ASESORÍA
Documentos para la jura de nacionalidad española

20/09/2020

Por Legalcity.es

Una vez que te conceden la nacionalidad española, solo queda un último paso para ser oficialmente ciudadano español. Este paso es la jura de nacionalidad también conocido por jura de bandera.

Para todos aquellos que desconocen, la jura de nacionalidad es la declaración que realiza un solicitante de nacionalidad española una vez concedida la nacionalidad por parte del Ministerio de Justicia.

La jura debe realizarse dentro de los 180 días siguientes a la notificación en papel o vía telemática de la resolución, debiendo acudir con cita previa al registro civil correspondiente al domicilio donde estés empadronado.

Una vez obtengas la cita para la jura de nacionalidad, deberás reunir los documentos que presentaste para solicitar la nacionalidad.

Expedientes presentados antes del 15 de octubre del 2015 – Presentación en físico en el Registro Civil

· Resolución de concesión de nacionalidad en papel.
· Tarjeta de residencia original en vigor.
· Pasaporte original en vigor.
· Solo en el caso de que el Encargado del Registro Civil necesite corroborar ciertos datos a la hora de realizar la inscripción, podría requerir algún otro documento, como el certificado de nacimiento.

Expedientes presentados a partir del 15 de octubre del 2015 – Presentados por vía telemática

· Resolución de concesión de nacionalidad en papel.
· Se deberá llevar toda la documentación original aportada al expediente, sobre todo, la partida de nacimiento y los antecedentes penales, aportados en el momento de hacer solicitud.
· Tarjeta de residencia original y en vigor.
· Pasaporte original en vigor.

El Encargado del Registro Civil comprobará la autenticidad de dicha documentación aportada al expediente.

En caso de ser recibir una resolución desfavorable, puedes interponer un recurso a través de tu abogado de confianza.



Compartir esta noticia:    



PCB tramitaciones extranjería y pensiones adelanta con éxito sus expedientes

14/09/2020


BSF


PCB tramitaciones extranjería

Mauricio Reinares, originario de Argentina se encuentra satisfecho por la efectividad de PCB especializada en asuntos de extranjería. En este caso acudió a los servicios profesionales de la abogada Beatriz Tobón, que le está tramitando la renovación de la tarjeta de residencia comunitaria.

El joven sudamericano recomienda entre sus allegados y conocidos la profesionalidad de este despacho, que además atiende casos de nacionalidades, autorizaciones de estancia, residencia y trabajo, solicitudes de permiso de residencia; solicitudes de autorización de trabajo y residencia, renovaciones, arraigos sociales, familiares y laborales, asignación de NIE para comunitarios y extracomunitarios.

De la misma manera los abogados de PCB atienden asuntos relacionados al derecho de familia, entre los que destacan: expediente matrimonial, asesoramiento y presentación; tramitación de inscripción de parejas de hecho; separaciones legales y divorcios de mutuo acuerdo.

Asimismo, dentro del derecho laboral se cuenta con especialistas dedicados a casos de despidos improcedentes, finiquitos y asesorías.


PCB Pensiones

De acuerdo a los convenios bilaterales de España con varios países de Latinoamérica, PCB Pensiones tramita la jubilación de extranjeros residentes en España que hubiesen cotizado en sus países natales. Cabe recordar que el acuerdo recíproco de jubilación permite unir los tiempos de cotización en ambos países. Luego de cuatro años, PCB ha gestionado con éxito los expedientes de personas que llegan a la edad de jubilación, o en su defecto, se aproximan a cumplirla.

Es importante que antes de cumplir la edad límite se cotejen los tiempos cotizados en los países de origen para luego evitar situaciones desagradables. “Es mejor adelantarse al tiempo antes de llegar a la edad para estar seguro de que no faltan años cotizados”, dice Patricia Oteiza, responsable del área de pensiones de PCB.

Atención al público solo con cita previa: 628 47 89 14.






Residencia de larga duración de UE: ¿Es hora de solicitarla? ¿Cuáles son los requisitos? ¿Quién puede solicitarla?

10/09/2020


Por: Carolina Quintana

Abogada Colegiada del ICAIB Nº 6511

628 47 89 14



La crisis económica que afecta a toda España y en especial a nuestra comunidad autónoma doblemente castigada por esta pandemia desde la órbita económica y sanitaria, se ha visto obligada a cerrar o a reducir a mínimos sus contrataciones.

Por lo cual, la oferta laboral durante la temporada de verano ha sido escasa, por no decir inexistente, comparada con la que normalmente suele generar la Isla en su campaña estival.

