Decenas de inmigrantes con los papeles caducados esperan que se agilice lo de la cita previa

26/09/2019

El delicado estado de salud de su padre la obligó a tomar el primer vuelo desde Mallorca a su país de origen, Colombia, concretamente a Bogotá. La pediatra. Karina Villera llegó a su ciudad natal el pasado 15 de septiembre a compartir los últimos días con su progenitor que lamentablemente fallecía el reciente 22 de septiembre.

Al triste desenlace de perder a un ser querido cercano se suma ahora un impedimento burocrático que no le permite a la médica regresar a Mallorca. Es una afectada más de las decenas de extranjeros que no han podido renovar su documentación en Baleares.

Nos comenta vía telefónica desde Colombia que no ha podido regresar a España debido a que sus papeles que caducaron en enero no han sido renovados en la oficina de Extranjería. Incluso, la abogada contratada en un comienzo por ella y luego por la clínica en donde trabaja ha tratado de contactar con la Unidad de Grandes Empresas, un área de extranjería dedicada a estudiar los contratos de los profesionales altamente cualificados, no obstante, “los intentos han sido fallidos y hasta ahora no hay una respuesta del porqué su documentación no ha sido revalidada por la Administración Pública, a pesar de haber presentado dos recursos de alzada”.

“Desde comienzos de año pusieron una traba burocrática, el contrato no coincide con lo que devengo. Es un asunto simple. Al juntar las horas extras de guardia que hago no coincide a rajatabla con el contrato. Es un simple detalle de arreglar pero la lentitud de Extranjería hace que todo se haya prolongado de una manera inexplicable, no sé por qué motivo, ha hecho que mi caso se haya ralentizado de esta manera”, dice la profesional de la salud.

Lentitud

La pediatra atribuye esta coyuntura a la lentitud de la Administración desde el primer momento. “Si las cosas fueran más rápidas las deficiencias que ellos alegan hubiesen sido subsanadas y ya me hubieran renovado mis papeles”.

A cargo de Karen se encuentra su madre de 86 años y un hijo de 20 años, ambos residentes en Mallorca que angustiados esperan su pronto regreso. Mientras tanto, en el centro de salud donde trabaja también la aguardan para que retome a la mayor celeridad su trabajo.

La Embajadora de Colombia, Carolina Barco, durante su visita a Mallorca fue notificada de la situación de Karen, a tenor de una conversación que sostuvo con un compañero de profesión que sigue el caso de cerca.



Denuncias sobre más situaciones

Este periódico contactó con la abogada María Sabater, especializada en derecho de extranjería que manifestó su preocupación a causa de que una gran cantidad de clientes suyos no han podido renovar sus papeles, y por consiguiente, las empresas no se arriesgan a tener personas cuya documentación no esté en vigor.

“He hablado con los empresarios y les da físico temor seguir con un empleado en su empresa que no tenga su documentación en regla. No quieren personas con documentos caducados, les da temor enfrentarse a una multa. Entienden que la culpa no es del empleado, pero aun así no se quieren arriesgar a tener problemas”, dice la letrada.

En ediciones anteriores, hacíamos eco de la reunión de asociaciones de inmigrantes con la Delegada del Gobierno, Rosario Sánchez y con el hoy delegado en funciones, Ramón Morey. Sin embargo, portavoces de la plataforma afirman que “todo sigue igual, nada se ha solucionado y las cosas van a peor”.

El retraso en Extranjería no solamente afecta a la renovación de los documentos, también perjudica a quienes necesitan hacer reagrupaciones familiares, nacionalidades y la validación del permiso de conducir, entre otros trámites importantes.

La situación es inaguantable para la cita previa a través de una página WEB debido a la inoperatividad de la misma. Y si se llama telefónicamente nadie atiende la línea. Desde las asociaciones hacen eco de que este colapso es ocasionado por la falta de personal, no solamente en Extranjería, sino también en la Dirección de Tráfico de Baleares, en la Seguridad Social y en la misma Delegación del Gobierno.

A este inconveniente se agrega que el servicio de la cita previa para extranjeros de la Policía Nacional se tarda varios meses, es decir, en el registro de la huella dactilar y gestión del número de identificación.

Vale resaltar que estos trámites de cita previa son gratuitos, pero si se llevan a cabo a través del Colegio de Abogados que tiene un convenio con la Delegación del Gobierno, el coste es de 50€. Además existe la preocupación entre las asociaciones de la irrupción de un mercado negro entre gente que vende citas a cantidades desorbitantes.

Este periódico confirmó que en los próximos días habrá otra reunión en la Delegación del Gobierno para tratar esta temática, que pone en el limbo la situación administrativa de cientos de inmigrantes residentes en las Islas, que están en espera para renovar su documentación.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019