”, para agregar que siempre los profesionales encargados de llevar la gestión estuvieron atentos a todos los detalles.
El margen de tiempo de la compra de la vivienda, localizada en Son Rullán, en El Vivero de Palma, tardó dos meses. “Desde el mismo momento en que contacté con ellos, me hablaron claro, y eso se agradece”, y prosigue añadiendo que cumplía los requisitos para que el crédito del banco fuera aprobado.

Los documentos que se piden para la compra de la vivienda son el contrato fijo, las últimas declaraciones a Hacienda, las nóminas y los movimientos bancarios, entre los requisitos imprescindibles. “Nosotros queríamos una casa pequeña con un jardín, éramos conscientes que en Palma hay muchos pisos”, sin embargo, Fernanda comenta que “a pesar de las complicaciones desde AFRIPAY no se ahorraron esfuerzos para conseguir el inmueble que respondiera a nuestro poder adquisitivo y las expectativas que nos planteamos desde un comienzo”.

La experiencia para Fernanda con esta inmobiliaria ha sido notable: “están pendiente de todos los detalles, cumplidos, te hablan claro desde el comienzo de la gestión comercial y lo que más se agradece es que no te andan con rodeos. Te dicen las cosas como debe ser desde el primer momento en que los contactamos, además son muy cercanos al cliente en el trato”.

Lo positivo de la actual época para la compradora es que “te dan un aproximado de lo que vas a pagar de cuota cada mes, no varía la diferencia abismal como sucedía antes de la época de la crisis. Fernanda dice tener conocidos que han pasado de pagar una cuota de 700 euros a 1200, “es una barbaridad, en nuestro caso las cosas cambian, AFRIPAY te asesora para que puedas asumir la deuda de acuerdo a tus ingresos”.

Para Jorge Mar, propietario de la Inmobiliaria con la crisis se dispararon los precios de las cuotas, no obstante, él considera de acuerdo a los estudios de los expertos como Gonzalo Bernardo en la materia que “las cosas no volverán a ser tan disparatadas como antes ni tan malas como en la crisis”.

Vale resaltar que a pesar del tsunami económico de años atrás, AFRIPAY se mantiene por la propia filosofía de hablar claro y pedir los requisitos que son para que luego los compradores no se lleven sorpresas desagradables, tal y como sucedió en el boom de la entrega de llaves a los bancos de gente que no podía asumir la deuda. “Desde un comienzo hacemos un estudio de factibilidad y le decimos a las personas las posibilidades reales que tienen de hacerse a una vivienda o les aconsejamos desistir mientras mejoran las condiciones económicas, según cada caso”.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019