Todos los residentes de nuestras Islas se han visto afectados por esta falta de oportunidades laborales, pero el colectivo inmigrante normalmente suele ser el que más perjudicado en las crisis económicas.

Esto lleva a que busquen nuevos horizontes ya sea dentro de España o en otros países de Europa.

Las ofertas laborales mas atractivas suelen venir de países vecinos ya que nuestro archipiélago tiene una estrecha relación con países como Alemania, Suecia, Inglaterra, y además, no son pocos los residentes de Baleares que se trasladan a estos territorios buscando nuevas oportunidades de trabajo.
Muchos de los extranjeros que residen en España ya son nacionales, por lo cual para trasladarse a algún Estado miembro de la Unión Europea no conlleva mayor problema a nivel de documentación.

Pero... ¿qué ocurre cuando se es residente y no nacional?, en esa línea, muchos extranjeros desconocen que también pueden residir y trabajar en los demás Estados miembros de la Unión Europea.

Para poder hacerlo el extranjero debe ser titular de una tarjeta de residencia y trabajo de larga duración – UE. Consiste en una autorización de residencia de larga duración-UE que autoriza a residir y trabajar en España indefinidamente en las mismas condiciones que los españoles y otorga la posibilidad de obtener una autorización de residencia o residencia y trabajo en otros Estados miembros de la Unión en las condiciones que éstos determinen.

Para solicitar esta residencia no es necesario irnos a residir a otro Estado miembro o tener una oferta de trabajo de otro país, se puede solicitar una vez hemos residido cinco años en España.

Recomiendo a todos los extranjeros que sean residentes en España que, a la hora de renovar su residencia, soliciten una de larga duración UE. No hay que esperar a necesitar algo para tenerlo y como nos ha demostrado esta pandemia, las cosas pueden cambiar drásticamente de un día para otro.
Si lo de ayer no nos hacía falta hoy se hace absolutamente necesario. Los requisitos y documentación obligatoria para solicitarla son los siguientes:

Requisitos

No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión.

Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.

No tener prohibida la entrada en España y no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.

Haber residido legalmente y de forma continuada en el territorio español durante cinco años. La continuidad no quedará afectada por ausencias de hasta seis meses continuados, siempre que la suma no supere diez meses dentro de los cinco años, o que la suma no supere un año, si las ausencias son por motivos laborales. 

Para los cinco años requeridos, se computarán los periodos en situación de estancia por estudios, movilidad de alumnos o prácticas no laborales en el 50% de la duración de los mismos, siempre que en el momento de la solicitud se encuentre en situación de residencia en España.

A los titulares de tarjeta azul-UE que hayan residido al menos los dos últimos años en territorio español, para computar los 5 años requeridos se les tendrá en cuenta la residencia en la Unión Europea como titular de tarjeta azul-UE. En este caso las ausencias de la Unión Europea podrán ser de hasta doce meses continuados, y la suma de éstas no podrá superar el total de dieciocho meses dentro de los cinco años.

Disponer de recursos fijos y regulares para su manutención y, en su caso, de la familia que estuviera a su cargo. Para unidades familiares que incluyan dos miembros se exigirá una cantidad que represente el 150% del IPREM, por cada miembro adicional se deberá sumar un 50% más. 

Los ingreos podrán provenir de recursos propios o de la realización de actividades laborales o profesionales.

Disponer de seguro de enfermedad público o privado que cubra los riesgos normalmente asegurados a los ciudadanos españoles.

Documentación obligatoria

Impreso de solicitud en modelo oficial (EX–11) por duplicado, debidamente cumplimentado y firmado por el extranjero.
Copia del pasaporte completo, título de viaje o cédula de inscripción en vigor.

En su caso, documentación acreditativa de los periodos de residencia previa como titular de tarjeta azul-UE en otros Estados miembros de la Unión Europea.
Documentación acreditativa de los recursos fijos y regulares suficientes para su manutención y, en su caso, la de su familia.

Documentación acreditativa de disponer de seguro de enfermedad.

Nota importante: 

Cuando se aporten documentos de otros países deberán estar traducidos al castellano o lengua cooficial del territorio donde se presente la solicitud.

Por otro lado, todo documento público extranjero deberá ser previamente legalizado por la oficina consular de España con jurisdicción en el país en el que se ha expedido dicho documento o, en su caso, por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación salvo en el caso en que dicho documento haya sido apostillado por la Autoridad competente del país emisor según el Convenio de la Haya de 5 de octubre de 1961 y salvo que dicho documento esté exento de legalización en virtud de Convenio Internacional.



