Agua potable para el municipio de Pocona, Bolivia, a tenor de los proyectos de cooperación y desarrollo del Fons Mallorquí de Solidaritat

08/09/2018

Una delegación de la entidad insular se desplazó hasta
esa región sudamericana para evaluar el avance de
las diferentes iniciativas de colaboración


Entre el 25 de agosto y el 3 de septiembre, Antònia Rosselló y Jesús Jurado, gerente y vicepresidente del Fons Mallorquí de Solidaritat, estuvieron en Bolivia para supervisar los proyectos de cooperación y desarrollo que se realizan.

Hace ya diez años que se viene trabajando en el municipio de Pocona, en la región de Cochabamba, concretamente en la zona del centro de Bolivia. Se trata de una localidad rural y bastante montañosa en la que la población se dedica principalmente a la agricultura.

El municipio tiene 11.000 habitantes distribuidos en 88 núcleos a lo largo de más de 1500 km², con lo que la logística de los proyectos es siempre compleja.

Principalmente las iniciativas que se han llevado a cabo en Pocona van encaminadas al desarrollo de sistemas de almacenamiento y distribución de agua potable. Hasta hace poco sus habitantes estaban obligados a buscar agua a torrentes y fuentes situadas a distancias bastante alejadas de sus casas. .

Y es que el hecho de disponer de agua corriente y potable en sus domicilios, dice Jesús Jurado “significa un gran cambio en la calidad de vida para los habitantes, sin duda, el principal objetivo desde que comenzó el proyecto”

También se ha impulsado, agrega el también Conseller de Participación Ciudadana del Consell, “la creación de la primera oficina de atención a la mujer en la región de Cochabamba, situada también en el municipio de Pocona”.

La puesta en marcha de desarrollo de políticas de género e igualdad también constituyen un objetivo prioritario en esta zona. Infortunadamente, comenta Jurado, la violencia machista está muy presente, y por consiguiente, la mujer tiene un plus de dificultad a la hora de avanzar y luchar por sus derechos fundamentales.

El último proyecto que se adelanta en esta zona hace hincapié al desarrollo del turismo sostenible en una región paisajísticamente impresionante. La cordillera de los Andes que atraviesa antiguas ciudades incas con zonas rurales y cascadas.

Jesús Jurado matiza en un posible proyecto turístico del lugar que no afecte negativamente a las riquezas naturales, paisajísticas y culturales de Pocona. Es indispensable que los beneficios económicos de esta actividad reviertan directamente en la población para favorecer el desarrollo local, eso sí, sin permitir la presencia de agentes externos intermediarios que saquen provecho propio.

A lo largo de esta legislatura, el Consell de Mallorca ha multiplicado por dos su aportación a la cooperación internacional a través del Fons Mallorquí, pasando de los 600.000 € a 1.200.000 €, que se invierten en proyectos de cooperación y desarrollo en múltiples lugares del mundo.

Estas iniciativas tienen especial incidencia en los países de la Ribera Sur de la Cuenca Mediterránea, y algunos países latinoamericanos como Nicaragua, Colombia, Perú o Bolivia.

“En un momento en el que las desigualdades entre ricos y pobres a nivel mundial no hacen más que crecer, es importante que la inversión en desarrollo por parte de las instituciones públicas no disminuya,

Y es más, “debería seguir aumentando hasta alcanzar el ya demandado 0,7%, reivindicación que se hace desde el Consell de Mallorca y, la única institución Pública supra municipal que cumple esta norma en Baleares”, concluyó Jurado.




Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019