La historia del Real Mallorca con Sudamérica empezó en 1934

11/02/2019


Tirando de archivo y de hemeroteca, hace apenas unos años se produjo un gran hallazgo. El primer jugador foráneo en vestir la camiseta del Real Mallorca no fue el húngaro Mongoi como erróneamente se creía hasta no hace mucho. Dicho privilegio corresponde a Victorino Manuel Gontade, exjugador argentino que pasó también por la disciplina de equipos como Huracán, Platense y Tigres.

Hogar de muchos sudamericanos, y en especial de argentinos, durante finales del siglo XX y principios del XXI, los primeros lazos del Real Mallorca con el subcontinente americano se remontan, no obstante, a los años 30, tal y como reveló Xesc Ramis en su blog ´Soydelmallorca.blogspot.com.es’ apoyándose en las crónicas de El Correo de Mallorca como principal fuente. Ante la escasez de documentación oficial por parte del club en comparación con otros de carácter profesional, tal vez en el futuro aparezca un nuevo reportaje de investigación que desmonte la teoría de Ramis, pero a día de hoy no existe ninguna que la contradiga. En otras palabras, Gontade fue el encargado de abrir el camino a los jugadores de fuera 16 años antes que Mongoi.

Tres sudamericanos en la actual plantilla
Cierto es que el paso de Gontade fue uno efímero, pues solo existen registros de un único partido disputado con el Mallorca antes de emprender el camino de vuelta a su Argentina natal, con una breve escala previa en Vigo. Mucho ha llovido desde esa primera relación con Sudamérica. Hoy día, tres sudamericanos componen la actual plantilla del Mallorca: el argentino Leonardo Suárez, el ecuatoriano Pervis Estupiñán y el colombiano Anderson Arroyo, uno de los fichajes de los bermellones en el recién clausurado mercado invernal.

Dicho de otra manera, entre los tres se reparten la representación latina dentro de un equipo que, a base de buenos resultados y méritos deportivos, se ha metido de lleno en la pelea por la zona noble de la clasificación como para ser considerado, en las cuotas online, un candidato al apostar al ascenso a Primera División por la vía del ‘play-off’. Séptimo en estos momentos, el Mallorca tiene casi una vuelta entera por delante para acabar entre los seis primeros.

Hubo otra época en que se codeaba con los grandes de España, un tiempo en que esa llama que se encendió con Gontade latía con más fuerza incluso que ahora. La historia dice que los mayores logros del Mallorca corresponden a las temporadas 1998-1999 y 2002-2003, en las que ganó, respectivamente, la extinta Recopa de Europa y la Copa del Rey. Ese primer título lo obtuvo con el argentino Héctor Cúper en el banquillo y con sus paisanos Carlos Roa, Siveiro, Ariel Ibagaza y Leonardo Biagani en el once titular. Mismo número de sudamericanos salieron de la partida contra el Recreativo de Huelva en la final copera de 2003, aunque abarcando un mayor abanico de países. Leo Franco e Ibagaza ondearon la bandera argentina en esa ocasión, mientras que Harold Lozano hizo lo propio con la colombiana y Walter Pandiani con la uruguaya.

En mayor o menor media, el Mallorca ha tenido, a lo largo de sus 102 años de vida, un vínculo muy estrecho con Sudamérica. Todo empezó con Gontade, y en el presente Leonardo Suárez, Pervis Estupiñán y Anderson Arroyo han tomado el testigo, aunque los más nostálgicos siempre recordarán con más ilusión la etapa en que Ibagaza era el buque insignia. Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019