Crece la cifra de extranjeros en España en 2018

21/12/2018

España consolida su crecimiento poblacional iniciado en 2016, al aumentar su número de habitantes en 74.591 personas durante la primera mitad del año 2018.
El país consigue situarse así en 46.733.038 habitantes durante los seis primeros meses de 2018. La cuestión es: ¿este aumento de población se debe enteramente a la llegada de ciudadanos extranjeros’.
Los datos sobre las cifras de población publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que el número de extranjeros que llegaron a España durante el periodo mencionado fue de 248.716 personas, es decir, un 23% más respecto al mismo periodo del año anterior (200.795).
¿En qué se traduce esto? En que del auge total de 183.993 personas que se ha producido en ese tiempo, casi 48.000 eran de origen extranjero.

Desglosando estos datos por nacionalidades, los aumentos poblacionales más destacados los tienen los ciudadanos venezolanos (18.749), colombianos (16.794) y marroquíes (10.356). Por el contrario, los descensos más notorios se dieron entre los nacionales de Reino Unido (-4318), Ecuador (-3205) y Rumanía (-2364).
Y otro matiz más: Mientras que la población de extranjeros aumentó, la nacionalidad española se redujo en unas 26.000 personas.


Hijos de inmigrantes:
“lo peor es que aquí no eres de aquí, y allí no eres de allí”


Los hijos de los inmigrantes nacidos en España mantienen los vínculos con la cultura de sus padres y al mismo tiempo intentan encontrar referentes que los representen.

Estudio sobre las nuevas generaciones


Informe estadístico sobre hijos de migrantes nacidos en España

 Los datos del Instituto Nacional de Estadística han venido demostrando que la nueva generación de españoles es la de mayor diversidad hasta ahora en la historia de España. Revelan que en España el 10% de la población, es decir, cuatro millones de personas extranjeras, están empadronadas.

Analizando los datos de los últimos diez años, se ha observado que 2 de cada 10 nacimientos procedían de un progenitor extranjero, lo que equivale a una cifra de 1.150.629 respecto a los 5 millones del total de nacimientos. Los progenitores migrantes procedían principalmente de:

Marruecos: 26%
Rumania: 12%
Ecuador: 6%
China: 4%
  Entre los años 2013 y 2017 consiguieron la nacionalidad 108.074 hijos de inmigrantes, que ya figuran como españoles, mientras que sus nacionalidades anteriores eran:

marroquí: 46.700
ecuatoriana: 8.556
boliviana: 5.818
nigeriana: 4.318
Un estudio Longitudinal de la Segunda Generación de Migrantes indica que los marroquíes son los que más están adquiriendo la nacionalidad española.La razón es que han acumulado 10 años de residencia legal y continuada en España, tras el pico de inmigración marroquí que se produjo en el año 2008, cuando migraron más de 70.000 personas.

De igual modo, las personas que figuran en el censo ahora como extranjeras, podrían pasar en unos años a figurar como españolas si solicitaran la nacionalidad, la mayor parte de Marruecos y Rumania.
No todos los niños con ascendencia extranjera que nacen en España obtienen la nacionalidad española.
 Dependiendo de la situación legal de los padres, los niños adquieren la nacionalidad de sus progenitores (ius sanguinis) si ninguno de ellos ha obtenido la nacionalidad española, exceptuando los casos de apatridia. Para ser reconocidos como españoles, uno de los dos padres debe tener nacionalidad española o los hijos deben acumular un año de residencia en el país.

 Un estudio sobre la situación de los hijos de inmigrantes argelinos en Francia en los años 90, realizada por el sociólogo argelino Abdelmalek Sayad, ha revelado que existen dos realidades que mantienen a estos niños en dos mundos: la administrativa y la social.

“Existe, por una parte, una realidad administrativa que adjudica una nacionalidad […] y, por otra parte, una realidad social que, más allá de la dimensión jurídica, sigue manteniendo a estos niños entre dos naciones y dos nacionalidades y entre dos sociedades […] productos y víctimas de una misma historia.

  No han padecido el duelo de la migración, pero viven a caballo entre dos culturas. Pertenecen a una generación de nuevos españoles, niños que han nacido y crecido en España, y cuyos padres proceden mayoritariamente de países del sur.

Fuente: el País.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019