Mujer exitosa ejemplar

09/03/2019

En diálogo con este periódico comenta que no ha sido fácil, pero lo ha asumido como un reto de progreso y ambición profesional que está rindiendo sus primeros frutos. Hace pocos días le notificaron desde el Colegio Oficial de Abogados de Baleares el número oficial de colegiada con el que podrá ejercer como letrada en el territorio español.

Desde este periódico nos unimos en positivo al logro de ella, no solamente evocando el Día Internacional de la Mujer, pues no deja de ser una fecha recordatoria para enaltecer los valores y reivindicar la igualdad de oportunidades, sino para enaltecer el mérito que tiene una inmigrante más como miles, de adaptarse y demostrar en otro país su valía y templanza como profesional del derecho.


BSF: ¿Qué le hace tomar la decisión de salir de su país?
B.T:
Es simple: quería explorar otros mundos, mi hermana vive en España. Ese fue el comienzo, me gustó el país, la forma de vida, su gente. Y vi en este país un potencial enorme para ejercer mi profesión, especialmente en el derecho de extranjería, algo que hoy por hoy felizmente lo puedo materializar.

BSF: ¿Qué rememora de sus comienzos en una nueva sociedad de acogida?
B.T:
Primero que todo le doy mis saludos a todas las mujeres en nuestro día internacional, a todas las luchadoras, perseverantes, virtuosas, a las madres cabezas de hogar y a las profesionales que tenemos varios roles. Respecto a su pregunta, tengo que decir que ha sido un proceso bastante bonito. Llegué hace trece años a España, estuve irregular, viví el tiempo de crisis y luego con trabajo y perseverancia me fui abriendo camino hasta obtener la regularización. Fui camarera de pisos, teleoperadora, comercial en varias empresas hasta que retomé los estudios.

BSF: ¿Cuál es el proceso para llegar a la convalidación de sus estudios hasta la obtención de la colegiación para poder ejercer?
B.T:
En el 2009 hice un máster en derecho de familia en la Universidad de Barcelona y en el 2014 comencé el proceso de homologación de mi carrera de abogada. Tuve que hacer un máster de acceso a la abogacía, luego la prueba estatal para obtener mi colegiatura.

BSF: Muchos profesionales emigran y tiran por la borda años de estudios. ¿Pensó en arrojar la toalla ante los obstáculos?, cuando se es inmigrante es difícil compaginar estudios con subsistencia.
B.T:
No, en ningún momento, pero lo que sí debo admitir es que hubo momentos de la crisis en 2009 que fueron muy difíciles, sin embargo, soy una persona que piensa que hay que preservar y luchar por lo que nos gusta. Ejerzo como abogada y no lo hago únicamente por la profesión, realmente me encanta este oficio, nací para esto.

BSF: La lucha de la igualdad de oportunidades de género es uno de los temas reivindicativos. ¿Usted como mujer inmigrante y profesional ha sentido discriminación?
B.T:
En todos los lugares del mundo existe cierta discriminación, se traduce en la diferencia de salarios entre hombres y mujeres. Mundialmente no se ha logrado el equilibrio que debería representar una igualdad en cuanto a los roles de salarios, políticos, en el mismo hogar se ven las desigualdades. Sí que es verdad que las mujeres hemos avanzado en la lucha por nuestros derechos, pero falta mucho camino por recorrer.

BSF: ¿Qué fue lo primero que se le pasó por la mente cuando hace unos pocos días le notificaron la colegiatura?
B.T:
Una satisfacción enorme, fue un proceso de dos años y medio de sacrificio en el que debo agradecer el apoyo de mi esposo Carlos. Tuve que ver materias que no cursé en Colombia, la presentación de exámenes muy complicados. Pero todo este esfuerzo ha valido la pena, estoy muy contenta de regresar a los estrados judiciales.

BSF: ¿Cuál es su punto fuerte en la abogacía?
B.T:
El derecho de extranjería y de familia, siempre me ha gustado, nunca me he desactualizado, cuando no ejercía estuve en prácticas mientras estudiaba. Lógicamente más allá de ejercer un trabajo me gusta ayudar a las personas en situaciones difíciles y tener la satisfacción personal y profesional de que has ayudado a las personas.

Datos de contacto de la abogada, Beatriz Tobón
628 47 89 14.

Vea la entrevista completa en el Canal YouTube de BSF.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019