No ensucies tu ciudad con pinturas vandálicas. Palma es tu casa, ¡cúidala!




ASESORÍA
Diferencias en los procedimientos de reagrupación familiar en régimen general y régimen comunitario

02/03/2021


Por: Beatriz Tobón Vallejo
Abogada Colegiada
Nº 6597 ICAIB
Contacto: 628 47 89 14


Los procedimientos de Reagrupación Familiar en Régimen General y en Régimen Comunitario son completamente diferentes. La Reagrupación Familiar en Régimen General consiste en la posibilidad de que aquellos extranjeros que están en posesión de una residencia legal renovada puedan reagrupar a sus familiares directos, cónyuge o pareja de hecho que estén viviendo en el país de origen. En cuanto a la Reagrupación Familiar en Régimen Comunitario consiste en la concesión de la tarjeta de residencia que se obtiene cuando es familiar de un ciudadano de la Unión Europea o de un ciudadano español.

Vamos a profundizar ahora en las principales diferencias que existen entre el permiso de residencia como miembro de la familia de un ciudadano europeo y el procedimiento de reagrupación familiar en el Régimen General:

El país de origen del reagrupante

Si la persona que actualmente vive en España es ciudadano español o es de un país de la Unión Europea, el proceso que deben seguir sus familiares para venir a España es del visado por ser familiar de un ciudadano de la UE. El procedimiento será regulado por el régimen comunitario.
Y para los ciudadanos de aquellos países a los que no se les exige visado para entrar a territorio español, los familiares a reagrupar deberán viajar con toda la documentación necesaria para acreditar ante inmigración que vienen a tramitar una tarjeta de residencia de familiar de ciudadano de la UE, no entrarán como turistas ni con carta de invitación, deberán entrar con toda la documentación que luego será aportada ante la Oficina de Extranjería para el trámite de su tarjeta de Residencia Comunitaria.

Por otro lado, si el solicitante vive en España legalmente con su permiso de residencia, deberá iniciar el procedimiento de reagrupación familiar ante la Oficina de Extranjería, para poder traerlos al país. En ese caso, la legislación aplicable será el Régimen General de Extranjería.

Los familiares que puedes traer a España

¿Cuáles son los familiares que podrán beneficiarse de cada procedimiento?

En el caso del proceso de Reagrupación Familiar, las cosas son un poco más restrictivas. Puedes traer a España:

-A tu pareja de hecho o cónyuge constituida a través de matrimonio.
-Tus padres y los padres de tu cónyuge o pareja civil si tienen más de 65 años que estén a cargo del reagrupante y existan razones suficientes para que vengan a España.
-A tus hijos y los hijos de tu pareja/cónyuge siempre que sean menores de 18 años.
En cuanto al Régimen Comunitario, el ciudadano español o ciudadano de la UE, puede reagrupar a:
-Cónyuge o pareja de hecho registrada.
-Hijos (o hijos de su cónyuge/pareja civil) menores de 21 años.
-Hijos mayores de 21 años a su cargo (principalmente a nivel económico).
-Padres o padres de su cónyuge /pareja de hecho que está a su cargo.
-Cualquier miembro de la familia que en el país de procedencia estén a cargo o vivan con el ciudadano de la Unión. Se entenderá acreditada la convivencia si se demuestra fehacientemente una convivencia continuada de 24 meses en el país de procedencia
-Cualquier miembro de la familia, que por motivos graves de salud o discapacidad sea estrictamente necesario que el ciudadano de la Unión se haga cargo de su cuidado personal
-Pareja de hecho no inscrita con la que mantenga una relación estable debidamente probada al acreditar la existencia de un vínculo duradero. En todo caso, se entenderá la existencia de ese vínculo si se acredita un tiempo de convivencia marital de, al menos, un año continuado, salvo que tuvieran descendencia en común, en cuyo caso bastará la acreditación de convivencia estable debidamente probada. Las situaciones de matrimonio y pareja se considerarán, en todo caso, incompatibles entre sí.

Duración y validez de la autorización de residencia

Una vez que los familiares hayan realizado todo el procedimiento legal, obtendrán una autorización de residencia en España, lo que les permitirá vivir legalmente en el país.

¿Por cuánto tiempo?

En el caso del permiso de residencia como miembro de la familia de un ciudadano de la UE, la tarjeta tendrá una validez de 5 años. Una vez transcurrido ese plazo podrán conseguir la residencia permanente, si se cumplen y se acreditan todos los requisitos y supuestos legales por la cual fue concedida.

Si se aplica el régimen general de extranjería, la duración del permiso dependerá y estará vinculada a la del reagrupante (la persona que ya estaba en España). Si, por ejemplo, ha obtenido su primera renovación, que es por 2 años, la autorización para el familiar también será válida por 2 años.

Cómo demostrar medios económicos suficientes

Es un requisito fundamental que el solicitante principal o reagrupante en España, dispone de suficientes medios de vida. Sin embargo, en un caso la legislación es más estricta que la otra.
Con el régimen comunitario (miembro de la familia de un ciudadano de la UE), demostrar que posee medios suficientes es bastante fácil. Únicamente deberá estar trabajando bajo un contrato laboral o ser un trabajador por cuenta propia acreditando que puede hacer frente al sustento de la unidad familiar.
Pero si se va a tramitar el proceso de reagrupación familiar, la cantidad exacta sí importará. Si únicamente va a traer un familiar a España, deberá demostrar ingresos de un 150% del IPREM (850 euros al mes). Para cada familiar adicional que reúna se requerirá un 50% adicional de IPREM (282,45 euros) y disponer de un informe de vivienda adecuada para recibir al familiar reagrupado.
En caso de unidades familiares que incluyan, al llegar a España la persona reagrupada, a más de dos personas: una cantidad que represente mensualmente el 50% del IPREM por cada miembro adicional.

Los años que el reagrupante debe residir en el país

En el caso del proceso de Reagrupación Familiar, el solicitante principal (la persona que no es de la UE que ha obtenido un permiso de residencia en España), debe haber vivido en el país durante al menos 1 año y tener su primera autorización de residencia ya renovada. Si el solicitante principal quiere traer a sus padres, entonces será un mínimo de 5 años, es decir estar en posesión de una tarjeta de residencia de larga duración.

Con el régimen comunitario, las cosas son mucho más fáciles. No se requiere ningún plazo mínimo de residencia para el ciudadano europeo para que sus familiares puedan obtener su tarjeta de residencia de familiar de ciudadano de la UE.

