Policía Nacional detiene a un hombre por presuntos delitos relativos a la prostitución, contra los derechos de los trabajadores y blanqueo

09/02/2019

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 65 años de edad como presunto autor de un delito contra el derecho de los trabajadores, relativos a la prostitución y blanqueo de capitales, al regentar una vivienda que la utilizaba como prostíbulo, sito en la barriada de Pere Garau.

Las investigaciones empezaron el pasado mes de julio, cuando la Policía Nacional tuvo conocimiento de las condiciones infra humanas con las que trabajaban una serie de mujeres que se dedicaban a la prostitución.

Fue cuando agentes de la Policía realizaron una serie de gestiones averiguando que diferentes mujeres de nacionalidades diversas, como Colombia y Brasil, se encontraban en pésimas condiciones laborales, trabajando hasta 18 horas y que tuvieran sólo 6 horas de descanso, las cuales eran repartidas a lo largo del día, durmiesen todas ellas juntas hacinadas en un antiguo patio, habilitado como habitación, al que le habían puesto un techo prefabricado y que contaba con literas, etc.

Las mujeres no estaban dadas de alta en la Seguridad Social, algunas de ellas incluso se encontraban en situación irregular, otras habían venido a Palma, como turistas, por una estancia de tres meses, encontrándose varias de ellas en una situación de necesidad, viéndose obligadas a ejercer la prostitución para subsistir o mantener a sus familias.

El coste de los servicios oscilaba entre los 50 euros por media hora, a los 100 euros por la hora. El importe entregado por el cliente se desglosaba en tantos por ciento, entre el 40 % y el 50 % se lo quedaba el detenido. A ello se sumaba el importe abonado por las consumiciones de bebidas, que íntegramente se lo quedaba éste.

En la vivienda había numerosos carteles con órdenes imperativas sobre prohibiciones o advertencias, indicándoles a las mujeres lo que podían o no podían hacer, tales como “las chicas de 24 horas tienen un solo día libre a la semana y 3 horas libres al día, la que no cumpla esta norma cobrará el 50% sin previo aviso”.

Se han efectuado dos entradas y registros, interviniendo 3.135 euros en efectivo, diversa documentación, así como varias agendas donde se recogían nombres de las mujeres y otras anotaciones, como cantidades de dinero, las cuales se anotaban día por día, que sumaba una alta cantidad de dinero.

Los agentes al tener conocimiento de todo ello, procedieron a la detención del presunto autor por los delitos contra los derechos de los trabajadores, prostitución y blanqueo de capitales, el pasado lunes por la tarde.

El detenido, que cuenta con antecedentes, ha sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial ante el juzgado en funciones de guardia en la mañana del día de hoy.


El trabajo en red, la estrategia del
Ayuntamiento de Palma para abordar la
problemática de la prostitución


A finales del año pasado, este periódico realizaba un informe sobre el trabajo social orientativo que en estos últimos años se ha realizado desde el Ayuntamiento de Palma dirigido a las mujeres que se dedicaban a la prostitución, muchas de ellas provenientes del extranjero.

El consistorio en estos tres primeros años de legislatura ha reforzado el trabajo en red con las entidades sociales, tales como Cruz Roja, Casal Petit, Médicos del Mundo y Fundación Amaranta que ofrecen atención primaria y servicios de orientación a las mujeres que ejercen la prostitución en Palma.

En esta legislatura, comentaba el técnico responsable del área, Toni Colom, se le ha dado continuidad al trabajo de estas entidades especializadas.

Este trabajo en red pretende, decía el técnico del área, consiste en que las mujeres que ejercen la prostitución tengan derechos y el acceso a toda clase de servicios de ayuda que ofrecen cada una de estas entidades.
En Palma, agregaba, se abordaba antes el tema de la prostitución de una manera diferente, cada entidad hacía su trabajo aparte, actualmente el Ayuntamiento tiene una dinámica de colaboración entre las entidades que han dejado positivos resultados.

Las mujeres que se dedican a la prostitución deben conocer sus derechos, y a la vez, a través de los servicios pueden acceder a cursos de formación y oferta que les permita plantearse abandonar para siempre este oficio.


Casal Petit

El Casal Petit perteneciente a las Hermanas Oblatas tiene como objetivo proporcionar medios y formación para la inserción laboral de las mujeres que se encuentran en situación de prostitución y son víctimas de trata con la finalidad de explotarlas sexualmente.

Magdalena Alomar, coordinadora comentaba que desde la entidad se ofrecen actividades sociales dirigidas a estas mujeres que buscan otro tipo de opciones de vida. En este sentido, se llevan a cabo talleres de formación en castellano e informática y cursos pre laborales para acceder a la oferta de trabajos.