Compartir esta noticia:    



Continúan colas interminables virtuales a la espera de cita para toma de huellas y renovación de tarjetas de larga duración

10/09/2020


Por: Beatriz Tobón Vallejo

Abogada Colegiada No. 6597 ICAIB

Contacto: 628 47 89 14


Continúa el drama para los extranjeros residentes que buscan cita en la policía para toma de huellas y renovación de sus tarjetas de residencia de larga duración, duplicados de tarjetas de residencia, certificados de registro de ciudadano de la UE. En el pasado las colas se hacían frente a las Comisarías de la Policía Nacional, en la actualidad las colas son virtuales, miles de inmigrantes están día y noche en la plataforma electrónica de Extranjería, buscando citas desde sus ordenadores o móviles, y pasan los meses sin poder obtenerla, finalmente muchos se ven obligados a acudir a personas inescrupulosas que se dedican al mercado negro de venta de citas previas, llegando a pagar cifras escandalosas por su tan anhelada cita.

Tanto los profesionales como los particulares vemos como a pesar de obtener una resolución favorable de concesión de una residencia, viene luego el viacrucis de buscar la cita previa ante el Cuerpo Nacional de Policía para la toma de huellas y obtener su tarjeta de residencia TIE.

El colapso no se debe a raíz del COVID-19, esta situación tan caótica viene ocurriendo desde hace cerca de un año, y se ha empeorado después de finalizar el estado de alarma, ya que la policía durante estos meses estuvo cerrada, sumado a ello, en estos últimos meses la Oficina de Extranjería viene resolviendo de forma ágil y eficaz un alto número de expedientes de solicitudes de residencia, y el inmigrante una vez tiene la resolución favorable debe buscar su cita para toma de huellas. También es cierto que con el convenio firmado entre el Consejo General de la Abogacía y el Ministerio de Política Territorial para que los abogados puedan tramitar la documentación de extranjería por vía telemática ha generado una mayor eficacia de los expedientes en las Oficinas de Extranjeria y una acumulación cuando se llega a la cita para Policía, por no brindar las herramientas necesarias para los tramites en estas dependencias.

En una reciente entrevista hecha por el periódico Baleares Sin Fronteras a la inspectora jefa de la Oficina de Policía en Extranjería en Illes Balears, la funcionaria afirma que la oficina trabaja con normalidad a través del sistema de cita previa y que es cierto que hay una gran demanda, pero que poco a poco se ha ido canalizando la misma esperando que pronto se pueda atender satisfactoriamente a todos los usuarios.

Agrega que recientemente han incorporado más funcionarios para cubrir el gran número de solicitudes de trámites de inmigrantes residentes que hay en las Islas Baleares, que supera al de otras comunidades autónomas.

Dice además que se ha aumentado el número de horas extras con relación al período anterior y que se espera la llegada de más personal, y que en un limitado periodo de tiempo se intentará normalizar el funcionamiento de la Oficina gracias a la liberación de más citas previas y la posibilidad de realizar más trámites al día.

En mi opinión, no vemos que en la actualidad la situación mejore a pesar de los esfuerzos que menciona la funcionaria de la Policía Nacional que están haciendo por normalizar esta caótica situación y el enorme colapso. Todo lo contrario, los profesionales, o por lo menos, en mi caso tengo un promedio de entre 50 y 60 resoluciones a la espera de cita previa para la toma de huellas y una media de 8 llamadas diarias de inmigrantes desesperados buscando quien les ayude a “cazar” una cita para la toma de huellas o para la renovación de su tarjeta de larga duración.

No queremos más burocracia en los trámites, como el actual, consistente en que además de tener que conseguir una cita para la toma de huellas, deben ahora sacar otra cita para la recogida de su tarjeta de residencia (cita que es tan complicada de obtener que la de toma de huellas).

La pregunta es… ¿Existe el mismo tratamiento para los inmigrantes residentes con respecto a los ciudadanos españoles que realizan trámites similares? Me atrevería a afirmar que no.

Es muy triste ver cómo cada día se hace más difícil todo para los inmigrantes que quieren solo obtener su autorización de residencia para trabajar y vivir dignamente en este país. Hay una desigualdad enorme en nuestra sociedad, si se tratase de la obtención de un documento de identidad a un nacional DNI, veríamos como no ocurriría este tipo de colapso. Sin embargo, contrario a esto vemos cómo los extranjeros que tienen su residencia aprobada se enfrentas a la imposibilidad o las “trabas” para obtener su documentación que acredite su situación regular en España TIE: Tarjeta de Residencia de Extranjero.

