Eduardo Zúñiga, un chileno muy mallorquín candidato a la alcaldía de Llucmajor

13/05/2019

En los comienzos de los setenta llegó a Europa Mallorca a residir con su familia huyendo del régimen de Augusto Pinochet
Por Juan Pablo Blanco
Era muy pequeño cuando llegó a Italia con su familia. Su padre era realizador de programas trabajando para varias productoras de televisión. Llegó a Mallorca junto a sus padres en 1974, desde aquel entonces se convirtió en un isleño más.
Conserva un poco el acento chileno por su familia, pero habla perfectamente el mallorquín. Y es que no se puede pedir adaptación a alguien que ha pasado casi toda su vida en la Isla conociendo las peculiaridades del entorno y residiendo hace 20 años en Llucmajor, uno de los municipios más grandes de Mallorca, del que aspira a convertirse en el futuro alcalde por el partido Unidas Podemos.
Eduardo que ha sido en esta legislatura, director insular de comunicaciones del Consell de Mallorca visitó la redacción de Baleares Sin Fronteras.
Baleares Sin Fronteras: ¿Cuál es la primera acción de gobierno que usted le propone a los lluchmayorenses en caso de ser elegido el 26 de mayo?
Eduardo Zúñiga: actualizar el plan general de ordenación urbanístico. Esto equivale en la práctica a la forma en qué se va a desarrollar el municipio a nivel habitacional y el tipo de subvenciones que se pueden llevar a la práctica. Además de analizar las estrategias que utilizaremos con las energías renovables respecto a las edificaciones que se realicen en el futuro; los accesos a la recarga eléctrica en el municipio de los vehículos que estén cerca de las zonas habitadas, en fin, todo lo que no se ha hecho en los últimos 35 años en Llucmajor que ha sido un verdadero desastre.

BSF: ¿Tan obsoleto está el plan de ordenación urbanística?

E.Z: en este momento rige el plan de ordenación de 1985 cuando la población ascendía a 17000 habitantes. Además había una obligación de adaptarse al plan general del Consell de Mallorca que se impuso en el 2006 y tampoco se hizo. Hoy por hoy, en esa línea, Llucmajor, parece una ciudad sin ley

BSF: Uno de los temas polémicos es la recogida de residuos al tratarse una zona turística. ¿Qué propone?

E.Z: estamos a la cola de los municipios de Mallorca en el tema del tratamiento de residuos. Lo que vamos a proponer adaptarnos al plan director del Consell de Mallorca de que he formado parte en esta legislatura. Lo que propongo es una recogida selectiva en las zonas donde sea posible. En las otras zonas donde haya edificios más altos hay que adecuar mejores y acordes espacios para reciclar la basura. 

BSF: Pero muchas veces son temas que los propios gobernantes descuidan por la falta de una concienciación cívica…
E.Z: Hay que verla desde dos perspectivas: una es el tipo de contrato que está obligado a crear el  municipio para mejorar el tratamiento de residuos no peligrosos. La otra estrategia apunta a lo poco cívicas que son las personas que tiran la basura en las calles, dejan colchones al lado de contenedores y como si fuera poco no recogen las heces de sus mascotas. Es necesario crear un espacio de pipican en los tres grandes núcleos del municipio que en el momento no existen. En definitiva son detalles que suman bastante para elevar los índices de limpieza de Llucmajor. Los gobernantes no se pueden cruzar de brazos, hay que innovar cada vez más.

BSF: Hablando de innovar, ¿qué aspectos mejoraría en el municipio por excelencia turístico?

E.Z: El actual modelo turístico del Arenal nos ha traído más degradación que beneficios. Y en esa línea debemos seguir dos modelos. El primero es actuar en la primera línea para volverla peatonal, es un área pequeña que se debe mejorar en tema de infraestructuras para hacerla más atractiva de cara a la inversión de los empresarios y potenciar la buena imagen de los turistas que nos visitan.

BSF: Otro tema polémico es la seguridad del Arenal de Llucmajor. ¿Qué cambios haría?

E.Z: No podemos decir que estemos en un alto nivel de inseguridad, pero sí que es cierto que los vecinos de la zona me comentan preocupados que desde que Son Banya desapareció han visto la llegada de personas que se dedican a los pequeños menudeos de droga en la calle. Lógicamente eso genera inseguridad y por consiguiente tenemos que actuar cuanto antes para que la zona no se convierta en una pequeña Son Banya. Contestando a su pregunta, una de las estrategias para contrarrestar el problema es tener más policías en la calle. Soy consciente que hay pocos y se debe aumentar la plantilla. Estoy seguro que los comerciantes, hosteleros y los vecinos van a apoyar este tipo de medidas.

BSF: Existe la sensación que en materia de transportes en Llucmajor hay mucho por hacer. ¿Qué es lo primero que haría?

E.Z: Me preocupa que tengamos una ruta de autobús que nos lleve al hospital referencia de Son Llàtzer. Llucmajor es el municipio de Mallorca que está más próximo a Palma. Necesitamos un transporte público que nos lleve por lo menos hasta el hospital, o si no hacemos lo de Marratxi en su día. Habilitaron contratos públicos con empresas de taxis para favorecer el desplazamiento de las personas que necesiten desplazarse a Son Llátzer. 

Vea la entrevista completa en YouTube Baleares Sin Fronteras y suscríbase a nuestro canal Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019