Inmigración como solución a la Despoblación

12/01/2019

Bruselas está dispuesta a estudiar la iniciativa del Gobierno de Castilla y León de crear un fondo específico para activar la economía de amplias zonas del viejo continente que ven cómo se vacían.
La portavoz de la Junta de Castilla y León ha propuesto en Bruselas la creación de un fondo para las zonas despobladas.

La propuesta de la Junta consiste en atender el aprovechamiento de las potencialidades del mundo rural, fundamentalmente el agroalimentario, así como dar respuesta a la inmigración y a los problemas demográficos.

Para ello es necesario un planteamiento de respuesta a las políticas sociales desde el ámbito de la economía, no solo prestaciones asistenciales. El 80% de la población en Europa vive en las ciudades, y este es un dato que podría darse la vuelta. Para ello habría que reconocer las potencialidades económicas del medio rural.

Estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación  (FAO) prevé que la población mundial crecerá en 2.600 millones de personas hasta el 2050. Eso va a requerir un 7% más de producción para alimentar a la población. Por eso el planteamiento de Castilla y León es unir esta necesidad con las posibilidades de impulsar la actividad económica y la despoblación para dar una respuesta a personas que vienen de otros países

Ese fondo procedería de una partida específica vinculada a activar la economía en las zonas más despobladas, a través de los Fondos de Desarrollo Rural o los de Cohesión, con una mayor tasa de financiación y con una cuantía vinculada a la obtención de resultados. Es decir, un fondo específico con financiación suficiente y mayor tasa de aportación europea, que se completaría con uno nacional y autonómico.

La propuesta se aprobó en el Parlamento Europeo, en presencia de los ponentes del Reglamento de la Política Agraria Común. Aceptaron tramitar la propuesta y se ha incorporado como enmienda a los reglamentos presentados por la Unión Europea. En paralelo se trabaja con una coalición de regiones europeas que están de acuerdo con este impulso y también se trabaja en el Comité de las Regiones de Europa.

  La clave es aprovechar las potencialidades del medio rural para dar respuesta a la despoblación y a las políticas sociales que tiene que abordar Europa para atender a la población que llega de otros países.

Es decir, aprovechar la inmigración para repoblar. La propuesta es que se aprovechen esos fondos para activar la economía en las zonas despobladas y de paso dar respuesta a estas personas que necesitan integrarse.

Propugnan que lo más común y sencillo es atender a las personas con prestaciones pasivas, pero es ineficiente y no resuelve los problemas.

La actividad económica debe partir de un desarrollo del territorio rural, basándose en primer lugar en las infraestructuras de comunicación.

Para atajar el problema de la despoblación consideran que ahora es el momento, pues se está redefiniendo la política energética y hay que tener en cuenta que un 30% de los costes de producción en el sector primario están vinculados a la energía. 

También se define la estrategia para el cambio climático y aquí sería importante que se tuviera en cuenta la reducción del consumo de agua, mediante la mejora de regadíos. Además, se está elaborando la estrategia de salud pública que tiene que contemplar la necesidad de atender a la población en el territorio.



Inmigrantes y mujeres: claves del crecimiento de empleo en España

El empleo crecerá más para inmigrantes y mujeres en 2019. España va a generar 404.000 empleos este año, con el sector servicios como principal motor de empleo. Sin embargo, en 2019 se crearán menos que el año pasado, ralentizándose respecto a los 476.000 nuevos empleos con los que se cerró el año 2018. La cifra se pronostica que seguirá reduciéndose en 2020, hasta 346.000 empleos.

El impulso dinámico en el aumento de empleos será mayor entre inmigrantes, mujeres o mayores de 35 años, según señala el informe Índice Manpowergroup.

El de 2019 será un empleo con mayor presencia de inmigrantes, más femenino, de mayor edad y con mayor formación, entre los españoles el empleo avanzará el 0,6% y  entre los inmigrantes se dispara al 9,5% Ello parece suponer una nueva fase inmigraciones netas de cierta importancia.

Por sexos, se confirma el aumento continuado del empleo femenino ya que entre las mujeres se impulsará más el empleo, al crecer el 2,6% frente al 0,7% de los hombres (unas cuatro veces menos que el de las mujeres) Si se tiene en cuenta la edad, crecerá más entre los que tienen más de 35 años a un ritmo del 2,6%, casi cuatro veces más que en el caso de los trabajadores de 16 a 34 años.

Esto refleja la continuidad del envejecimiento de la población y la caída de la población de menor edad. Teniendo en cuenta los estudios, cuanto mayor sea el nivel, mayor será el ritmo de la generación de empleo, mientras que entre aquellos con estudios superiores el empleo crecerá el 3,9%, el 3,4% entre los que tienen estudios medios y en el caso de un nivel bajo, el empleo caerá el 1%.

Otras claves en 2019

De los 750.000 empleos que se crearán serán 551.000 empleos en el sector servicios y hostelería (el empuje del turismo explica gran parte de las contrataciones),127.000 en industria, casi a punto de recuperar los datos del empleo pre-crisis.

Sesenta mil en la construcción, donde el crecimiento será mayor, prueba de la recuperación del ladrillo. Destaca que el comportamiento del comercio refleja “cambios del consumo de las familias españolas, que destinan cada vez más recursos al comercio electrónico”, y  que “no está tirando del empleo” como anteriormente. Además, respecto a los sectores el empleo crecerá a mayor ritmo en el sector público, al 2,4% anual hasta 2020, mientras que aumentará el 1,8% y el 1,5% en el ámbito privado.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019