“Cuando ellas acuden al Casal quieren encontrar un trabajo normal”, afirmaba Magdalena, para agregar que el casal les brinda las herramientas para potenciar su autoestima. A este local, localizado en la calle Can Martí Feliu 9-A de Palma, acuden mujeres en busca de orientación.

La mayoría de las usuarias son de origen inmigrante procedentes de África y Sudamérica, también llegan españolas que están en situaciones de extrema necesidad.

Desde el Casal describen la dramática situación de las víctimas de la explotación social, otras que se enfrentan a dramas de exclusión social y ven en la prostitución el único camino para poder sacar a delante a sus hijos.


Médicos del Mundo

Desde esta ONG, cuenta su coordinador de Illes Balears, Alberto Gundin atienden a casi dos mil prostitutas. Esta cifra ha ido en aumento un diez por ciento anual, especialmente en las épocas veraniegas centrando su atención en zonas turísticas como en la Playa de Palma y Calvià en el que se refleja con un incremento de asistencias y material sanitario entregado a las usuarias.

La entidad lanzó en abril del año pasado la aplicación privada MDM Iris, que es gratuita para facilitar el contacto directo con las mujeres que se dedican a este oficio.

Esta iniciativa, según Gundin ya está disponible en Google play y App Store, en castellano, catalán, inglés y chino debido a las mujeres de diferentes nacionalidades que se dedican a esta actividad.

La aplicación informa sobre los servicios que ellas tienen a su disposición, incluyendo las ofertas laborales a las que puedan acceder no solo en Palma, también en el resto de las Islas.

Para Alberto Guldin este tipo de colectivo es muy vulnerable a la sociedad y al que se le debe prestar especial atención. El coordinador de la ONG tiene palabras de rechazo hacía quienes secundan este tipo de actividad. “Las personas que pagan el servicio de una prostituta no son clientes, en mi caso personal los denomino prostituidores”, para añadir que la prostitución es un oficio en el que permanentemente se está maltratando y vulnerando los derechos de las mujeres.
Médicos del Mundo, está en la calle Ricardo Ankerman 1, también se ofrecen charlas de prevención de enfermedades en todos los ámbitos de la salud y también se presta asesoría en temas laborales para las mujeres que quieran escoger otra alternativa de vida.


Cruz Roja

La coordinadora del área de la mujer es Mónica Gelabert, opina que a estas mujeres hay que brindarles la confianza necesaria para levantar su autoestima.

Al igual que las otras dos entidades citadas, la Cruz Roja de Baleares les ofrece charlas sobre prevención de enfermedades repartiendo material informativo. De la misma manera, que les asesoran sobre cómo diligenciar documentos para la inserción laboral y las acompañan a realizar trámites administrativos de extranjería o empadronamientos, entre algunos de ellos.

La responsable de esta área considera que la mayoría de estas mujeres se ven abocadas a triple vulnerabilidad por el hecho de ser mujer, prostituta e inmigrante. “Las mafias las controlan y mucha gente se beneficia de esta actividad a costa del sacrificio de estas personas”.


Datos

Los datos de la memoria elaborada de forma conjunta reflejan que en el año 2017 la XAPDEP, Red de Atención Directa a Personas que Ejercen la Prostitución en Palma, atendió a 1917 personas, lo que supone un aumento de 102 personas respecto al año 2016.

Por sexos, el 96% de las personas atendidas son mujeres, el 2% son hombres y un 2% son transexuales. En este sentido, Aligi Molina, regidor de Igualdad y Derechos Cívicos del Ayuntamiento de Palma destacaba que los datos demuestran lo que es una evidencia. “La prostitución es una cuestión de desigualdad de género”, afirmó. En cuanto a la variable de nacionalidad los datos de la memoria reflejan el predominio de la atención a las personas procedentes de países de América Latina (36 por ciento) y de África.

Por porcentajes de edad el 40 por ciento de las personas atendidas tienen entre 25 y 34 años y el 32 por ciento, entre los 35 y 44 años. El lugar de ejercicio predominante sigue siendo en contextos cerrados con un 53 por ciento, de los que un 30 por ciento en pisos / casas y un 23 por ciento a clubes. El otro 46 ejerce en la calle.
Las personas procedentes de Europa y América Latina ejercen principalmente en contextos cerrados: pisos / casas y clubes. Las personas procedentes de África lo hacen mayoritariamente en la calle (un 80 por ciento). Las personas asiáticas ejercen todas en contextos cerrados. Predomina el ejercicio en la calle en todos los grupos de edad y se rompe la tendencia de años anteriores, en el que predominaba el ejercicio a clubes de las mujeres de 18 a 24 años. En grupos de edad más elevada predominan las que ejercen en la calle.




Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019