Toni Colom, técnico del área de Igualdad: “Muchas prostitutas tienen que trabajar a destajo varios años de su vida para devolver el dinero a las mafias”

26/10/2018

La Red de Atención Directa para personas que ejercen la prostitución es una iniciativa muy específica del Ayuntamiento de Palma, este trabajo coordinado viene funcionando positivamente.

Y es que como dice el responsable técnico del área de Igualdad, Juventud y Derechos Cívicos del Ayuntamiento de Palma, Toni Colom, no es habitual que las administraciones apoyen a las entidades sociales que trabajan en este frente de acción. Palma, a diferencia de las otras ciudades, colabora activamente con las entidades que trabajan por los derechos de las mujeres que se dedican a esta actividad.

Baleares Sin Fronteras estuvo en el despacho del técnico del consistorio palmesano, que explicó los pormenores de la labor social que se viene desarrollando con las mujeres residentes en Palma que ejercen el denominado oficio más antiguo del mundo.

Pregunta: ¿En el siglo XXI en el que todo cambia, cómo define usted el término prostitución?
Respuesta:
La prostitución es una respuesta a una situación de una necesidad personal. Es una actividad en la que las mujeres pasan a ser unos objetos explotados por las mafias, o por decisiones personales. Sin embargo, cabe advertir siempre que esa necesidad de supervivencia se ejerce bajo el marco de una actividad que no está exenta de violencia de todo tipo hacía ellas.

Pregunta: Cuando se habla de legalizar esta actividad ¿Qué piensa?
Respuesta:
Hay un debate sobre si este es un trabajo o no, algún sector de la sociedad la justifica y otros no. Hay un debate práctico que no se antepone al ideológico. Lo que es cierto es que desde el Ayuntamiento de Palma centramos nuestra atención en la defensa y recuperación de los derechos humanos de estas mujeres, pero lo importante es que en ese escenario coinciden todas las ideologías de la sociedad.

Pregunta: ¿Qué no visibiliza la sociedad de estas mujeres que sí perciben las entidades con las que el Ayuntamiento colabora en red?
Respuesta:
Sin duda, es un colectivo con una gran responsabilidad del sentido del cuidado la salud, es decir son mucho más sanas las mujeres prostitutas que los propios clientes. Muchos de estos clientes las obligan a consumir drogas, a mantener relaciones de alto riesgo con posibilidades de infecciones. Ellas tienen la tendencia de no consumir alcohol y drogas porque saben los problemas que les origina, esto por ejemplo, es algo que pasa desapercibido en la sociedad, la mayoría de estas mujeres se enfrentan a grandes sufrimientos.

Pregunta: ¿Cuando lee noticias sobre prostitutas que roban o delinquen en zonas turísticas como Magaluf o El Arenal, qué es lo primero que se le viene a la mente?
Respuesta:
Simplemente que no se ven los conflictos reales como lo son las organizaciones que están detrás de ellas, algunas son obligadas a robar y a mantener relaciones para llevar dinero a las mafias que permanentemente las tienen vigiladas. Cuando nos dicen que las prostitutas roban en el Arenal o en Magaluf pocos se preguntan quiénes están detrás de todo esta penosa situación.

Pregunta: Existe una sensación de una doble moral con este tema en pleno siglo XXI, ¿opina lo mismo?
Respuesta:
Hay una ambivalencia, usted puede ver la prostitución en los periódicos en la sección de anuncios y en la de sucesos. Nunca será un tema invisibilizado, lo que no se ve es el mecanismo que sustenta esta actividad, como lo es la perversión de que una mujer tenga que hacer lo que sea para satisfacer a un hombre, por lo tanto, la prostitución no es algo que tenga que ver solo con la mujer, de por medio están los clientes, los empresarios que ganan dinero más o menos de una forma legal y otro tipo de factores totalmente inhumanos. La verdadera parte invisible de la prostitución es el iceberg que está debajo de esta actividad. Si vemos la chica en la calle nos dejamos llevar por la impresión óptica, pero casi nunca por lo que tiene a su alrededor. Hay un reportaje documental interesante “Chicas nuevas 24 horas” que parte de la premisa que junto a las drogas y las armas el negocio de la prostitución es el más lucrativo a nivel mundial. En esa línea se trata de obtener mujeres que siempre deben estar dispuestas en función de lo que el mercado exija, es una realidad que siempre ha estado ahí.

Pregunta: ¿Cuál es la tendencia actual de estas mujeres que la ejercen, han visto algún cambio, concretamente en el ámbito de Palma en el que ustedes trabajan?
Respuesta:
La prostitución de calle no sobrepasa el 30%, aunque los últimos datos que salen en nuestra memoria del Ayuntamiento indican un poco más, sin embargo, cada vez es más difícil localizar las casas o pisos donde se ejerce esta actividad. En el último informe una tercera parte se ejercía en la calle y las otras dos terceras partes en pisos y casas, donde obviamente, es muy difícil localizarlas y ofrecerles una atención personalizada de los servicios en red de las entidades sociales con las que trabajamos.

Pregunta: ¿Cómo describe el apoyo a las entidades que trabajan con este tipo de colectivo?
Respuesta:
Es importante resaltar el trabajo del Ayuntamiento de Palma a través de la convocatoria de subvenciones anuales destinadas a estas entidades que se dedican a este tipo de proyectos sociales de ayuda, dirigidos a las mujeres que ejercen la prostitución. En esa línea estamos hablando de apoyos individuales, grupales y también enviamos mensajes para que exista una reflexión social. El problema de la prostitución no apunta solo a las personas que venden su cuerpo, sino debemos de saber que existe un mercado que es la otra parte del negocio como son los clientes, que por lo general siempre quedan invisibilizados.

Pregunta: Por lo general se asocia prostitución con mafias que se dedican a la trata. ¿Comparte este concepto?
Respuesta:
No todas las personas que ejercen la prostitución están en situación de trata, sin embargo, es muy difícil establecer quiénes están en esta coyuntura. Algunas son controladas por las mafias y otras lo hacen por una situación de extrema necesidad

Pregunta: Inevitablemente la sociedad tiene el estereotipo de que la mayoría de las mujeres que se dedican a este oficio son inmigrantes. ¿Qué resumen puede hacer a tenor de la experiencia?
Respuesta:
Desde las entidades sociales que trabajan con esta temática y el propio Ayuntamiento de Palma notamos que muchas de las mujeres vienen engañadas de sus países de origen a Palma, les mienten sobre las condiciones de devolución del dinero que las mafias les cobrarán una vez estén aquí. Estos engaños generan luego de que estas mujeres queden atrapadas en unas condiciones draconianas. Es terrible, muchas tienen que devolver 40 o 50 mil euros cuando el traslado de ellas desde su país de origen apenas ha costado entre 1.000 o 1.500 euros. Algunas tienen que trabajar varios años de su vida a destajo para devolver el dinero a las mafias. Esto es una auténtica explotación porque convierte a la mujer en un objeto, en una máquina de servicios sexuales.

Pregunta: el factor humano que la sociedad desconoce, y ustedes lo viven por las experiencias cotidianas. ¿Algo que quiera resaltar?
Respuesta:
Muchas de ellas son madres y deben pagar sus deudas, llegan con la intención de enviar dinero a sus hijos a sus países de origen. Concretamente, no debemos entender la trata como una cuestión carcelaria, en algunos casos sí son retenidas físicamente, pero en otros se ven mujeres ejerciendo en la calle, pisos o clubes, ellas llevan su propio ritmo de vida sabiendo el peso que recae por la deuda que están obligadas pagar, es una situación lamentable que se enfrenten a esa difícil realidad.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019