José Hila: “El Ayuntamiento trabajará en esta legislatura activamente contra el incivismo”

16/08/2019

Baleares Sin Fronteras: Ya no son dos años, serán cuatro, de todas maneras repite. ¿Qué resumiría de la Palma del próximo cuatrienio?

José Hila:
Estrenamos cuatro años ilusionantes de gobierno, cuyo objetivo es mejorar el día a día de la ciudad para dar un paso adelante. La anterior legislatura nos centramos en el rescate de las personas y esta será la de invertir en la mejora física de la ciudad para proyectar lo que deben ser los próximos quince años en temas como la movilidad, la sostenibilidad, la vivienda y las mejoras en el transporte entre otros.

BSF: La primera queja en la que coincide la mayoría. La suciedad, ¿Qué plan tiene en marcha?
J.H:
Es un asunto que indudablemente tenemos que mejorar, lo hemos comenzado en estos primeros cuarenta y cinco días. Los compromisos que adquirí para los primeros cien días están todos cumplidos. Por ejemplo, hemos puesto en marcha el plan para cortar las hierbas y limpiar las pintadas vandálicas. Seguiremos reforzando los medios de EMAYA tanto de personas como de camiones, barredores y todas las herramientas necesarias para que la ciudad esté cada vez más limpia. Y también, desde luego es necesario que el ciudadano aporte lo suyo, es decir que sea cívico y tome conciencia del rol que asume.

BSF: ¿Algo específico para resaltar dentro de ese plan de limpieza?
J.H:
Cabe resaltar que hemos anunciado la contratación de ciento veinte policías que estarán dedicados a hacer cumplir las ordenanzas municipales, estarán atentos a que se respete la normativa de limpieza. Palma es la casa de todos y nuestra obligación es mantenerla limpia y en buen estado.

BSF: ¿Cómo será la distribución del personal y cómo operará en la ciudad?
J.H:
Pondremos en marcha el proceso para las diferentes oposiciones y la idea es que lleguen en 2020 al Ayuntamiento para incorporarse a las unidades. Después de diez años de no contratar, reforzaremos el policía de barrio y el policía tutor. Nos interesa el policía de a pie de calle, que esté vigilando que las cosas del barrio funcionen, y eso por una parte previene los problemas de seguridad y al mismo tiempo controla que se cumplan las ordenanzas, como por ejemplo, las del ruido, la limpieza, el control de los animales, las normas de tráfico. Con esto daremos un salto de calidad inminente en la ciudad.

BSF: hemos escuchado que las multas contra el incivismo en estos cuatro años estarán a la orden del día

J.H:
Lo dije en campaña y aquí estoy para confirmarlo. Hay una parte de la ciudadanía que por desgracia no entiende lo que no se debe hacer. Mucha gente conoce la normativa en temas de limpieza, ruidos, terrazas y animales de compañía. Creemos que la labor informativa se ha realizado, ahora falta que la gente comprenda lo que no se debe hacer, y si no lo entienden, obviamente, no tendremos más que remedio que multar a los incívicos. El Ayuntamiento trabajará activamente contra el incivismo.

BSF: ¿En otro orden de ideas, qué opina de las críticas vertidas por el manejo de las políticas del turismo en Palma, especialmente de la oposición?
J.H:
De momento la presencia de turistas en Palma es importante, basta salir a la calle para comprobarlo. Es una industria de la que vivimos y nos interesa que vengan turistas, pero también, como todo en la vida, tras una etapa de éxito surgen algunos retos, como por ejemplo, en algunas zonas del centro de la ciudad nos damos cuenta que el residente está inconforme. En lo que nos debemos centrar es en saber gestionar el éxito, tenemos un límite de techo máximo, tenemos suficiente oferta hotelera, en esa línea, hemos prohibido el alquiler vacacional en pisos para que no perjudicar a los residentes, y ahora lo haremos con los cruceros. Esa es la línea, debemos establecer límites que sean razonables y permitan que en los próximos quince años el turismo sea sostenible en Palma.

BSF: También los acusan de ser “progres” y de no poner freno a los problemas que genera la inmigración, sobretodo, la irregular

J.H:
desde mi cargo de alcalde y el resto del equipo de gobierno estamos orgullosos de ser una ciudad multicultural y cosmopolita abierta al mundo, también debemos saber que hay otros Ayuntamientos donde dicen lo contrario, sin embargo, aquí no vamos a alimentar líneas de comportamientos que generen la intolerancia, estamos orgullosos de que muchas personas hayan elegido Palma para venir a hacer su proyecto de vida.

BSF: todo apunta a que llega otra época en la que el asociacionismo resurge, la inmigración tiene varios líderes, incluso de un solo país se llegan a ver hasta más de cinco. ¿No es un problema para la Administración atender tanta demanda social asociativa?

J.H:
Sí, desde luego que sí. Cuando existe un interlocutor que representa a varias personas se nos facilita más. Pero también hay que ver que los líderes de cada comunidad son diferentes pensamientos y eso lo respetamos. También es cierto que en Palma de un momento para otro ha surgido un boom de asociaciones, y sí, es a veces muy complicado para el Ayuntamiento atender a tantas demandas como las fiestas o actividades sociales, especialmente si necesitan mobiliario y demás infraestructura.

BSF: Pero usted es consciente de que no solo algunos partidos políticos, sino que parte de la ciudadanía miran con lupa la multiculturalidad

JH:
Es una forma muy triste de hacer política para conseguir votos para conseguir votos. Por suerte no han conseguido tantos para gobernar. Se trata de discursos que motivan al odio, en mi caso no diferencio las personas, somos todos iguales, pensé que esto nunca lo vería en mi país. La base de todo gira en torno al respeto y la tolerancia entre las diferentes comunidades que residen en un lugar.

BSF: Sin embargo, esa multiculturalidad, incluso, ya forma parte de la política de las instituciones, tal y como sucede en este Ayuntamiento, hay cargos de responsabilidad originarios de otros países. ¿Qué opina?

J.H:
Todas las personas que han venido a vivir en Palma deben hacer parte activa de la ciudad, eso que usted comenta es muy positivo. Los nuevos ciudadanos deben participar en todos los estamentos públicos de la ciudad, conocer su entorno y aportar su grano de arena. Por ejemplo, si en un barrio viven tres nacionalidades se tienen que hacer notar por lo positivo como unos palmesanos más y con mayor razón si forman parte de una institución pública.


Vea parte de esta entrevista en nuestro Canal YOUTUBE Baleares Sin Fronteras.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019