Si desean contar con nuestros servicios profesionales, no duden en contactarnos.



Compartir esta noticia:    



Conozca al detalle los castigos de los delitos cometidos contra la seguridad vial en España

13/02/2021


Por: Ana Mariño
Abogada Penalista
Colegiada del ICAIB Nº 6237
628 47 89 14


Los delitos contra la seguridad vial son un tipo de conducta ilícita que pone en peligro la seguridad pública. El Código Penal castiga esta acción porque de no respetar las normas de la seguridad vial, no sólo se puede poner en tela de juicio la vida del actor, sino también la de todos aquellos que le rodean.

Estos delitos se encuentran regulados en los artículos 379 a 385 de Código Penal.

Artículo 379.1: se castigará a todo aquel que conduzca un vehículo de motor o un ciclomotor sobrepasando la velocidad permitida en 60 km/h en vía urbana y 80 km/h en interurbana.
Las penas son: prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o realizar trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. En cualquiera de los casos, se le puede prohibir al infractor el derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de tiempo de 1 a 4 años.

Artículo 379.2: se castigará a todo aquel que conduzca un vehículo de motor o un ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas.
La tasa de alcohol considerada como delito es en el aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro, o de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro. Las penas son: prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquiera de los casos, con retirada del permiso de conducir de 1 a 4 años.

Artículo 380: se castigará a aquel que conduzca un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta, poniendo en concreto peligro la vida o la integridad de las personas.
Conducir con temeridad manifiesta, implica llevar a cabo las acciones del anterior artículo 379.2, es decir, conducir excediendo la velocidad permitida bajo los efectos del alcohol o las drogas.
Las penas son: prisión de 6 meses a 2 años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de un año en adelante hasta los 6 años.

Artículo 381: si además de lo mencionado en el artículo anterior, presenta manifiesto desprecio por la vida de los demás, se castigará con pena de prisión de 2 a 5 años, multa de 12 a 24 meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de tiempo de 6 a 12 años.
En el caso de que no se ponga en peligro la vida o integridad de las personas, las penas serán de 1 a 2 años, multa de 6 a 12 meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotor durante un periodo de tiempo de 6 a 10 años.

Artículo 382: cuando con los actos sancionados en los artículos 379, 380 y 381 se ocasionare un resultado lesivo constitutivo de delito, cualquiera que sea su gravedad, los jueces o tribunales tan sólo tendrán en cuenta la infracción más grave aplicando la pena en su mitad superior y condenando en todo caso al resarcimiento de la responsabilidad civil que se hubiera originado.

Artículo 382 bis: si el conductor de un vehículo a motor o de un ciclomotor voluntariamente abandona el lugar de los hechos tras causar un accidente en el que han fallecido una o varias personas, o se hayan producido lesiones importantes, se le castigará como autor de un delito de abandono del lugar del accidente.
Si los hechos se hubieran originado por una acción imprudente del conductor, se le castigará con pena de prisión de 6 meses a 4 años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de 1 a 4 años.
Si los hechos del abandono del accidente son fortuitos, se castigará al responsable con una pena de 3 a 6 meses de prisión y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de 6 meses a 2 años.

Artículo 383: es delito la negativa a someterse a las pruebas legales establecidas cuando lo requiera un agente de la autoridad, para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas.
Las penas son: prisión de 6 meses a 1 año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo superior a 1 año y hasta 4 años.

Artículo 384: se considera delito conducir sin haber obtenido nunca el permiso de conducir, llevar un vehículo a motor o ciclomotor a pesar de haber perdido todos los puntos del carnet o conducir con el carnet retirado por decisión judicial de manera cautelar o definitiva.
Las penas son: prisión de 3 a 6 meses, o multa de 12 a 24 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Artículo 385: será castigado con la pena de prisión de 6 meses a 2 años o a la multa de 12 a 24 meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 10 a 40 días el que originare un grave riesgo para la circulación colocando en la vía obstáculos imprevisibles, derramando sustancias deslizantes o inflamables o si cambia, sustrae o anula la señalización y no restableciendo la seguridad de la vía cuando haya obligación de hacerlo .



Compartir esta noticia:    



Residencia de larga duración – UE ¿Es hora de solicitarla? ¿Cuáles son los requisitos? ¿Quién puede solicitarla?

13/02/2021


Por: Carolina Quintana
Abogada Colegiada
del ICAIB Nº 6511
628 47 89 14


La crisis económica afecta a toda España y en especial a nuestra comunidad autónoma, que se ha visto muy perjudicada por esta pandemia. Gran parte del tejido empresarial de la Isla se ha visto obligado a cerrar o a reducir a mínimos sus contrataciones.

Todos los residentes de nuestras islas están abocados a la falta de oportunidades laborales, pero el colectivo inmigrante normalmente suele ser el que más afectado se ve por las crisis económicas.
Esto lleva a que busquen nuevos horizontes ya sea dentro de España o en otros países de Europa.

Las ofertas laborales más atractivas suelen venir de países vecinos debido a que nuestro archipiélago tiene una estrecha relación con países como Alemania, Suecia, Inglaterra, entre otros. No son pocos los residentes de Baleares que se trasladan a estos países buscando nuevas oportunidades laborales.

Muchos de los extranjeros que residen en España ya son nacionales, por lo cual si deciden trasladarse a algún Estado miembro de la Unión Europea no conlleva mayor problema a nivel documentación.

Pero, ¿qué ocurre cuando se es residente y no nacional? Muchos desconocen que también pueden residir y trabajar en los demás Estados miembros de la Unión Europea.

Para poder hacerlo el extranjero debe ser titular de una autorización de residencia y trabajo de larga duración – UE.

Equivale a una autorización de residencia de larga duración-UE que autoriza a residir y trabajar en España indefinidamente en las mismas condiciones que los españoles y otorga la posibilidad de obtener una autorización de residencia o residencia y trabajo en otros Estados miembros de la Unión, en las condiciones que éstos determinen.

Para solicitar esta residencia, no es necesario querer irse a residir a otro estado miembro o tener una oferta de trabajo de otro país, se puede solicitar una vez hemos residido cinco años en España.

Recomiendo a todos los extranjeros residentes en España que, a la hora de renovar su residencia, soliciten una Larga Duración UE.