Los inmigrantes no deben ser tratados como ciudadanos de segunda clase, merecen el respeto y los medios para ejercer sus derechos como residentes en este país.

Esperemos que más temprano que tarde se tomen las medidas necesarias para poner fin a este caos, y se habiliten suficientes citas para la toma de huellas y renovaciones de tarjetas de residencia, ya que se están ocasionando graves perjuicios al colectivo extranjero.



Compartir esta noticia:    



Los solicitantes de protección internacional podrán obtener una autorización de residencia sin renunciar a su estatus

10/09/2020

Redacción BSF


La secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, ha respondido favorablemente al Defensor del Pueblo a su recomendación formulada por vez primera en octubre de 2017, en la que se pedía la elaboración de una instrucción que clarificase la compatibilidad de los procedimientos de asilo con aquellos regulados en la legislación de extranjería. Concretamente, la petición de la Alta Institución tenía por finalidad terminar con las barreras a las que se enfrentaban hasta hoy aquellos solicitantes de asilo que, demandando residencia por circunstancias excepcionales, veían este trámite condicionado a la pérdida automática de su solicitud de asilo.

En el escrito que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha hecho llegar al Defensor del Pueblo, Hana Jalloul recuerda que “el diseño e implementación de políticas inclusivas exige adoptar un enfoque flexible y personalizado”, capaz de poner “en primer lugar a la persona”, y esto, al amparo del artículo 10.1 de la Constitución española.

En el escrito que el Defensor del Pueblo había trasladado a la Secretaría de Estado de Migraciones se insistía en la naturaleza del colectivo en cuestión, siendo las personas refugiadas un grupo protegido por el derecho internacional. La recomendación que Hana Jalloul ha aceptado recordaba, además, las complejas circunstancias que rodean los itinerarios de vida de las personas que llegan a España en calidad de solicitantes de protección internacional. En este sentido, y aunque el procedimiento de extranjería y el que enmarca la protección internacional responden a dos realidades diferenciadas, la secretaria de Estado de Migraciones estima, en base al artículo 123 del Reglamento de extranjería, que los solicitantes de protección internacional pueden solicitar, por circunstancias excepcionales, una autorización de residencia temporal por razón de arraigo.

Además, en la respuesta emitida por la secretaria de Estado de Migraciones determina, en consonancia con el Defensor del Pueblo y para garantizar la protección que este colectivo precisa, que el hecho de que un demandante de protección internacional solicite por una circunstancia excepcional autorización de residencia, esto no podrá suponer en ningún caso su renuncia al procedimiento. Asimismo, dicha solicitud de autorización de residencia por arraigo en ningún caso podrá ser inadmitida a trámite, según establece la secretaria de Estado de Migraciones en consonancia con la disposición adicional 4ª del Reglamento de extranjería.






Cuando la Administración es la parte del problema mayúsculo

18/08/2020


Por: Carolina Quintana
Abogada Colegiada del ICAIB Nº 6511
628 47 89 14

Teniendo en cuenta que solo en el año 2018 han pasado por las oficinas de extranjería de toda España 760.000 expedientes, decir que estas oficinas están colapsadas es quedarse cortos.

Los expedientes de residencia una vez se consigue poder tramitarlos ante la oficina de extranjería se demoran mucho mas de los tres meses que estipula la ley en ser tramitados y resueltos lo que genera no solo inseguridad jurídica en el extranjero que lo presenta, sino también una dilatación excesiva en su inclusión en el mercado de trabajo y en su integración en nuestra sociedad.

El hecho de no tener tarjeta de residencia aboca al extranjero a no poder comenzar la nueva vida que viene buscando, sin la tarjeta física ( TIE) es imposible poder acceder a un trabajo, una vivienda, abrir cuentas bancarias, tener una línea telefónica.

Por lo cual la administración se ha convertido en un problema y no en una solución de las personas que llegan a nuestro país, llevando a los inmigrantes a situaciones limites además de a una irregularidad sobrevenida por el casi imposible acceso a los procedimientos legales establecidos a fin de regularizar su situación.

Las oficinas de extranjería estaban en una situación critica antes del estado de alarma por lo cual la pandemia no ha hecho mas que rematar un sistema que ya estaba moribundo.

Si bien, actualmente el 80 % de los trámites se pueden realizar de forma digital en una medida que se adoptó en un intento de descolapsar las oficinas.

