Homenaje póstumo a Lina: “La vida es un regalo de Dios tan grande, es tan corta que no sabemos aprovecharla”, Lina María Vallejo, fallecida el 1º de abril

12/04/2015

Hay cosas y situaciones en la vida que suceden a nuestras espaldas y no pueden pasar inadvertidas. El martes 31 de marzo, publicamos en nuestro perfil de Facebook una triste noticia sobre el inminente fallecimiento de una ciudadana colombiana de 41 años, ingresada en Son Espases aquejada de una grave enfermedad.

Ese drama se sumaba a dificultades personales, que por expresa solicitud del esposo de la fallecida, Sebastián, omitimos detallar.

En medio de esta lamentable noticia y mucho menos sin ánimos de protagonismo, a título personal, destaco la labor incondicional, solidaria y desinteresada de dos personas: la pediatra venezolana, Reina Lladó, quien desde hace años atrás cumple labores humanitarias en el África cuando su tiempo libre se lo permite. Ella, se encargó de dar toda clase de apoyo al esposo y los tres hijos de Lina.  

Reina, incluso ya fue portada de nuestro periódico en una de nuestras ediciones gracias a ese mérito humano y labor altruista de ayuda desinteresada a los demás.

La otra persona, Norbey Andrade, presidente de la Asociación de Colombianos en Baleares, que se dedicó a coordinar los trámites de los servicios funerarios y detalles burocráticos que demandan las circunstancias.

No es la primera vez que Norbey hace este nada agradable trabajo, a lo largo de los trece años de existencia de la asociación se ha encargado de hacer este tipo de gestiones.

En definitiva, gestos solidarios que no trascienden a la opinión pública, pero es necesario que se conozcan; una familia a la que le enviamos nuestras condolencias y dos magníficas personas de corazón que hacen cosas grandes desde el anonimato.

Sebastián agradece desde las páginas de este periódico las muestras de solidaridad y aprecio recibidas en los momentos complicados y espera seguir luchando siempre acompañado del recuerdo de Lina para seguir sacando adelante a sus tres hijos. 

Antes de fallecer, Lina le entregó a su marido Sebastián, un documento para que lo reprodujéramos en Baleares Sin Fronteras. Esta carta ya había sido publicada en un folleto de la iglesia cristiana a la que pertenecía “Apostolado de la Oración”. 

Aceptaré la voluntad de Dios

Hola a todos, mi nombre es Lina María Vallejo, soy colombiana, vivo en Palma de Mallorca, tengo 40 años. Vine a España en el 2002 a trabajar para sacar adelante a mi familia, tengo tres hijos, de 19, 15 y 9 años, respectivamente, y mi esposo. Ellos son seres maravillosos.

Gracias a Dios han estado conmigo cuando más los he necesitado. Somos una familia cristiana que siempre hemos creído en la iglesia. Gracias a Dios lo digo porque hace un año me detectaron un cáncer de ovario metástasis. (Adenocarcinoma de ovario estadio IIIc)

A través de esta enfermedad he aprendido a amar a Dios de una forma diferente, antes era como más tibia, ahora vivo la misa, creo que Dios verdaderamente está en ella y en cada uno de nosotros, pero aún me falta mucho por sanar y por aprender.

Confieso que mi esposo siempre rezaba más que yo, fui a retiros, a misas de sanación, a grupos de oración; el señor me ha llamado muchas veces pero a raíz de esta enfermedad mi vida ha cambiado.

No pienso que el señor me la ha mandado; pero que sí se ha valido de ella para sanarme no del cuerpo, que es lo que menos me importa, sino que poco a poco me ha ido sanando el alma. (El mal humor, de renegar, de pensar y hablar mal)

Doy gracias a Dios por bendecirme con esta enfermedad (he llorado, he sufrido quimios, cirugías, etc.), por sanarme espiritualmente, porque estoy viva y por cada día que pasa.

Amo a mi familia, amo a mis hermanos en Cristo que no se han cansado de orar por mí, a los sacerdotes y a todas esas personas que de una u otra forma me han ayudado con sus oraciones.

La vida es un regalo de Dios tan grande, es tan corta que no sabemos aprovecharla. Por esto, doy gracias al Señor, porque vivo feliz al lado de mi familia, por el regalo que me hizo de volver a ver a mi madre después de doce años.

Son muchas bendiciones, me he enamorado cada vez más de Jesús y de su Santísima Madre, la Virgen María; la intercesión del Padre Pío ha sido también muy importante en estos momentos de dificultad.

Sigo luchando junto a mi familia, hasta que se haga la santa voluntad de Dios que aceptaré con todo mi corazón.

Gracias Padre, gracias mamita María, gracias a todos. 

Firmada Lina María Vallejo

Fallecida el 1º de abril de 2015

E.P.D 

Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019