En esa línea, la pandemia nos ha demostrado que las cosas pueden cambiar drásticamente de un día para otro.

Lo que ayer no nos hacía falta hoy puede ser absolutamente necesario.
Los requisitos y documentos exigidos para solicitarla son los que dejamos a continuación.

Requisitos

•No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión.

•Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.

•No tener prohibida la entrada en España y no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.

•Haber residido legalmente y de forma continuada en el territorio español durante cinco años. La continuidad no quedará afectada por ausencias de hasta seis meses continuados, siempre que la suma no supere diez meses dentro de los cinco años, o que la suma no supere un año, si las ausencias son por motivos laborales. 

Para los cinco años requeridos, se computarán los periodos en situación de estancia por estudios, movilidad de alumnos o prácticas no laborales en el 50% de la duración de los mismos, siempre que en el momento de la solicitud se encuentre en situación de residencia en España.

A los titulares de tarjeta azul-UE que hayan residido al menos los dos últimos años en territorio español, para computar los 5 años requeridos se les tendrá en cuenta la residencia en la Unión Europea como titular de tarjeta azul-UE. En este caso las ausencias de la Unión Europea podrán ser de hasta doce meses continuados, y la suma de éstas no podrá superar el total de dieciocho meses dentro de los cinco años.

•Disponer de recursos fijos y regulares para su manutención y, en su caso, de la familia que estuviera a su cargo. Para unidades familiares que incluyan dos miembros se exigirá una cantidad que represente el 150% del IPREM , por cada miembro adicional se deberá sumar un 50% más. 

Los recursos podrán provenir de recursos propios o de la realización de actividades laborales o profesionales.

•Disponer de seguro de enfermedad público o privado que cubra los riesgos normalmente asegurados a los ciudadanos españoles.

Documentación exigible

•Impreso de solicitud en modelo oficial (EX–11) por duplicado, debidamente cumplimentado y firmado por el extranjero.

•Copia del pasaporte completo, título de viaje o cédula de inscripción en vigor.

•En su caso, documentación acreditativa de los periodos de residencia previa como titular de tarjeta azul-UE en otros Estados miembros de la Unión Europea.

•Documentación acreditativa de los recursos fijos y regulares suficientes para su manutención y, en su caso, la de su familia.

•Documentación acreditativa de disponer de seguro de enfermedad.

Nota importante: cuando se aporten documentos de otros países deberán estar traducidos al castellano o lengua cooficial del territorio donde se presente la solicitud.

Por otro lado, todo documento público extranjero deberá ser previamente legalizado por la Oficina consular de España con jurisdicción en el país en el que se ha expedido dicho documento o, en su caso, por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación salvo en el caso en que dicho documento haya sido apostillado por la Autoridad competente del país emisor según el Convenio de la Haya de 5 de octubre de 1961 y salvo que dicho documento esté exento de legalización en virtud de Convenio Internacional.



Compartir esta noticia:    



Acuerdo del paquete de ayudas entre el Gobierno y las asociaciones de representantes de trabajadores autónomos

13/02/2021


Por:
José María Sánchez
Gestión TST Consulting
Técnico tributario 1937
971 213 543
971 721 033 (fax)


En este número de BSF queremos hablaros que el Gobierno y asociaciones representantes de los trabajadores autónomos alcanzaron un acuerdo para prorrogar hasta el 31 de mayo el paquete de ayudas para el colectivo destinado a paliar los efectos de la pandemia.
El plan, además de ir acompañada del aplazamiento de la subida de tipos con la que, de media, este año, la cuota del Reta se habría incrementado entre 3 y 12 euros de media cada mes.

Sin embargo, este pasado viernes, a escasos días de que el plan sea aprobado en el Consejo de Ministros, el colectivo de autónomos sufrió un revés procedente de la Agencia Tributaria.

Así, con la negativa de la Dirección General de Tributos a la consulta vinculante de una trabajadora por cuenta propia que planteó la posibilidad de deducirse gastos de suministro como luz o internet al tener que desarrollar en su vivienda un trabajo que generalmente desarrolla en un despacho, se confirma que los autónomos que hayan realizado su actividad laboral en su domicilio como consecuencia de la pandemia no podrán deducirse los gastos extra en suministros ocasionados al tratarse de una circunstancia “ocasional y excepcional” y a pesar de que la ley ampara la deducción de parte de los gastos cuando la vivienda habitual se destina al desarrollo de la actividad profesional.

Flexibilización del cese


Se ha llegado un acuerdo para prorrogar las ayudas al recoger las reivindicaciones del colectivo de autónomos.

Concretamente, los cambios en las prestaciones más sustanciales que incluye ya en el decreto que estará en vigor desde el 1 de febrero no será necesario ser beneficiario con anterioridad para acceder a la prestación eliminando el requisito anterior de haberlo sido entre marzo y junio; se suspende la subida de cuota prevista en 2021, de momento hasta el 31 de mayo; se elimina trabas para acceso a la ayuda para autónomos de temporada; y se reduce del 75% al 50% el nivel de caída de actividad para acceder a cobrar la prestación y tener exoneración del 100% de las cuotas dando respuesta a los autónomos que sufren limitaciones de aforo y horario.

Las modificaciones introducidas en esta estructura de ayudas servirán para duplicar el número de autónomos que se beneficien de la prestación extraordinaria por cese de actividad, alcanzando a más de 700.000 trabajadores.

Habrá cuatro casos en los que el autónomo pueda acceder al cese de actividad.

De este modo, se establecen en el nuevo decreto hasta cuatro casos en los que los autónomos podrán acceder al cese de actividad extraordinario.

Para los trabajadores autónomos afectados por una suspensión temporal de toda la actividad como consecuencia de resolución de la autoridad competente como medida de contención: la cuantía de la prestación será del 50% de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desarrollada, al tiempo que el beneficiario quedará exento del pago de la cuota mensual al Reta.

En el caso de los trabajadores que sin haber tenido que cerrar sus negocios se han visto sujetos a restricciones horarias y de aforo: deberán acreditar para acceder a esa prestación extraordinaria por cese del 50% de la base, acreditar en el primer semestre del 2021 unos ingresos computables fiscalmente de la actividad por cuenta propia inferiores en un 50% a los habidos en el primer trimestre de 2020.

