Editorial 353: Muchas más alegrías que decepciones

29/10/2019

Incontables veces el ser humano habrá tenido la sensación de no valorar suficientemente los méritos profesionales conseguidos con el trascurrir de los años, o incluso, no dar crédito a lo que potencialmente es capaz de llegar a hacer. La tendencia es que con el día a día todo se convierte en un ir y venir por lo que no nos detenemos a pensar acerca de la influencia que un acto o un emprendimiento nuestro puede tener sobre los demás.

Los recientes 19 y 20 de octubre en el festejo de los 16 años de este periódico en el Parque de las Estaciones en Palma nos llegó un mensaje claro. No deja de resultar exultante que a pesar del trascurrir de los años salgan de la nada muchos lectores con los que por primera vez interactuábamos, los que aprovechaban el festejo para manifestarnos personalmente su aprecio y fidelidad por las noticias e incidencias quincenales del Baleares Sin Fronteras, la pista siempre nos la han seguido, o mejor, muchos anónimos nos han tomado “la matricula” desde que en el 2003 circula este periódico, insospechada coyuntura pero a la vez gratificante sensación.

No es para menos, sentir orgullo cuando no pocas personas residentes en Mallorca, que han emigrado de sus países de origen hace diez, veinte, treinta años nos transmiten su reconocimiento por acercarlos a su cultura, a su historia, a sus asociaciones o a sus consulados a través de las páginas de este periódico.

Trescientas cincuenta y tres salidas contando esta edición, desde luego, no es para menos sentir felicidad cuando escuchamos frases regocijantes que nos invitan a no parar. Y es que si bien es cierto que con el surgimiento de la era digital y el fenómeno de las redes sociales, el papel pierde fuerza -muchos periódicos han desaparecido- también es innegable que dependiendo de la temática social aún tenemos vida para largo rato.

En esa misma línea, el éxito de la labor integradora que siempre ha pretendido este medio se suma a la voluntad de los cargos de responsabilidad política con amplia visión social respecto al trabajo proactivo de integración, conocer de cerca a los colectivos inmigrantes residentes, que dicho sea, constituyen entre el 20 y 25% del total de la población en esta Comunidad Autónoma.

Las páginas de Baleares Sin Fronteras siempre han hecho eco de las diferentes iniciativas y programas sociales puestos en marcha por los políticos que no se conforman con lograr el objetivo del sillón o de pasar sin pena ni gloria en una legislatura –como hemos visto a algunos-, sino que hacen todo lo que esté al alcance de su mano para trabajar arduamente con el tejido asociativo serio, además de ingeniarse iniciativas que generen políticas de buena convivencia, respeto y tolerancia en un lugar multicultural como lo es Baleares.

Nos ha sido grato encontrarnos en estas cuatro legislaturas en mayor o menor grado con el apoyo y reconocimiento institucional de algunos Ayuntamientos de la Isla, el Consell de Mallorca y el Govern balear, también es cierto que nos hemos tropezado con situaciones decepcionantes, específicamente, de gente que tras lograr su objetivo pasa olímpicamente de todo y llega a calentar el asiento del despacho, pero nos quedamos con lo positivo.

Hay discursos que a los oídos resultan bonitos, pero sin contundencia a la hora de llevarlos a la práctica, sencillamente porque no existe tal apuesta de la que hablan, no todos los que dicen decantarse por la multiculturalidad lo hacen de corazón, unos lo hacen por ganar réditos políticos y otros simplemente por aparecer socialmente correctos de cara a la galería, de lejos se alcanzan a divisar. ¡Gratitud por quienes sincera y desinteresadamente valoran el esfuerzo editorial de cada quince días, seguimos con otra edición!.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019