Afers Socials destina 14,8 millones de euros a las familias durante el estado de alarma a través de la Renta Social Garantizada

23/07/2020

La conselleria de Afers Socials i Esports ha invertido 14.814.852 euros en la Renta Social Garantizada (RESOGA) durante el Estado de Alarma. Desde abril hasta junio, 20.519 personas han recibido esta prestación autonómica.

Para la consellera de Afers Socials i Esports, Fina Santiago, "la decisión de invertir esta importante cuantía para ayudar a las personas que sufrieron de forma más negativa las consecuencias de la crisis provocada por la COVID-19 es la demostración clara de las prioridades que tiene este Govern".

Los casi 15 millones de euros se han distribuido a través de tres vías: la RESOGA ordinaria, la extraordinaria COVID-19 y la prestación económica COVID-19. En los tres casos se ha aplicado el mismo baremo económico. Por ejemplo, en núcleos familiares de un solo miembro, han recibido 459 euros; de dos miembros, 596; de tres, 688 y en núcleos de cuatro miembros, 734 euros.

La RESOGA ordinaria

Esta es la renta social habitual que se puede solicitar en las Illes Balears desde mayo de 2016. Va dirigida a los colectivos vulnerables, desde una óptica económica o en situación de pobreza crónica.

A lo largo del 2019 y hasta que llegó la pandemia, el número de titulares se había estabilizado en unas 8.500 personas. De éstos, unos 6.160 son perceptores de pensiones no contributivas (PNC) y el resto corresponde a familias, lo que se traduce en alrededor de 15.000 beneficiarios y una inversión de 5.834.354 euros.

Las otras dos modalidades, la RESOGA extraordinaria y la prestación social COVID-19, son dos prestaciones económicas excepcionales que aprobó el Consell de Govern el 1 de abril para ayudar a todas aquellas personas que, a causa de la paralización de la economía, se quedaron sin ningún tipo de ingresos ni derecho a percibir ninguna prestación económica.

La RESOGA extraordinaria

Esta prestación extraordinaria, que ha supuesto una inversión de 6.231.059 euros para el Govern, la podían solicitar todas aquellas personas mayores de 18 años que se quedaron sin ingresos.

Lo tenían que tramitar los ayuntamientos mediante un informe social en el que el trabajador, firmando, actuaba en representación del ciudadano ante la imposibilidad de que el interesado pudiera hacerlo por la restricción en la movilidad y así agilizar el proceso de tramitación. En total se registraron 8.723 solicitudes y se aprobaron 6.254.

Esto se traduce en que ha habido 6.254 titulares de la RESOGA extraordinaria y 10.831 beneficiarios. Si se desglosa este dato se desprende que hay 3.397 personas que viven solas y han recibido esta prestación; 1.385 hogares con dos miembros, 815 con tres, 414 con cuatro y 243 con más de cinco miembros que han estado perceptores de la RESOGA extraordinaria.

Por islas la distribución es la siguiente:

Mallorca: 4.890 titulares y 8.648 beneficiarios.

Menorca: 391 titulares y 640 beneficiarios.

Ibiza: 656 titulares y 1.062 beneficiarios.

Formentera: 317 titulares y 481 beneficiarios.

Del total de 6.254 titulares de la Renta Social Extraordinaria, un 60% son mujeres, un 37% hombres y un 3% no ha especificado el sexo.

Prestación social COVID-19

Para que las personas con una situación administrativa irregular en situación de vulnerabilidad extrema provocada por la crisis sanitaria pudieran recibir una ayuda económica, se optó por aprobar una línea de subvenciones a seis entidades del tercer sector que conocían de primera mano la situación de estos colectivos que se ven abocados a trabajar en la economía sumergida, especialmente en el cuidado de las personas mayores, el servicio doméstico, la prostitución o los vendedores ambulantes.

En total, la inversión fue de 2.749.438 euros que se repartió en diferentes subvenciones repartidas de la siguiente manera:

Cáritas Mallorca: 1.444.002 euros.

Cruz Roja: 640.572 euros.

Cáritas Menorca: 93.205 euros.

Cáritas Ibiza: 183.287 euros.
Médicos del Mundo: 237.392 euros.

Casal Petit: 150.978 euros.

Estas ayudas llegaron a 2.377 hogares y 4.385 personas se beneficiaron. Del porcentaje por sexo de la ayuda Covid-19, un 56% eran mujeres y un 44%, hombres.

Por islas el reparto es el siguiente:

Mallorca: 1.971 titulares y 3.653 beneficiarios.

Menorca: 82 titulares y 163 beneficiarios.

Ibiza: 166 titulares y 294 beneficiarios.

Formentera: 85 perceptores y 130 beneficiarios.

Santiago insiste en que todas estas ayudas que se han dado a través de las diferentes modalidades de la Renta Social Garantizada son la demostración clara de que las necesidades de las personas son la prioridad del Govern de les Illes Balears.

A las medidas extraordinarias de la RESOGA se tienen que añadir las tarjetas comedor, la dotación económica a las entidades que distribuyen alimentos y el aumento presupuestario en los ayuntamientos para dar salida a las peticiones de emergencia social.

La consellera ha asegurado que "no solo tenemos que proteger a las personas del virus, también tenemos que activar medidas para reducir el impacto que tiene sobre otros aspectos de la vida y mantener todo el sistema social, siempre frágil en tiempo de crisis".



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019