Y también quedará exento del pago de la cuota a la Seguridad Social.
Por otro lado, la prestación de cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia se podrá solicitar acreditando en el primer semestre de 2021 una reducción de los ingresos computables fiscalmente de la actividad por cuenta propia de más del 50% de los habidos en el segundo semestre de 2019 -para el cálculo de la reducción de ingresos se tendrá en cuenta el periodo en alta en el segundo semestre de 2019 y se comparará con la parte proporcional de los ingresos habidos en el primer semestre de 2021 en la misma proporción.

En este caso, la prestación también sería del 50% de la base reguladora y quedarían exoneradas las cuotas.

Por último, la prestación extraordinaria de cese de actividad para los trabajadores de temporada -quienes han desarrollado un único trabajo en 2018 y 2019 siempre que, de haber estado de alta en un régimen de seguridad social como trabajador por cuenta ajena, esta alta no supere los 120 días a lo largo de esos años-.

De modo que quien haya cotizado como trabajador por cuenta propia durante un mínimo de cuatro meses y un máximo de seis meses de cada uno de los años 2018 y 2019, siempre que ese marco temporal abarque un mínimo de dos meses en la primera mitad del año, recibirá una cuantía de la prestación regulada en este artículo será el equivalente al 70% de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desempeñada, mientras que durante la percepción de la prestación no existirá obligación de cotizar al Reta.



Compartir esta noticia:    



Paraísos turísticos del mundo como Baleares deben desarrollar corredores bioseguros, en distancias cortas, enfocados en su mercado local y regional

30/01/2021

Por: Carlos Novoa
Catedrático universitario
especializado en turismo


Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara como pandemia el contagio por Coronavirus, los tiempos más aciagos de la industria hotelera y turística mundial se hicieron presentes; una debacle económica se suscitó con la pérdida de 400 millones de empleos hasta finales del 2020 en todo el mundo, de los cuales, el 12% hacen parte de la industria turística, según informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La industria sin chimeneas que ha representado la salvación económica en tiempos de crisis en países como España, México o Argentina, esta vez se convierte en la mayor preocupación de zonas del mundo donde la actividad turística es su principal fuente de ingresos y motor del desarrollo de estas naciones.

Las causas y consecuencias ya están sobre diagnosticadas y consideradas, pero quizá, no se han dimensionado en todo se espectro; teniendo en cuenta que el turismo no es solo impulsor del transporte aéreo, terrestre y marítimo, la hotelería, los operadores y agencias de viajes, sino que involucra todos los demás rubros económicos como la gastronomía, bares, tiendas de suvenires, de ropa, diversión y eventos, conexos a otras manifestaciones económicas formales e informales que vistas desde esta perspectiva, pueden representar más del 50% de los puestos de trabajo y unidades productivas destruidos durante esta pandemia.

Para reactivar el turismo, tomando como un plazo prudencial en cuanto a su resurgimiento de entre esas cenizas, se puede calcular el año 2023 como el del despegue para consolidarse en 2024 acercándose a las cifras pre-pandemia.

Paraísos turísticos del mundo como el Caribe, las Islas Baleares en España, la Polinesia Francesa o el Mediterráneo, deben enfocarse a partir de este 2021 en desarrollar corredores turísticos bioseguros, en distancias cortas, enfocados en su mercado local y regional para luego ir desplegando sus alas a otros continentes con campañas informativas y publicitarias por todos los medios posibles, donde las autoridades gubernamentales, sanitarias, organismos del sector público, la industria privada y toda la ciudadanía de estos destinos paradisiacos se comprometan hasta las entrañas en salvar su “gallina de los huevos de oro”.

Este ave Fénix debe volar en medio de la incertidumbre de la evolución de la pandemia y los giros que ésta pueda tomar; lo maravilloso de la industria turística es que la infraestructura la provee la naturaleza, en muchos lugares del mundo privilegiada, y aprovechando la lección de vida que a todos los seres humanos ha dado esta situación, represando y dando más valor a la libertad y los momentos sublimes de la vida que solo un buen viaje puede proporcionar.

Los diques del sector turístico y hotelero se deben abrir paulatinamente hasta lograr en los próximos tres años recuperar el 100% de los empleos y empresas perdidos, sin perder de vista que todo esto será en medio de una nueva realidad mundial y en un proceso de reinvención y evolución permanente.

Las estrategias promocionales de los destinos deben ser más ambiciosas, no limitarse a los mismos nichos de mercado tradicionales e inventarios de atractivos turísticos, donde la seguridad a todo nivel, la sostenibilidad, el cuidado medioambiental y el involucramiento de todos los actores y factores de reactivación consolidada deben ser el norte de la segunda actividad económica que más dinero mueve en el mundo después de la industria petrolera.



Compartir esta noticia:    



Tiempo de residencia legal y condiciones actuales para solicitar la nacionalidad española

30/01/2021


Por:
Beatriz Tobón Vallejo
Abogada Colegiada
Nº 6597 ICAIB
Contacto: 628 47 89 14


El requisito fundamental para solicitar la nacionalidad española por residencia es que el interesado cumpla unos plazos de residencia legal y continuada en España. Como regla general el plazo de residencia legal en España de forma continuada y previa a la solicitud debe ser de 10 años. Existen unas excepciones a esta norma general:

Cinco años de residencia legal para quienes tengan reconocida la condición de refugiado. Dos años de residencia legal cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o de sefardíes.

Un año de residencia legal para el que haya nacido en territorio español o ejercitado oportunamente la facultad de optar, y quien haya estado sujeto legalmente a la tutela, guarda o acogimiento de un ciudadano o institución española durante dos años consecutivos, incluso, si continuare en esta situación en el momento de la solicitud.

*El que al tiempo de la solicitud llevare un año casado con español o española y no estuviere separado legalmente o de hecho.

*El viudo o viuda de española o español, si a la muerte del cónyuge no existiera separación legal o de hecho.

*El nacido fuera de España de padre o madre, abuelo o abuela, que originariamente hubieran sido españoles.

Estos plazos de residencia legal deben ser cumplidos de forma continuada e interrumpida. Para el caso general de la residencia legal de 10 años, el solicitante no podrá tener salidas del territorio español por más de 6 meses de golpe.
Y para aquellas personas que se benefician del plazo reducido de dos años de residencia legal y continuada (ciudadanos de países iberoamericanos) el tiempo máximo fuera de España sería de tres meses, pero de golpe, en una única salida. Es decir, no se sumarían las salidas totales. Por ello, es tan importante respetar esos tiempos máximos de ausencia del territorio nacional antes y durante el trámite de la solicitud nacionalidad española por residencia.

