Entrevista con el Cónsul de Ecuador, Cristóbal Roldan

21/09/2018

En el Consulado de Ecuador nunca se ha presentado algún motín, se ha sobredimensionado la situación, incluso con expresiones amarillistas
Por Juan Pablo Blanco A
Contrastando la información presentada por la parte que representa a los trabajadores y ex funcionarios del Consulado de Palma de Mallorca en torno al conflicto laboral suscitado, Baleares Sin Fronteras ha entrevistado al Embajador de Ecuador, que estuvo en Palma.
Antes de formularle las preguntas sobre este polémico tema, el diplomático matizó en unos acuerdos comerciales de inversión extranjera que se están adelantando en Mallorca a través de la Cámara de Comercio.

¿Cuál es el motivo de su visita a Mallorca?
Teníamos agendado desde hace tiempo un viaje a diferentes lugares de España donde tenemos consulados, entre ellos a Mallorca, con el fin de tener contacto con la comunidad y satisfacer las dificultades que existan, y a la vez, responder con hechos a esos requerimientos. Por ejemplo en los casos de las familias afectadas por las hipotecas que al día de hoy, muchas de ellas ya tienen solucionado el problema, aunque cabe decir que aún no están las metas alcanzadas.
Hemos leído comunicados de la Embajada sobre la intención de promover la inversión extranjera en Ecuador…
Sí, también hemos venido a Mallorca para sostener una reunión con empresarios en la Cámara de Comercio en aras de fomentar la inversión extranjera en nuestro país. Existe una voluntad para que haya inversión en nuestro país gracias al tratado firmado con Europa y Estados Unidos, y además, a la Ley de Fomento Productivo que se firmó hace tres semanas y permite crear una serie de incentivos en materia de tributación, especialmente, exoneraciones de impuestos para nuevas inversiones en aras de fomentar la incursión de empresas extranjeras en territorio ecuatoriano.
¿Con qué grupo han iniciado conversaciones?
Hemos iniciado conversaciones con el Grupo Barceló, en esa línea se seguirán teniendo reuniones para que la Embajada de Ecuador en coordinación con el consulado, promocionen a nuestro país como destino de inversión, no solamente para el sector hotelero.
A su llegada se ha encontrado con una situación crítica respecto a unas denuncias de ex trabajadores al cónsul y cartas enviadas a la Cancillería.- ¿Qué opina al respecto?
Se ha sobredimensionado la situación en un periódico al denominarla “motín” a criterio personal me parece una expresión amarillista. Estoy analizando la situación con el agente consular de Mallorca y la vicecónsul. La intención que tenemos es que esta coyuntura se arregle de la mejor manera y podamos superar esta problemática. Nunca ha habido ningún motín. Los usuarios del consulado se están atendiendo normalmente, los trámites se están llevando a cabo de la mejor manera.
Y entonces, ¿cómo interpreta usted el término “amotinamiento”?, lo cierto es que hay inconformismo de estas personas de cómo se ha manejado la situación
El amotinamiento es un término que consiste una insurrección, un alejamiento del orden y del establecimiento jurídico y eso no se ha ocurrido de ninguna manera en el consulado del Ecuador en Palma de Mallorca. Por el contrario, sigue funcionando de manera normal y eficiente. He estado dos días con varios usuarios con los que he tenido la oportunidad de verificarlo y reitero que la atención se está prestando normalmente.

Los trabajadores denuncian despidos improcedentes e impagos de finiquitos sujetos a la normativa laboral, ¿qué opina?
Me he reunido con uno de ellos, me falta hacerlo con otros dos, a lo largo de mi estadía el abogado de la Embajada lo hará. Él se entrevistará con cada una de las partes. Sin embargo, creo que las reuniones no hay que satanizarlas ya que el diálogo es permanente, ni tampoco magnificar una situación, cuya información ha sido tendenciosa y amarillista que dista mucho de la realidad. Insisto en que la atención a la comunidad ecuatoriana de Mallorca está normalizada y no ha habido suspensión de servicios, ni mucho menos actuaciones de “amotinamiento”.

La política de austeridad se traslada a los consulados, qué panorama describe en este momento…
Una disposición del gobierno de Ecuador es reducir el gasto público, estamos en una época de austeridad en el país y se deben optimizar las plantillas que trabajen en los consulados. La situación del país no es la mejor, el precio del petróleo ha bajado ostensiblemente y la deuda pública es enorme. El Presidente Moreno como fiel estadista va a cumplir con estas obligaciones financieras. Dicho esto, le comento que con este panorama nos hemos visto obligados a cerrar algunas embajadas en África y algunos consulados, el de Palma de Mallorca de ninguna manera lo cerraremos.
El consulado de Palma no se cierra como usted lo acaba de afirmar, pero ¿se ha planteado esa posibilidad?
De ninguna manera se ha planteado esa posibilidad, sabemos que el número de ecuatorianos puede llegar a sobrepasar, incluso, los veinte mil en las Islas, sumando los que ya tienen la nacionalidad española y la gran cantidad que residen en Ibiza, Menorca y Formentera. Por lo tanto, el funcionamiento del consulado en Mallorca está más que justificado, existe la necesidad de mantenerlo, pero siempre y cuando optimizando los recursos humanos.

