Safietou Kewe Badji: “Algunas personas tienen un marcado carácter racista. No se puede generalizar, pero es lo que he vivido”


17/07/2020


Por Alex Pomar

Safietou Kewe Badji es una mujer senegalesa de 50 años, que llegó hace unos 17 años a Mallorca, y actualmente no trabaja, pero sus últimos empleos han sido en el sector de viajes, siendo agente de viajes. Compagina su vida diaria con el mundo asociativo, desempeñando el cargo de secretaria general de la Asociación de Senegaleses de Mallorca- Yapo.

Baleares Sin Fronteras: ¿Qué le parece la polémica surgida por el producto ‘Conguitos’?
Safietou Kewe Badji:
La verdad que nunca me había fijado en el dibujo. Creo que no hay que focalizarse tato en el color de un dibujo. Muchas veces la gente es demasiado exagerada. Es un chocolate, y como tal debemos disfrutar de ese producto y no ir más allá. No veo un intento de estigmatizar a la raza negra, simplemente de describir un producto como el chocolate, y además teniendo esa marca una historia detrás.

BSF: Usted como persona de raza negra y africana, ¿se siente herida o atacada por el producto ‘Conguitos’?
S.W.B.:
No, no me siento atacada. El racismo está en todo el mundo. Me siento como un ser humano. De hecho, creo que la persona que es racista es una persona ignorante. Sé lo que soy y lo que valgo yo y la raza negra. No creo que la frase de que ‘África es la cuna de la humanidad’ se diga por decir.

BSF: ¿Se está intentando utilizar a la comunidad negra con fines?
S.W.B.:
La comunidad negra ya es víctima. Hemos vivido episodios muy fuertes de colonización, además de la esclavitud, y no debemos permitir según qué comportamientos. Hay que ser muy inteligentes para que no nos utilicen con fines políticos y también con fines personales.
También digo que no estoy de acuerdo con que ningún negro africano se salte las leyes y no respete las normas que por ejemplo existen en este país. En ocasiones, se aprovechan estas circunstancias para llamar racistas a las personas cuando critican el mal comportamiento de una persona negra. No hay que confundir una cosa con otra. Cuando se viola la ley, da igual el color, no es otra cosa que saltarse la ley, y eso debe ser castigado.

BSF: ¿Ha notado algún cambio desde que ocurrió lo de George Floyd en Estados Unidos?
S.W.B.:
Me he dado cuenta que el asesinato de George Floyd ha coincidido con un mundo muy globalizado, y por eso ha llegado a más personas. Y ese es el cambio. La gente se ha dado cuenta que el racismo debe desaparecer y que no pueden seguir las cosas como están en ese aspecto.

BSF: Últimamente se tacha a la sociedad española de racista, ¿está de acuerdo con esto?
S.W.B.:
Yo creo que sí. España nos ha recibido muy bien y con todo, y estamos haciendo lo imposible para integrarnos. Lo que me escama, y que no puedo llegar a entender, es que no haya personas de raza negra en diferentes puestos de trabajo de responsabilidad, sobre todo en la Administración.
A mí me encanta España, pero me he encontrado casos donde algunas personas tienen un marcado carácter racista. No se puede generalizar, pero es lo que he vivido. La verdad que no se puede entender, hasta prácticamente los años 70 este país tenía provincias en África, e incluso con personas de raza negra ocupando puestos importantes. No sé qué ha podido cambiar en estos años, cuando por ejemplo, en África, que tuvo colonias, sí que ves a mujeres y hombres negros ocupando puestos en la Administración y otros similares.

BSF: ¿Cuál cree que es el problema de raíz de todo esto?
S.W.B.:
Sinceramente creo que el hombre es la raíz de todo. Todos tenemos pensamientos, prejuicios, problemas, dudas, y un largo etcétera. Debemos cambiar el chip que evoluciona con el paso del tiempo. Nosotros no nacemos racistas. El niño, al final es un ser que nace sin ningún tipo de prejuicios y desgraciadamente, con la sociedad que nos encontramos hoy en día, lo aprende con los años, y ese es el problema más grande.






Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019