El Govern refuerza la coordinación con los ayuntamientos y los consells insulars para frenar la propagación del SARS-CoV-2

05/09/2020

La consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez; la consellera de Presidencia, Pilar Costa; la directora general de Salud Pública y Participación, Maria Antònia Font, y el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster, se reunieron ayer con los alcaldes de 15 municipios y con representantes de los consells insulars y de la Federación de Entidades Locales de las Illes Balears (FELIB) para evaluar la situación actual frente al COVID-19 y reforzar medidas coordinadas dirigidas a frenar la propagación de la pandemia.

Durante el encuentro, Gómez hizo un repaso de los datos epidemiológicos y ha explicado las diversas medidas que ha puesto en marcha el Govern y que van dirigidas, por un lado, a la detección y aislamiento de casos, y, por otra, a la reducción, mediante regulaciones, de las situaciones que pueden favorecer los contagios, sobre todo en sitios cerrados donde se producen aglomeraciones de personas, con escasa ventilación, o bien donde no se usa la mascarilla, o estableciendo sanciones cuando se producen incumplimientos.

En este sentido, recordó que el Govern prepara nuevas medidas para mejorar la situación en los municipios o barrios con más incidencia de la pandemia. Además de incrementar las PCR y activar planes de acción comunitaria para sensibilizar a la población, ha manifestado que ha aprobado una resolución para establecer órdenes de confinamiento obligatorio a personas que den positivo o sean contacto de un positivo.

Esta información estará al alcance de las fuerzas de seguridad, los cuerpos de inspección y los servicios públicos de emergencias, de forma que estos puedan comprobar si una determinada persona que se encuentra en un espacio público habría o no de permanecer en su casa. En caso de incumplimiento podrán derivarse sanciones.

También les informó que el lunes el Consell de Govern tiene previsto dar potestad a la Conselleria de Salud y Consumo para adoptar varias medidas restrictivas en las zonas con una situación más compleja. Dichas medidas, que pueden afectar a la circulación de personas en horario nocturno o suponer reducción de aforos, se implementarán a través de resoluciones específicas para cada zona concreta cuando se considere necesario.

La consellera pidió también la colaboración de los ayuntamientos para que se cumplan todas las medidas obligatorias y todas las recomendaciones de salud dentro de los municipios, de modo que pueda evitarse tener que tomar nuevas medidas.
Los alcaldes y representantes de los consells y de la FELIB, por su parte, expresaron sus inquietudes ante la situación causada por el COVID-19 y agradecieron la colaboración institucional para poder ofrecer una respuesta coordinada y eficaz.

A la reunión estaban convocados los alcaldes de Palma, Esporles, Marratxí, Alaró, Llucmajor, Inca, Binissalem, Valldemossa, Banyalbufar, Deià, Santa Maria del Camí, Eivissa, Sant Antoni, Sant Lluís y Ciutadella, además de los presidentes de todos los consells insulars, el director general de Cooperación Local y Patrimonio, y el presidente de la Federación de Entidades Locales de las Illes Balears.

La Conselleria de Salud y Consumo prevé convocar más municipios durante las próximas semanas.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019