El Código Civil exige claramente que, para solicitar la nacionalidad española, el interesado debe tener una residencia legal en España (Es decir contar con una autorización de residencia). El Reglamento de Extranjería diferencia muy bien la situación de estancia por estudios y residencia. Jurídicamente no es lo mismo. Por ello, la tarjeta de estudiante es una estancia y no una residencia, por lo que no computa a efectos de solicitar la nacionalidad española.

Otros de los requisitos para la solicitud de la nacionalidad española es carecer de antecedentes penales y policiales tanto en España como en el país de origen, es decir acreditar una «buena conducta cívica».
Demostrar el grado de integración en la sociedad española y esto se comprueba a través de la aprobación del examen CCSE (Conocimientos Socio Culturales y Constitucionales de España) y la superación de la prueba DELE A2 o superior de conocimiento del idioma castellano para aquellos nacionales de países o territorios que su idioma oficial no sea el español.

Y finalmente presentar todos los documentos en vigor (Certificado de nacimiento del país de origen, certificado de antecedentes penales del país de origen, certificado de nacimiento de los hijos menores y de matrimonio si es el caso. Todos los documentos deben estar apostillados y traducidos en su caso.

Obtenida la nacionalidad española se deberá hace el acto de la jura. Expedido el certificado literal por parte del Registro Civil, se solicitará en la Policía Nacional el DNI y pasaporte español.

Aquellos ciudadanos que se naturalizan es decir que obtienen la nacionalidad española, pueden reagrupar a sus familiares (padres que estén a su cargo, hijos menores, hijos mayores a cargo o incapaces, hijos de su cónyuge, cónyuge, pareja registrada, y cualquier miembro de la familia que en el país de procedencia estén a cargo del ciudadano de la Unión y que por motivos graves de salud o de discapacidad sea estrictamente necesario que el ciudadano de la Unión se haga cargo del cuidado personal) cumpliendo con los requisitos exigidos estos familiares reagrupados podrán obtener una tarjeta comunitaria por 5 años, con la cual podrán residir legalmente en España y podrán trabajar en el caso de los solicitantes no dependientes del ciudadano de la UE.

La tarjeta comunitaria es aquella que se obtiene cuando es familiar de un ciudadano de la Unión Europea o de un ciudadano español. Los requisitos que se deben cumplir para solicitar esta tarjeta son:

-Acreditar el vínculo de parentesco: Aportar la documentación legalizada y/o apostillada, traducida en su caso para demostrar la condición de familiar del ciudadano de la UE (Certificados de nacimiento, matrimonio).

-Empadronamiento con el ciudadano comunitario: Es obligatorio residir y estar empadronado con el familiar comunitario, ya que, si se comprueba el caso contrario, no va a a tener derecho a la Tarjeta Comunitaria. Esto sucede, por ejemplo, en casos en los que un ciudadano español solicita una Tarjeta Comunitaria para su madre o para su esposa, pero el ciudadano español en ese momento no reside en España y pueda encontrarse en otro país de Europa.
En estas circunstancias, no tendrá derecho a solicitar la Tarjeta Comunitaria, ya que, el ciudadano español deberá vivir en España, igual que su familiar, con el que deberá vivir también en España. Es necesario justificar que viven juntos en España y que están empadronados en el mismo domicilio.

-Acreditar suficientes medios económicos: El ciudadano español o ciudadano comunitario deberá estar trabajando por cuenta ajena o por cuenta propia. O justificar la existencia de medios económicos propios a través de cualquier medio de prueba admisible. (ejemplo, certificado bancario con el saldo de dinero exigido para su subsistencia personal y de la unidad familiar).

-Contar con un seguro médico: Es obligatorio contar con un seguro médico, ya sea público o privado que cubra las necesidades sanitarias. Para el caso de los ascendientes o descendientes mayores de 21 años que no son beneficiarios del ciudadano español en la seguridad social, deberán obligatoriamente contar con un seguro medico privado que tenga las mismas coberturas de la asistencia sanitaria en España, sin copagos ni periodos de carencia.

-Acreditar el vivir a cargo del familiar comunitario: Es habitual ver Tarjetas Comunitarias denegadas por no acreditar el hecho de vivir a cargo del familiar comunitario en los casos de ascendientes o hijos mayores de 21 años o familiares, lo que llamamos «familia extensa».
En estos casos, hay que justificar que se vive a cargo del familiar del ciudadano de la Unión Europea. No basta con presentar alguna remesa o algún envío de dinero realizada por el familiar. Es necesario acreditar que los envíos de dinero se hagan de forma regular o de manera frecuente en el período de los 12 meses antes de la entrada a España del familiar. Además, habrá que acreditar la situación laboral del ciudadano extranjero en su país de origen. Será una forma de conocer si en su país de origen trabajaba o no y verificar si carece de medios económicos para mantenerse en su país y que necesita ser mantenido por el ciudadano comunitario. Esto es lo que justificará que vive a su cargo y evitará que denieguen la Tarjeta Comunitaria por este motivo.

-Carecer de Antecedentes Penales:
Es importante saber que una Tarjeta Comunitaria no la deniegan en sí sólo por el hecho de tener antecedentes penales. Es posible obtener la Tarjeta Comunitaria aun teniendo penales. Sin embargo, sí que pueden denegarla por ser un peligro de orden público, salud o seguridad públicas.
Esto puede ocurrir si le han detenido en repetidas ocasiones y no ha cumplido condena. En este caso, le podrían denegar la Tarjeta Comunitaria, aunque no contara con antecedentes penales. Además, si se tienen antecedentes penales graves, estos sí que pueden constituir una causa de denegación para muchos trámites de extranjería.

Si desean contar con nuestros servicios profesionales, no duden en contactarnos.



Compartir esta noticia:    



Procedimiento para obtener la nacionalidad española por valor de simple presunción

30/01/2021


Por: Carolina Quintana
Abogada Colegiada
del ICAIB Nº 6511
628 47 89 14

La nacionalidad por valor de simple presunción es una gran desconocida entre el colectivo inmigrante. De hecho muchos niños nacidos en España tienen derecho a solicitarla, pero no lo hacen por simple desconocimiento, o bien porque lamentablemente en los registros civiles no son debidamente informados.

