“hay que abrir un debate para reconocer la nacionalidad a los hijos nacidos en España de padres extranjeros”

13/05/2019

Por Juan Pablo Blanco A

Después de 27 años activo en la carrera judicial, ahora juez en excedencia, le propusieron participar en la política. En el 2015, luego de consultar con sus más allegados aceptó. Afirma que Unidas Podemos no es el típico partido clásico, sino el emergente que apuesta por los derechos de las personas y el bienestar común.

Baleares Sin Fronteras se desplazó a la sede de este partido que este año, en el caso de obtener la confianza del electorado, no se quedará en el rol de auditor como ocurrió en la legislatura que finaliza. Esta vez sí entrarán a formar parte activo del Govern balear, incluso, en el momento de darse el caso de hipotéticos pactos a corto plazo para gobernar en las instituciones.

BSF: ¿Qué es lo más destacable que le puede ofrecer a la gente como candidato al Govern balear?

JPY: Insistir en la protección de los derechos de los ciudadanos y ciudadanas de Baleares. Eso es lo que refleja el lema que hemos elegido, es decir, ´la vida en el centro´.

BSF: ¿qué temas prioriza?

JPY: Hablamos de temas trascendentales como la vivienda, renta social garantizada, territorio, medio ambiente y otros problemas que afectan a la cotidianeidad de quienes viven en la Comunidad Autónoma de Baleares.


BSF: hay muchas solicitudes en el IBAVI. ¿Qué hacer con esta problemática tan controvertida en esta legislatura?

JPY: ¿Qué hacer? Es la gran cuestión que debemos afrontar en esta legislatura que comenzará a partir del 27 de mayo. Apostar por la creación de seis mil viviendas sociales en esta Comunidad Autónoma. Estamos hablando de viviendas sociales en alquiler de manera que el suelo sea público, dicho sea, que se ofrezcan a cooperativas de viviendas para que puedan edificar. Otra forma es que se compren de segunda mano para ponerlas en alquiler social con el fin de erradicar la especulación.

¿BSF? cuál es su posición respecto al alquiler turístico?

JPY: Estamos a favor de regularlo de manera racional teniendo en cuenta las necesidades y los derechos de las personas que tienen las personas de acceder a una vivienda que puedan desarrollar dignamente sus vidas. No somos frontalmente opuestos a prohibirlo, pero sí que en determinadas zonas hay que regularlo atiendo a sus necesidades. No negamos en ningún momento la importancia que tiene el turismo como la primera economía en las Islas, pero vivimos en un territorio frágil y limitado en el que se debe regular el alquiler turístico atendiendo también a las necesidades de las Islas y sus habitantes.

BSF: usted como andaluz, ¿qué opina de esta guerra lingüística a lo largo de la legislatura denunciado por los partidos de la oposición.

JPY: Pues lo lamento, pero aquí no hay guerra lingüística que valga. Hace ocho años llegó un gobierno encabezado por José Ramón Bauza. En ese momento sí que se inició una guerra cuando aquí nunca había existido esa situación. Soy andaluz, efectivamente, pero comparto mi vida con una persona que es catalanoparlante, tengo el nivel de catalán que reclama mi profesión a la que me he venido dedicando para poder utilizarla como mérito en los concursos de traslado dentro de la carrera judicial. Quieren crear una guerra pero eso hace mucho tiempo se superó.

BSF: ¿El catalán debe ser un mérito o requisito para acceder a una plaza en la Administración Pública?

JPY: El catalán no debe provocar ningún tipo de tensión en la sociedad. Cualquier persona se pueda dirigir en ambos idiomas, o incluso exigir, que se le atienda desde la administración en cualquiera de ellos. Para determinados puestos de la Administración se exigen conocimientos básicos del catalán para que, por ejemplo, en la sanidad si un paciente expresa su voluntad de ser atendido en este idioma sea atendida su solicitud, e insisto, nuestro Estatuto de Autonomía la denomina lengua propia de las Islas. En esa línea, me parece que reconocer el catalán como requisito forma parte de la normalidad democrática de las Islas.

BSF: No es competencia de las Comunidades Autónomas, pero cómo las políticas migratorias en España en el centro de debate en el último tiempo

JPY: Es un tema complicado de difícil solución. Baleares históricamente es una tierra de acogida para los que han venido a una vida mejor. Mientras no se pongan soluciones en los países de origen de las personas migrantes será muy complicado que la gente deje de jugarse la vida para emigrar.

BSF: ¿Qué perspectiva observa y como hombre de leyes que propondría?

JPY: debemos ser generosos para dotar de servicios públicos a los que no han podido arreglar su situación administrativa y lograr unas políticas activas para que los irregulares dejen de serlo. Igualmente debemos ser más sensibles con los hijos de extranjeros nacidos en España. No basta con nacer en España para ser español, sino hay que ser hijos de padres españoles para obtener la nacionalidad. Este es un debate que deberíamos abrirlo en el Congreso de los Diputados para saber qué hacer con las normas de derecho internacional a la hora de reconocer la nacionalidad española a pesar de ser hijos de padres extranjeros. Es lo más justo. Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019