Los ecuatorianos no podemos olvidarnos que Venezuela nos abrió las puertas

09/02/2019

Después de los lamentables sucesos ocurridos en el norte de Ecuador, desde la Asociación Solidaria Ecuatoriana con domicilio en Palma de Mallorca, Islas Baleares, España, queremos enviar un mensaje de solidaridad para los familiares de Diana, mujer ecuatoriana que fue asesinada por un criminal que se escondió tras una imaginaria emblemática y sagrada bandera tricolor de la hermana república de Venezuela, lo que originó el repudio y la indignación de los habitantes de Ibarra ciudad norteña de la república ecuatoriana, agrediendo física y moralmente a ciudadanos venezolanos que están de paso y algunos residen en esta comunidad, en represalia y tratando de dar una lección ejemplarizadora para evitar que se repitan actos de esta naturaleza, lo cierto es que en esos momentos predominó el irrazocinio, la ira y la furia desatada sin medir las consecuencias que estos actos podrían acarrear.

Es el caso queridos hermanos bolivarianos que sentimos en nuestras carnes profundamente la pena de tremendo error y desatino al querer culpar a personas que en su gran mayoría huyen de su país porque lo están pasando mal, y emigran en busca de mejores oportunidades y alternativas eventuales o permanentes en algunos casos con lo que eso implica lamentablemente y esperan que sus hermanos bolivarianos les extendamos los brazos para recibirlos con afecto y embriagarlos de optimismo en la espera de un futuro promisorio

Queridos hermanos: no podemos olvidar cuando en Ecuador la situación de inestabilidad y malos gobiernos obligo a los ciudadanos a tomar sus mochilas y tratar de empezar de nuevo en otros lares en busca de nuevos horizontes y antes de tomar como destino Europa ( solo se viajaba a USA). Y es que el primer país hermano que nos abrió sus fronteras y nos extendió sus brazos fue precisamente la cuna de Bolívar y Sucre Venezuela, por favor hagamos actos de reparación, evitemos situaciones contraproducentes que minan la moral de las personas y abracémonos con fuerza entre bolivarianos sabiendo que juntos podemos ser más fuertes y menos vulnerables ante los actos delincuenciales y criminales que debemos desterrar aunque esto resulte altamente utópico

No olvidar que muchos de nosotros vivimos o residimos en países extranjeros que a pesar de algunos malos comportamientos propiciados por compatriotas, no señalan al resto procedentes del mismo origen territorial como actores directos o indirectos de tremendos actos reñidos contra el buen vivir

No se debe utilizar despectiva o peyorativamente la nacionalidad de los individuos o ciudadanos para criminalizar o penalizar de manera general a personas que en su gran mayoría son como el denominador común de los ecuatorianos, “gente de alma noble”

Desde aquí quiero enviar un fortísimo abrazo a nuestros hermanos venezolanos e invitarles a que no desmayen en la búsqueda del principal objetivo de la humanidad, el bien común.

A los hermanos bolivarianos que estén de acuerdo conmigo gracias y a los que no comparten este manifiesto les pido por favor que desde la tolerancia y la cordura eviten hacer comentarios difamatorios y obviamente tienen también mi respeto

Un abrazo
Alberto Montiel
Barbotona.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019