El cuerpo de Elías Espinoza, asesinado el 21 de septiembre aún permanece en la morgue en espera de ser repatriado a Ecuado

29/10/2019

Aún no se sabe nada concreto sobre la repatriación del cuerpo de Elías Espinoza a su natal Ecuador. Este ciudadano, 51 años, asesinado por un compañero de piso con el que mantuvo una discusión. En un insospechado acto de intolerancia el presunto homicida le clavó unas tijeras en el cuello, concretamente en la vena yugular.

Ha sido una muerte absurda de la que aún se lamentan sus amigos y conocidos, sin embargo, los que más lloran la pérdida irreparable son los angustiados familiares que no tienen noticias sobre lo que pasará con el cadáver de Elías, que se encuentra al día de hoy en la morgue de Palma esperando a que el gobierno autorice su repatriación.

La familia del fallecido, residente en el país sudamericano carece de recursos para pagar el traslado del cuerpo. Baleares Sin Fronteras contactó telefónicamente con el cónsul de Ecuador en Mallorca, Joaquín Estrella, quien afirmó haber redactado un informe favorable socio-económico a Ecuador indicando la situación de Elías.

En comienzo no debe existir ningún impedimento burocrático para que el cuerpo sea repatriado, sin embargo, la situación la decidirán los propios estamentos gubernamentales en Ecuador, tal y como también nos confirmaron fuentes de la Embajada en Madrid.

Desde la Asociación Solidaria Ecuatoriana están pendientes que en medio de esta tragedia para la familia, por lo menos se les notifique a corto plazo el traslado del cuerpo a Ecuador para que la esposa, los hijos y nietos le puedan dar el último adiós. Elías era un hombre apreciado no solo por la comunidad ecuatoriana, sino por gente de varios países con la que siempre se había relacionado impecablemente, por este motivo, cuando los medios generalistas hicieron eco de la forma en que murió, la consternación fue generalizada.

Por ahora, la familia del fallecido espera que no se alarguen más los plazos y al drama de esta tragedia no se agregue otro más, a tenor de las trabas en los trámites burocráticos.

Elías había emigrado a Mallorca en el año 2000, era el sustento de su familia. A pesar de la distancia, nunca les falló con sus obligaciones. Quienes lo conocieron cuentan que era una persona amable y tranquila. Sus jefes atestiguan que era un hombre pacífico, nada amigo de los problemas, todo lo contrario, lo describen como un ser que se caracterizaba por ayudar a las personas, leal y transparente en su vida personal y responsable en los trabajos de la construcción en los que se desempeñaba.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019