Serveis Socials i Cooperació habilita convento de Son Rapinya para acoger refugiados del Aquarius

27/06/2018

El espacio es propiedad de las Hermanas de la Caridad y tiene capacidad para 25 plazas. El Govern de las Illes Balears, a través de la Conselleria de Serveis Socials i Cooperació, ha ofrecido al gobierno central el convento de Son Rapinya, propiedad de las Hermanas de la Caridad, como espacio de acogida de las personas refugiadas procedentes Aquarius. La Conselleria ha cerrado un acuerdo de alquiler para siete años con la congregación y ya ha puesto a disposición de Madrid este espacio que tiene capacidad para 25 plazas.

Se trata de un edificio de 930 metros cuadrados, ubicado en el camino de Son Rapinya número 53 de Palma, de tres plantas, 18 habitaciones, cocina, comedor, salas y un patio. “El edificio está en perfectas condiciones. Se puede entrar mañana mismo” ha apuntado la consellera Fina Santiago, quien ha explicado que en dos semanas ya estará del todo equipado (mobiliario, ropa de cama, utensilios de cocina y menaje, etc .). La consellera ha agradecido la disposición de la congregación de las Hermanas de la Caridad para poder disponer de este edificio, así como la cesión de mobiliario por parte de un hotel de Mallorca.

 Se da respuesta así a la petición oficial del gobierno central del pasado día 14 de junio para ofrecer espacios para acoger las personas refugiadas llegadas a Valencia. El espacio se cederá a la entidad que finalmente gestione esta acogida, una decisión que es competencia del Estado.

Fina Santiago ha explicado también que se ha convocado la Comisión técnica de acogida de refugiados, integradas por administraciones públicas y entidad.

La consellera también se ha puesto en contacto con la asociación de vecinos de Son Rapinya para informarles de la habilitación del antiguo convento como espacio de acogida, quien se mostró satisfecho con que sea un barrio de acogida.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019