Como bien sabemos los que trabajamos en la materia de extranjería, no siempre las instituciones del Estado aplican la ley como deberían. No son pocas las ocasiones en que determinados registros civiles hacen una labor de desinformación, incluso, incluso algunos funcionarios niegan este derecho a los hijos de extranjeros impidiendo su tramitación, o en su defecto, dilatando de forma intencionada los tiempos de resolución en un ejercicio de racismo institucional.

“En ocasiones se dilata de forma intencionada los tiempos de resolución en un ejercicio de racismo institucional”


Por eso, desde este espacio de divulgación jurídica que me da este periódico, me gustaría informar sobre el procedimiento de esta nacionalidad con el fin de que los ciudadanos extranjeros tengan las herramientas necesarias para hacer valer los derechos que tienen reconocidos en la legislación española.

Adquirir la nacionalidad por valor de simple presunción es un derecho que le corresponde a los hijos de padres extranjeros nacidos en España, en el caso de que el país de origen de los padres no le atribuya una nacionalidad, o bien ambos padres carezcan de nacionalidad.

Este derecho esta recogido en el artículo 17 del Código Civil español el cual establece:

Son españoles de origen los nacidos en España de padres extranjeros, si ambos carecen de nacionalidad (apátrida), o si la legislación de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad. En este caso puede realizarse un expediente en el Registro Civil de su domicilio para declarar la nacionalidad española con valor de simple presunción.

¿Quién puede solicitar la nacionalidad por valor de simple presunción?

La nacionalidad por valor de simple presunción la podrán solicitar los hijos nacidos en España de padres o madres que sean nacionales de los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Cabo Verde, Colombia, Costa Rica, Cuba, Guinea Bissau, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal y Santo Tome y Príncipe.

Para poder optar a la nacionalidad por valor de simple presunción los dos padres deben ser nacionales de alguno de los países citados anteriormente.

También podrán solicitar la nacionalidad por valor de simple presunción los hijos de padres ecuatorianos nacidos en España antes del 20 de octubre del 2008, los hijos de madre marroquí y padre de alguno de los países anteriormente citados y en el caso de palestina hay que consultar la ley del país de origen del padre dado que varia mucho según el caso.

¿Cómo y dónde debo solicitarla?

La solicitud para adquirir la nacionalidad por valor de simple presunción se debe presentar ante el juez encargado del Registro Civil que le corresponda por domicilio.

Dicha solicitud debe ir acompañada de la siguiente documentación:
Certificado de empadronamiento de los padres.
Certificado literal de nacimiento del menor, este documento se obtiene en el registro civil donde fue inscrito el menor.
Certificado de nacionalidad de cada uno de los padres, este documento se obtiene en el consulado.
Certificado de no atribución de la nacionalidad de los padres al menor, es un escrito del consulado donde consta la ley personal del país referida a los nacidos en el extranjero.
Tarjeta de residencia de los padres o pasaporte.
Una vez se presente la solicitud el juez encargado del Registro Civil procederá a expedir la nacionalidad española al menor nacido en España.



Compartir esta noticia:    



Los británicos que residen en España y los españoles afincados en Reino Unido después del Brexit

15/01/2021

Carolina Quintana
Abogada Colegiada
del ICAIB Nº 6511
628 47 89 14


Desde que el 29 de marzo de 2017 el Reino Unido haya notificado oficialmente al Consejo Europeo su intención de abandonar la Unión Europea se ha ido sucediendo los acontecimientos.

En materia migratoria ha habido demasiada confusión sobre cuáles son los trámites que deben realizar los británicos residentes en nuestro país.
Desde febrero de 2019 se abrió un periodo transitorio que finalizó este pasado 31 de diciembre, durante ese tiempo se seguían manteniendo los derechos de libre circulación y residencia de los ciudadanos de Reino Unido en los estados miembros.

Esto quería decir que los británicos y sus familiares seguían teniendo que tramitar sus residencias bajo el régimen comunitario, por lo cual hasta fin de año se podían beneficiar de las facilidades de ser europeo para establecer su residencia en España.
También los ciudadanos británicos y sus familiares que ya eran residentes españoles seguirán disfrutando de los mismos derechos que tenían después del 31 de diciembre de 2020, hayan o no cambiado su documentación, aunque se recomienda hacerlo.

El procedimiento que deben realizar los ciudadanos de Reino Unido y sus familiares para solicitar la nueva tarjeta asociada al acuerdo de retirada, cuya vigencia será de 5 a 10 años según el caso, es el siguiente:

Deben solicitar cita en la oficina de extranjería o también lo pueden hacer de forma electrónica si el ciudadano cuenta con certificado digital, en ambos casos deben presentar la siguiente documentación:
- Nacionales del Reino Unido
Solicitud EX20 completado con los datos del solicitante.
Pasaporte válido y en vigor del solicitante.
Certificado de registro.
Acreditación medios de vida.
- Familiares de ciudadanos del Reino Unido
Solicitud EX21 completado con los datos personales del solicitante.
Pasaporte válido y en vigor del solicitante.
Documentación acreditativa de la existencia del vinculo familiar.
Certificado de registro del nacional del Reino Unido.

La realidad es que en Baleares residen aproximadamente 25.000 ciudadanos británicos según fuentes de la embajada británica en nuestra Isla, de los cuales casi 15.000 no tenían tramitada su residencia. Esto significa que si no lo hicieron antes del 31 de diciembre no se podrán beneficiar del acuerdo de retirada, ya que no tendrán documento para demostrar su residencia en España.

Todos los ciudadanos británicos que no tramitaron su residencia en España antes de la finalización del periodo de transición, concretamente, antes del pasado 31 de diciembre, así como sus familiares, serán considerados nacionales de un tercer país y, por lo tanto, les será de aplicación el régimen general de extranjería y no el comunitario.



Compartir esta noticia:    



2021: las novedades de Extranjería originadas por el COVID-19

15/01/2021

Beatriz Tobón Vallejo
Abogada colegiada 6597 ICAIB
628 47 89 14


Iniciamos el año 2021 con cambios en Extranjería, que ya se venían generando desde el año 2020 a causa de la crisis sanitaria por el COVID19. Dentro de esos importantes cambios se creó la posibilidad de la presentación telemática de los expedientes de Extranjería a través de los profesionales Abogados, Gestores, Graduados Sociales que estén dados de alta en el Registro de Representantes, o los propios solicitantes que tuviesen certificado digital o cl@ve PIN. Este sistema de presentación online de las solicitudes ha contribuido a la celeridad y agilización en la tramitación y resolución de las autorizaciones de residencia.