Para acceder a las plataformas digitales que la administración habilitó a fin de poder realizar el trámite deseado de forma online, se necesita un certificado digital y el procedimiento para su obtención es incluso más difícil que el propio trámite, además de que los inmigrantes que están de forma irregular no pueden acceder a éste.

Por lo cual, los extranjeros que quieren regularizar su situación en nuestro país no les queda otro remedio que solicitar una cita previa a fin de realizar el trámite presencial.

Esta tan ansiada cita previa que se solicita por internet, pero a la vez, es prácticamente imposible de conseguir. No es exagerado afirmar que un extranjero puede tardar semanas, o incluso meses, en poder conseguir una cita, según la comunidad autónoma en la que resida. Esta coyuntura lleva al usuario a un estado de desesperación de llegar a pagar sumas exageradas por conseguir una cita, que dicho sea, es un servicio público que no tiene coste alguno.

La dificultad para solicitar una cita previa los esclaviza a estar 24 horas ante el ordenador actualizando la página a fin de conseguirla. Nada más y nada menos una cita les permite regularizar su situación. Además, como un daño colateral añadido se ha creado un mercado paralelo de “cazadores de citas”, los cuales pueden llegar a cobrar entre 50 y 400 euros, según el trámite que se quiera realizar.

Durante la pandemia en un intento de agilizar la terrible burocracia y para intentar paliar un colapso aún mayor al que ya había generado por la paralización de la administración a consecuencia del estado de alarma, se firmó un convenio con el Consejo General de la Abogacía mediante el cual los abogados podemos realizar casi todas las solicitudes de residencia mediante plataforma digital, la firma de este acuerdo fue aplaudido por nuestro colectivo que lo venia reclamando hace ya 5 años.

Pero, aunque necesario, dado que esto facilita nuestro trabajo y también el de la administración, además de acelerar considerablemente la tramitación de las solicitudes de residencia, no es la solución a un problema que llevan años sufriendo los extranjeros en España, ya que se ha de matizar que acceder al servicio de un abogado depende de la situación económica de cada extranjero, por lo cual dicha solución está fuera del alcance de las personas con menos recursos.

En resumen, las dos medidas que ha planteado la administración no han sido suficientes para solucionar un problema crónico que sufren los inmigrantes en nuestro país hace años.

Para que las oficinas de extranjería sean eficaces hay que dotarlas de material tecnológico acorde con las exigencias y de personal dado el gran volumen de expedientes de extranjeros.

Estas soluciones deben tomarse de inmediato. La actual crisis sanitaria que estamos viviendo ha llevado al límite a un colectivo que ya sufre grandes obstáculos con el fin de cumplir los requisitos para regularizarse. La Administración no se puede convertir en la principal piedra en el zapato.

Ser parte de la solución a esta situación que vulnera los derechos de los ciudadanos extranjeros de nuestro país es una obligación de la Administración, pero aún más importante es aceptar el problema y no tirar balones fuera.



Compartir esta noticia:    



Colapso en los expedientes de nacionalidad española y en las citas para la jura

18/08/2020

Por: Beatriz Tobón Vallejo
Abogada Colegiada
No. 6597 ICAIB
Contacto: 628 47 89 14


En el 2019 miles de expedientes de solicitud de nacionalidad española fueron resueltos, gracias al “plan de choque” o plan intensivo de descongestión implantado por la Dirección General de los Registros y del Notariado DGRN y el Ministerio de Justicia, el cual llegó a su fin el día 30 de noviembre de 2019.

El propósito era resolver todos los expedientes pendientes de los años 2015, 2016, 2017 y 2018. Como también se fueron emitiendo resoluciones de expedientes presentados de forma telemática del 2019.

Pese a ello, vemos como en el 2020 se ha formado de nuevo un gran colapso. El pasado mes de junio, el Ministro de Justicia, Juan Carlos Campo Moreno, admitió la existencia de “un gran atasco” de casi 300.000 expedientes de nacionalidad por resolver, debido a la falta de recursos tanto materiales como de funcionarios. Aunque también reconoció que durante la pandemia por el Covid-19 se han resuelto unos 12.000 expedientes.

Desde la fecha en que finalizó el plan de choque en el mes de noviembre de 2019 y durante estos ocho meses de 2020, el ritmo de las resoluciones o de expedientes en estado de “tramitación” es notablemente menor, da la sensación de que todo está paralizado.

Al revisar la mayoría del estado de los expedientes presentados desde el mes de diciembre a la fecha, aparecen como” Registrados”, transcurren los meses y todo igual, sin cambios, cuando deberían de aparecer los expedientes en “Estado de Tramitación” o que se han solicitado los informes preceptivos.

