Reactivación Palma fase 2

Por Redacción BSF





La falta de citas telemáticas retrasa la regularización de inmigrantes con oferta de trabajo en mano

13/02/2020

No era una percepción personal o simple paranoia de que las cosas no se están haciendo bien. Y sí, efectivamente quedó confirmado en la reunión que hubo de la Plataforma por la Inmigración conformada por asociaciones de varios países de Latinoamérica, África y Asía, ésta última representada por los filipinos en el Casal de Inmigrantes de Palma.

Lo manifesté en unas declaraciones al Diario de Mallorca acerca sobre mi visión genérica entorno a la actual problemática. Lo repetiré hasta la saciedad. En una comunidad autónoma en la que más del 20 por ciento es de origen extranjero no exista una dirección general de inmigración o un estamento dedicado a esta área del Govern- llámese como se llame- poco puede esperarse en planificación y ejecución de programas de políticas de integración social.

Las asociaciones coinciden literalmente en la dejadez y falta de interés de los gobernantes por los problemas que afrontan las personas para las citas telemáticas en la Oficina de Extranjería.

Nada se está inventando ni exagerando, simplemente es la confirmación de lo que en estas líneas he descrito. Reafirma mi opinión sobre la apatía y falta de sensibilidad de los responsables políticos para resolver ágilmente el presente y el futuro de centenares de extranjeros que están ad portas de la regularización con una oferta de trabajo en la mano sin que se les solucione algo.

Quien haya tocado a fondo el drama de la irregularidad sabe a lo que me refiero. Tres años o quizás más tiempo, esperando el momento con toda la burocracia que esto genera, incluso algunos sufriendo las advertencias y el estrés de que las empresas contratantes se echen para atrás en la oferta, además, sin contar con el agravante de la vigencia de los documentos hasta una fecha límite, como sucede con los antecedentes penales que tienen corta fecha de caducidad.

Cada uno de los representantes de las asociaciones coincidió en esta problemática. La regularización administrativa de decenas de inmigrantes en las Islas se está convirtiendo en una tortura burocrática por la falta de citas telemáticas, y ni qué hablar de la gente de Ibiza y Menorca que están en peor situación al no contar siquiera con una oficina física a dónde acudir, o carecer de responsables políticos que den la cara y expongan soluciones a corto plazo.


Cronología

Tras un convulso inicio de siglo, a comienzos de 2000, las cosas iban patas arriba. Viví esa época. Los respectivos delegados de gobierno de la época lo reconocían, Catalina Cirer y luego, Miquel Ramis, a quién hicimos varios reportajes sobre esta problemática.

Recuerdo que una de las entrevistas, Ramis la interrumpió y de forma espontánea nos invitó a acompañarle a la Oficina de Extranjería de Palma, e irrumpiendo por sorpresa mostrándonos la voluntad de los funcionarios, pero al mismo tiempo reconociendo las limitaciones de la época.

El problema no solo es reconocer los fallos, la gravedad del asunto es hacer poco o nada para solucionarlos. Y en efecto, a la enfermedad se le puso remedio con la llegada de Carla Merce, como directora de la oficina rodeada de unos funcionarios diligentes y con un gran talante humano, a quienes tuve la oportunidad de conocer.

Desde el 2007 todo marchaba sobre ruedas en atención y agilidad en la resolución de los expedientes de Extranjería de Palma. Pero no hay felicidad que dure cien años y hemos vuelto a retroceder como el cangrejo. Y es que no siempre las máquinas están en capacidad de superar la idoneidad y eficacia del ser humano.

La inmigración está en el último eslabón de la cadena en Baleares. Pese a las reuniones que han tenido las asociaciones con los responsables de la Delegación de Gobierno, cuyos resultados son nulos y parecen no tener solución alguna.

No es un problema cualquiera que una gran cantidad de personas con la oportunidad de regularizar su estatus migratorio continúen abocados a la vulneración social por la falta de respuesta de la Administración Pública.

Confiamos que entre la cantidad de temas que llegue a solucionar Aina Calvo, nueva delegada de gobierno en Baleares, incluya este problema de extranjería como algo prioritario, y no se siga dejando la sensación de que en épocas normales- no de elecciones- los inmigrantes pasan a ser ciudadanos de segunda categoría.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019