Mencionaremos los importantes cambios que se han venido presentando desde el año 2020 y continuarán en el 2021:

*Presentación telemática de los expedientes de extranjería: Debido a la crisis sanitaria por el COVID19, el día 19 de marzo de 2020 la Secretaría de Estado de Migraciones emitió un comunicado a las oficinas de extranjería para evitar perjuicios en los derechos e intereses de los interesados y afectados en los procedimientos en materia de extranjería durante el estado de alarma decretado el día 14 de marzo de 2020, por la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, permitiendo la presentación telemática de las solicitudes de residencia iniciales por el propio interesado que disponga de certificado digital o Cl@ve PIN o por su representante: Abogados, Graduados Sociales, Gestores Administrativos que estén dados de alta en el Registro de Representantes, gracias a esta medida se ha visto muchas ventajas como ahorro en tiempo, grabación del expediente de forma inmediata y agilización en su tramitación y resolución.

*Cambio del empleador en el procedimiento del arraigo social: Cuando se emite la resolución de concesión de residencia por arraigo social se debe producir el alta en la seguridad social en el plazo de 1 mes por el empleador que otorgó la oferta de trabajo, anteriormente no se podía cambiar el empleador, ahora existe la posibilidad que si este empleador no puede proceder al alta en la seguridad social del trabajador, el solicitante puede presentar un nuevo empleador que cumpla los requisitos exigidos, en el plazo de 45 días y proceda a contratarle.

*Residencia por cinco años a los solicitantes de arraigo familiar en el supuesto de los padres extranjeros de menores de nacionalidad española: Hasta ahora, aquellos ascendientes de un menor de nacionalidad española podían acceder a un permiso de residencia temporal por circunstancias excepcionales (arraigo familiar) de un año; con derecho a residir y/o trabajar por cuenta ajena o cuenta propia. Sin embargo, a partir de septiembre de 2020, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones emitió la Instrucción 8/2020, con la cual, la situación se torna mucho más ventajosa ya que en lo sucesivo los solicitantes podrán acceder a un permiso de residencia de 5 años. Ahora es posible acceder a una Tarjeta de Familiar de Comunitario si eres padre de un menor comunitario o a una nueva tarjeta de residencia de 5 años si eres padre de un menor español.

*Cambios en el procedimiento de solicitud de asilo y protección internacional: Las renovaciones de las solicitudes de asilo ya no son cada 6 meses, como eran anteriormente, sino que son cada 9 meses. A partir de la presentación formal de la solicitud de asilo, pasados 6 meses el solicitante ya podrá trabajar. Al ser tan complicado obtener información acerca del estado del expediente de solicitud de asilo, la Administración ha empezado a comunicar a través del BOE las resoluciones de denegación de las solicitudes de asilo. Así los solicitantes pueden entrar online y consultar el estado de su solicitud si ha sido concedida o denegada, a través de las notificaciones realizadas a través del Boletín Oficial del Estado.

Así mismo, el 8 de septiembre de 2020, El Ministerio de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones emitió una Nota Informativa que establece que todas aquellas personas que se encuentren en trámites de solicitud de asilo que, mientras se encuentran en este proceso, podrán solicitar una Tarjeta de Residencia por Circunstancias Excepcionales – Arraigo Social.

El Ministerio de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones ha abierto la posibilidad de que todos los solicitantes de Protección Internacional podrán obtener una Autorización de Residencia sin renunciar a su estatus.
*Novedades tramitación nacionalidad española por residencia: En la actualidad el Ministerio de Justicia está intentando conseguir una partida presupuestaria para poner en marcha un nuevo Plan Intensivo o Plan de Choque para intentar así agilizar los expedientes de Nacionalidad Española. En el año 2019 miles de expedientes de solicitud de Nacionalidad Española fueron resueltos, gracias al “plan de choque” o plan intensivo de descongestión implantado por la Dirección General de los Registros y del Notariado DGRN y el Ministerio de Justicia, el cual llegó a su fin el día 30 de noviembre de 2019.

Así mismo comentó Dña. Maria del Mar Álvarez, Subdirectora General de Nacionalidad, de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública en un congreso online las novedades previstas para este año 2021, entre ellas, que desde el Ministerio de Justicia se va a enviar un formulario a todos estos solicitantes para valorar el grado de analfabetismo, y dispensar así de la realización de los exámenes de nacionalidad española, el CCSE y DELE.

También, el Ministerio de Justicia va a implementar la emisión de un formulario para hacer la prejura y jura de forma más ágil. Ya que cuando se obtiene la resolución de nacionalidad española se debe completar el proceso haciendo la prejura y jura en nuestro Registro Civil. Para este acto, hay Registros Civiles que actualmente están colapsados ante el gran número de prejuras y juras que tienen que hacer, y por ello, se ha establecido un Formulario para poder completar los datos de la inscripción de nacimiento y poder realizar la misma de forma más ágil.

A partir del 1 de enero de 2021 también ha entrado en vigor la subida de la tasa administrativa que se debe abonar para el tramite de la nacionalidad española, se ha incrementado a 103,02 euros.

Esperemos que con esta subida en las tasas se contribuya al mejoramiento y celeridad en este procedimiento. Ya que los profesionales y los solicitantes de Nacionalidad Española, vemos como desde la fecha en que finalizó el plan de choque en el mes de noviembre de 2019 y durante el año 2020, el ritmo de las resoluciones o de expedientes en estado de “tramitación” es notablemente menor, da la sensación de que todo está paralizado. Al revisar la mayoría del estado de los expedientes presentados desde el mes de diciembre de 2019 a la fecha, aparecen como” Registrados”, transcurren los meses y todo igual, sin cambios, cuando deberían de aparecer los expedientes en “Estado de Tramitación” o que se han solicitado los informes preceptivos. También nos encontramos un gran número de expedientes en estado de “calificación” (que corresponde a la etapa final del proceso, donde ya el expediente tiene un proyecto de resolución) durante meses estancados, sin ningún cambio, ni resolución alguna. Sumado a ello vemos paralizados los expedientes de los años 2017, 2018 y 2019 que no fueron resueltos durante el plan de choque.