También nos encontramos un gran número de expedientes en estado de “calificación” (que corresponde a la etapa final del proceso, donde ya el expediente tiene un proyecto de resolución) durante meses estancados, sin ningún cambio, ni resolución alguna. Sumado a ello vemos paralizados los expedientes de los años 2017, 2018 y 2019 que no fueron resueltos durante el plan de choque.

Es decir, están paradas las solicitudes de nacionalidad española presentadas por vía telemática, los expedientes presentados en papel ante los Registros Civiles y ante el Registro Público, los expedientes del anterior proceso (2015), en general todos están en las mismas condiciones, estancados.

Sin embargo, hace algunos meses la Dirección General de los Registros y del Notariado DGRN, anunciaba la posibilidad de implantar un nuevo Plan de Choque, el cual quedó en suspenso por la situación de excepcionalidad que estamos viviendo por el Covid-19.

Esperamos, por tanto, que más temprano que tarde, se ponga en marcha el nuevo plan de descongestión o plan de choque y volver a tener un aluvión de resoluciones de expedientes de nacionalidad española, de forma masiva y ágil, como ocurrió en el año 2019.

La crisis sanitaria generada por la pandemia ha afectado en gran medida el funcionamiento de la administración española, exceptuando, algunos organismos, tales como las oficinas de extranjería, que han trabajado sin cesar, resolviendo expedientes de residencia de una forma supremamente ágil.
Situación muy diferente y caótica vemos en los Registros Civiles y en el Ministerio de Justicia en relación con los tramites de solicitud de nacionalidad española y las citas para el proceso de la jura, una vez concedida la nacionalidad.

Es un verdadero drama que viven muchos de estos solicitantes, que han estado esperando durante años su resolución favorable, y una vez obtenida la misma, deben pedir la cita para el acto de la jura, y se encuentran con que muchos de los registros civiles están colapsados para dar día y hora para este procedimiento y deben esperar cerca de un año o más, cuando el plazo para este proceso de jura son 180 días desde que se aprueba el expediente.

Una de las soluciones sería la de permitir hacer las juras ante notario, como se hizo años atrás cuando hubo otro plan de descongestión, pero de momento, no se plantean esta posibilidad.

Finalmente, el Ministro de Justicia señaló que “el problema es mucho más que la tramitación de un puro expediente es el Registro Civil”, ha afirmado que ya están trabajando en el Plan de Justicia 2030, para la transformación del servicio público, con el objetivo de implantar una nueva ley para que “todo se resuelva en unos tiempos razonables”.

Esperemos que se tomen los correctivos necesarios, ya que estamos todos cansados de la burocracia, de los largos tiempos de espera para obtener una resolución de nacionalidad española y la posterior cita para la jura.

Si desean contar con nuestros servicios profesionales, no duden en contactarnos.



Compartir esta noticia:    



En España viven más de medio millón de personas de forma irregular, abocadas en su gran mayoría a la pobreza y a la explotación laboral

20/07/2020


Por: Carolina Quintana

Abogada Colegiada del ICAIB Nº 6511

628 47 89 14


Si le preguntas a cualquier inmigrante un momento que recuerde con mayor alegría, casi el 100% te responderá el día que conseguí “Mis papeles”. Por este motivo cuando hace una semana, Unidas Podemos socio del gobierno, presento una Propuesta No de Ley para la regularización de los extranjeros que ya estuviesen en España cuando se decreto el estado de Alarma, hubo gran alegría y satisfacción entre los inmigrantes que vieron que había esperanza en poder regularizar su situación y así salir de clandestinidad que los aboca el estar de forma irregular.

Con esta propuesta la formación morada se hace eco de la petición de regularización ya, que solicitan centenares de colectivos de personas migrantes y organizaciones no gubernamentales como CEAR, para garantizar los derechos de las personas extranjeras.

Inmediatamente después de registrada esta PNL salieron voces a favor y en contra de ésta, los mas asépticos esgrimen que el pacto europeo, sobre inmigración y asilo de 2008, no permite las regularizaciones generalizadas y con esto dan por zanjado el tema.

La realidad es que el pacto no es tan concreto en lo referente a este tema, pero España sabe que a la Unión Europea sobre todo a los países del norte no les gustan las regularizaciones masivas, ya que estos extranjeros regularizados en un corto plazo pueden acceder a permisos europeos que le permiten residir en todo el territorio de la Unión Europea y pueden llegar a desplazarse hacia sus países, por lo cual nuestro gobierno no quiere ni hablar del tema ya que en estos momentos hay que tener a nuestros socios contentos y lo único que hace el ministro Escrivá es patear balones fuera cuando se le pregunta sobre el tema.