Pero al haber recortes cualquiera puede pensar que el servicio se verá afectado…
El servicio consular no irá a menos, por el contrario, si nos tenemos que multiplicar lo haremos. A nivel personal extensivo a todos los consulados no existe ningún inconveniente en trabajar más de lo que marca el tiempo estipulado, es un compromiso con el Estado y amor al país. Vivimos una situación difícil que la vamos a superar, las medidas del Presidente Moreno van a surtir efecto para desterrar la corrupción del país.

Retomando el tema de los trabajadores. Luego de leer lo que publicó el Diario de Mallorca ¿qué conclusiones saca?
Siempre he tenido por costumbre escuchar a todas las partes, en este momento estamos en conversaciones con cada una de ellas. Respecto al trato del cónsul con los funcionarios y la comunidad ecuatoriana es cordial, bastante alejado de las aseveraciones maliciosas que nada tienen que ver con la realidad. Estamos plenamente convencidos del respeto que debemos tener por las leyes laborales españolas y los finiquitos a los trabajadores se darán en los mejores términos.
¿Pero- insisto- hay trabajadores que denunciaron malos tratos del cónsul Escobar, usted lo ha verificado?
No, en absoluto hubo ningún maltrato. Simplemente hay casos de trabajadores con los que ya no hay relación laboral. Existen disposiciones de la Cancillería, este caso de recorte de personal también se ha presentado en otros consulados como el de Málaga donde actualmente hay tres personas atendiendo, anteriormente había seis. En la Embajada antes que yo asumiera la misión diplomática laboraban 26 personas y ahora quedan 14. No es un asunto únicamente de Mallorca, y eso quiero que quede bien claro.

¿Cómo define al cónsul Andrei Escobar, se mantendrá en el cargo?
Sí, desde luego que se mantendrá, el cónsul Andrei Escobar goza de toda mi confianza, es un hombre honrado, honesto que ha identificado una serie de contratos abusivos que van en contra del erario nacional.

¿Cuando habla de contratos abusivos a qué se refiere?
Apenas asumí la misión diplomática solicité una auditoria para que desde la cancillería tome cartas en el asunto siguiendo la línea de actuación de otras Embajadas. Pero la delegación de auditores no solamente se ha desplazado a Mallorca, lo ha hecho en la Embajada y en el resto de consulados de España. De esa investigación arrojarán una serie de resultados que en el momento oportuno saldrán a la luz pública.

¿Y qué procedimiento seguirá?
En el caso de que se comprueben irregularidades se pondrán en conocimiento de las autoridades correspondientes para que se hagan las debidas investigaciones. Somos absolutamente respetuosos de las instituciones de control, y en el caso de que amerite una visita de la Contraloría General del Estado y en tal virtud se tomen las medidas del caso.
Para nadie es un secreto que Ecuador hay problemas entre el Presidente Lenín Moreno con su antecesor Rafael Correa, se habla en la calle de revanchismo político. ¿Qué opina?

Tengo mi propia ideología, pero en este momento soy el Embajador de todos los ecuatorianos, mi costumbre no es reunirme solamente con las personas de mi afinidad política, soy abierto al diálogo. Mantengo reuniones con personas y asociaciones afines al ex presidente Correa y no tengo ningún inconveniente en establecer diálogos y servicios sin importar la ideología. Nada más alejado de la realidad que hablar de revanchismos. Creo que el corazón del Presidente Lennin Moreno nos ha transmitido su bondad. Él reúne una serie de virtudes como lo son la honestidad, generosidad, humildad y transparencia.

¿Suele reunirse con personas del tejido asociativo?
Sí, muchas veces, por ejemplo, el pasado martes tuve una reunión dos reuniones con comunidades, siempre estoy atento y las veces que visitó las diferentes ciudades trato de entablar contacto con las asociaciones. Me interesa conversar con los dirigentes de estas entidades pero también reunirme con el ciudadano de a pie no necesariamente que haga parte de una asociación. El contacto con la comunidad me enriquece para sacar conclusiones positivas.

Reposa en la redacción del periódico Baleares Sin Fronteras y en el de la emisora Fiesta FM 87,6 de Mallorca, un documento de denuncia sobre irregularidades en el Consulado de Palma. Isabel Oviedo suscribe a usted y al Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana una serie de irregularidades en el Consulado de Palma. La señora en mención se identifica como la Presidenta de la Asociación Cultural Ecuatoriana Iberoamericana, Coordinadora de la Plataforma de Inmigración en Baleares y Presidenta de la Federación de Asociaciones de Iberoamérica, Europa, Asía y África ¿Qué puede decir al respecto?
Escucho a todo el mundo, hay que darle el crédito de acuerdo a la veracidad de los hechos, pero cuando carecen de veracidad hay que ponerlas en el sitio que corresponde.
Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019