Es decir, están paradas las solicitudes de nacionalidad española presentadas por vía telemática, los expedientes presentados en papel ante los Registros Civiles y ante el Registro Público, los expedientes del anterior proceso (2015), en general todos están en las mismas condiciones, estancados. Esperemos que se tomen los correctivos necesarios o que se ponga en marcha otro plan choque, ya que estamos todos cansados de la burocracia, de los largos tiempos de espera para obtener una resolución de nacionalidad española y la posterior cita para la jura.
*Aumento en las tasas de extranjería: Con la entrada en vigor el 1 de enero de 2021 de la Ley 11/2020 de 30 de Diciembre de 2020 de Presupuestos Generales del Estado, se confirma la subida de todas las tasas que afectan a los Expedientes de Extranjería, así como aquella que debe abonarse por la presentación de Expediente de Nacionalidad Española que queda fijada ahora en la cantidad de 103,02 euros.

Ello supone un incremento en las tasas a abonar por la gestión y tramitación, por ejemplo, de las tasas de extranjería y aquella que se exige para la presentación de expedientes de Nacionalidad Española.
De esta forma, y a título de ejemplo, la tasa por la tramitación de un expediente por Arraigo Social, Familiar o Laboral, queda fijada en la cantidad de 37,90€; la de autorización de residencia de larga duración en 21,65€.
Estas nuevas cuantías han entrado en vigor el 1 de enero 2021 por lo que si con anterioridad a esa fecha ya se devengó y abonó dicha tasa no será aplicable la subida ahora aprobada.

A todos nuestros lectores y clientes, os deseamos salud, bienestar y que este nuevo año 2021, a pesar de la difícil situación que estamos viviendo no perdamos la ilusión de que todo va a cambiar, que recuperaremos la economía, la paz, la unidad familiar/ social y que el sol volverá a brillar.



Compartir esta noticia:    



Las preguntas frecuentes al adquirir la nacionalidad española

15/01/2021

Por: Margarita Palos Nadal
Abogado
Colegiado 1242 del Ilustre Colegio
de Abogados de Baleares
971 71 91 22 / 646 84 86 95

Muchos de ustedes se estarán planteando solicitar la nacionalidad española y seguramente pensarán en la trascendencia que realizar este importante trámite va a tener para sus familias. Es verdad que muchas personas se preguntan ¿podré trasladar a mi madre o a mi padre a España?, ¿Será que puedo regularizar a mi hijos mayores de edad que están en España?.

Pues bien, estas cuestiones no son automáticas para nadie en este momento. Los únicos con seguridad beneficiados por la nacionalidad española de los progenitores son los menores de edad que la pueden solicitar por opción en el Registro Civil de su domicilio, del mismo modo los menores nacidos en España que con un año de residencia legal en territorio español podrán optar a su solicitud de nacionalidad por residencia.
El esposo de la ciudadana española podrá obtener una autorización de residencia de familiar comunitario, pero y… ¿si la ciudadana española no tiene trabajo, podrá obtener la tarjeta de familiar de residente de la UE?, en vía administrativa desde luego que no, salvo que uno de los dos trabaje con los ingresos exigidos por la Administración.
Y lo que es peor, no podrá renovar el esposo la tarjeta de familiar de la Unión si no hubieran trabajado cotizando a la Seguridad Social. Vamos viendo que ser español y estar casado con extranjero no facilita la vida ni del mismo ni del español en innumerables ocasiones.
Antes bien, a veces lo complica todo soberanamente. Ni la crisis económica ha enternecido a la Administración en cuanto a las exigencias de cotizaciones laborales de familias españolas y digo “españolas“ porque en ellas uno de ambos cónyuges es español.

Si además la ciudadana española tiene hijos mayores de 21 años tendrá que acreditar que los ha mantenido en su país de origen, de manera que los envíos de dinero desde España posibilitaban exclusivamente su mantenimiento y subsistencia.

Y ello hay que probarlo, en un arduo y duro trabajo de papeleo interminable, donde según el país de procedencia la cuestión es más o menos complicada.

Ni siquiera las personas procedentes de los países más pobres de Iberoámerica y del Caribe, alcanzan la sensibilidad de la Administración. No podemos entender como con sueldos de veinticinco euros al cambio o incluso menos hay que acreditar la dependencia económica de un progenitor español.
¿Podrían subsistir algunos habitantes del Caribe si no fuera por las remesas que reciben del exterior?. Son cuestiones de todos conocidas pero su público conocimiento no exime de su prueba ante la Administración del Estado.

Así pues, si el hijo se encuentra en España, deberá probar que no trabajaba en su país, si además estuviera casado a pesar de su juventud, también deberá probar que la esposa no ha estado realizando actividad laboral, de manera que no pueda inferirse que es ella misma quien le mantiene. Si estudiaba deberá acreditar hasta cuándo. En fin nada se da por hecho y todo hay que probarlo.

¿Servirá de algo el matrimonio con español/a o ciudadano/a comunitario/a a quien se encuentra en prisión con un decreto de expulsión?.
Pues depende (fundamentalmente del delito cometido y de la residencia que ostente el condenado) y ya veremos, esa es la respuesta más recomendable. Si el matrimonio y la existencia de la familia es anterior a la resolución de expulsión se valorará bajo unos determinados parámetros. Si se ha contraído matrimonio con español/a después de la expulsión es otro tema.

En cualquier caso la existencia de una familia acreditada en territorio español con vínculos españoles o comunitarios otorga al individuo un determinado arraigo en España que se valorará en las instancias administrativas y judiciales, o por lo menos así debiera ser.

De ahí concluimos una vez más que la nacionalidad española en estos momentos y por aplicación de la Directiva comunitario 2004/38/CE no facilita en lo más mínimo la extensión de los derechos del ciudadano español sobre sus familiares más allegados, lo cual no quiere decir que sea imposible la documentación de los mismos en territorio español.

Una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha modificado el régimen de recursos en cuanto a las tarjetas de familiar de comunitario, desapareciendo el recurso de alzada y siendo sustituido por un recurso potestativo de reposición.

La nacionalidad española que tiene efectos beneficiosos sobre los progenitores irregulares es la de los menores de edad a raíz de la Instrucción de la Dirección General de Migraciones que ya explicamos en números anteriores, pero que en el próximo número volveremos sobre ella.

Feliz año para todos y por favor, cuídense mucho.



Compartir esta noticia:    




Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019