¿Pero qué se hace con el mas de medio millón de personas (según informe realizado por La Carlos III y Porcausa) que residen de forma irregular en nuestro país?.Las abocamos a la clandestinidad y a la vulnabirilidad que conlleva el estar “sin papeles”.

La regularización de los inmigrantes que se encuentran de forma irregular en España es además de una necesidad, una obligación de nuestro país de garantizar los derechos de las personas migrantes.

El colectivo inmigrante que reside en España de forma irregular esta formado en un gran porcentaje por mujeres, de unos 30 años y de origen su-damericano que entraron al país en avión, en su gran mayoría trabajan en limpieza y en el cuidado de ancianos, además la mayoría de los trabajadores del campo son extranjeros, que como ya hemos visto en todas las noticias viven en condiciones deplorables, además de estar criminalizados todo el tiempo, por lo cual la pandemia nos ha demostrado que realizan trabajos absolutamente necesarios, para el funcionamiento de nuestro país.

Pero la crisis sanitaria también dio visibilidad de la precariedad en la que se encuentra este colectivo al no tener permiso de residencia y trabajo.

Las personas extranjeras en España se encuentran dentro de los colectivos más vulnerables de nuestro país, ya no solo económicamente, sino que suelen tener condiciones de trabajo que viola cualquier normativa laboral y que muchas veces roza la esclavitud, situaciones que no denuncian porque la necesidad apremia y el miedo a quedarse sin trabajo, además de no poder acceder a ningún tipo de ayuda social.

Actualmente la única forma que tienen de regularizarse es el arraigo social, el cual es un procedimiento largo con requisitos muy difíciles de cumplir y muy complejo, lo cual hace que sea casi imposible que los inmigrantes irregulares puedan acceder a él, además de favorecer que muchos empleadores sin escrúpulos lo usen para chantajear y seguir explotando al inmigrante, prometiéndole el tan ansiado contrato de trabajo de un año de duración que se les exige para solicitar el arraigo y así poder conseguir el permiso de residencia y trabajo.

Todo esto hace necesario que el gobierno tome cartas en el asunto, que siga el ejemplo de otros países del entorno como Italia y Portugal y esgrime un plan para que los inmigrantes puedan regularizarse y así poder acceder a mejores condiciones laborales, cotizar a la Seguridad Social, poder salir de la pobreza que los aboca el estar “Sin papeles” y los mas importante que mas de medio millón de personas dejen de vivir con miedo en España.



Compartir esta noticia:    



Clara Ramos consigue su pensión gracias a la eficiencia de Pensiones por Convenio Bilateral (PCB)

17/07/2020


Redacción BSF

PCB pensiones sigue con sus procedimientos exitosos en el trámite de personas que han obtenido su pensión. Esta vez el turno le ha correspondido a Clara Ramos, originaria de Quito, Ecuador que recientemente obtuvo el derecho a la pensión. Su testimonio es claro: “estoy agradecida a la gestión de PCB, me orientaron y en menos de un mes obtuve la pensión”.

A pesar de la pandemia, las diligencias de la documentación fueron agiles, por lo que hoy, esta señora de 67 años, afincada en Mallorca desde 1999 goza de su jubilación. “Estuve trabajando 17 años y 8 meses y ahora me corresponde este derecho”, agrega.

Dice que recomienda a PCB para las personas que quieran realizar sus trámites de pensiones por convenios bilaterales de España con la mayoría de los países latinoamericanos.

Patricia Oteiza, responsable de esta oficina, aconseja realizar los trámites con tiempo.

Sugiere no esperar a que se cumpla la edad pues “en la mayoría de ocasiones es necesario contabilizar los tiempos trabajados en los países de origen y a veces en el historial faltan años, por lo que es necesario tener un margen de reacción, de gestión y solución”.
Vale también reseñar que en PCB se realizan trámites de extranjería, nacionalidades, derecho penal, familia y laboral.

Cita previa al 628 47 89 14. Calle San Miguel 30, cuarto A, Palma.





Colapso para toma de huellas y renovaciones de tarjeta de residencia de larga duración

16/07/2020


Por: Beatriz Tobón Vallejo
Abogada Colegiada No. 6597 ICAIB
Contacto: 628 47 89 14

Desde hace más de un año hemos venido hablando de esta tema, pero a raíz del estado de alarma por el COVID-19, la Comisaría de Policía de Extranjería permaneció cerrada, se ha ido agudizando más la problemática en la obtención de una cita previa para tramitar la toma de huellas para la expedición de su tarjeta de residencia (con resolución aprobada) o la renovación de los permisos de residencia de larga duración y/o permanente, cita para asignación de NIE, certificado de residencia de ciudadanos de la Unión Europea.

Actualmente se ha formado un verdadero colapso, tanto los extranjeros como los profesionales vemos como es casi un imposible la obtención de una cita previa para realizar estos trámites.

Es insistir durante el día, noche y hasta la madrugada, en repetidas ocasiones, entrando a la plataforma electrónica de cita previa con la esperanza de coger una cita, con resultados casi siempre infructuosos.

Específicamente en Islas Baleares, constantemente sólo aparece disponibilidad de citas en Mahón (Menorca).

Esta situación caótica en la búsqueda de las citas previas ha ocasionado que muchos extranjeros no puedan renovar su residencia a tiempo, aunque si bien es cierto, por la emergencia sanitaria del Covid-19, se emitió la Orden SND/421/2020, de 18 de mayo, por la que se adoptan medidas relativas a la prórroga de las autorizaciones de estancia y residencia y/o trabajo, esto impidió que los extranjeros cayeran en una situación de “irregularidad” sobrevenida por tener su tarjeta caducada.



Pero ante la imposibilidad de renovar sus tarjetas de residencia, ha generado una situación crítica, ya que muchos han perdido sus puestos de trabajo, les han bloqueado sus cuentas bancarias, entre otra serie de situaciones bastante graves para los extranjeros. Y también aquellos inmigrantes que han obtenido una autorización de residencia tengan que esperar 4 o 5 meses para poner huellas y tener su respectiva tarjeta de residencia TIE, así como los ciudadanos de la Unión Europea para la obtención de su NIE o de su Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión (Residencia).

Es un verdadero drama que muchos extranjeros están viviendo en las Islas Baleares y en España en general.

Es preciso mencionar que para las renovaciones de residencia de carácter “temporal” se deben hacer o bien de forma telemática (a través de la plataforma electrónica mercurio) o presencial en un Registro Público, pero nunca en la Oficina de Extranjería, a pesar de ello, muchos extranjeros residentes lo desconocen e intentan de forma errónea pedir cita previa para la presentación de este tipo de renovaciones.

Situación diferente ocurre para el caso de las renovaciones de “larga duración” y/o “Permanente”, donde solamente se puede tramitar de forma presencial y previamente acceder al servicio de cita previa: “Policía - Toma de huellas (expedición de tarjeta) y renovación de tarjete de larga duración”. Tardando un promedio de 4 y 5 meses entre la obtención de la cita, su presentación personal en la Policía para la toma de huellas y la expedición de su tarjeta de residencia.

Apoyamos las posibles soluciones que otros compañeros profesionales han propuesto entre ellas, que las resoluciones de aprobación de una autorización de residencia vengan aparejadas con la asignación de una cita previa para la toma de huellas en la policía y obtengan así su tarjeta de residencia.

Y la recomendación de presentar una queja al defensor del pueblo, denunciando esta situación de la imposibilidad de conseguir una cita previa, siendo este un Derecho de los extranjeros a obtener la documentación que acredita su situación legal en España, que está contenido en la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social «BOE» núm. 10, de 12/01/2000. Artículo 4:

“Derecho a la documentación. 1. Los extranjeros que se encuentren en territorio español tienen el derecho y el deber de conservar la documentación que acredite su identidad, expedida por las autoridades competentes del país de origen o de procedencia, así como la que acredite su situación en España.

Es muy triste ver como cada día se hace más difícil todo para los inmigrantes que quieren solo obtener su autorización residencia para trabajar y vivir dignamente en este país. Hay una desigualdad enorme en nuestra sociedad, si se tratase de la obtención de un documento de identidad a un nacional (DNI), vemos como no ocurre este tipo de “colapso”, contrario a esto vemos los extranjeros que tienen su residencia aprobada y la imposibilidad o las “trabas” para obtener su documentación que acredita su situación regular en España (TIE: Tarjeta de Residencia de Extranjero).

Esperemos que más temprano que tarde se tomen las medidas necesarias para poner fin a este caos, y se habiliten suficientes citas para la toma de huellas y renovaciones de tarjetas de residencia, ya que se están ocasionando graves perjuicios al colectivo inmigrante.



Compartir esta noticia:    




Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019