Gómez destaca la efectividad de las medidas aplicadas en las barriadas palmesanas de Can Capees, Son Gotleu, Soledat Nord y Son Canals para frenar la propagación de la COVID-19

22/09/2020

La consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha destacado hoy la efectividad de las medidas que, desde el 11 de septiembre, se llevan aplicando en en las barriadas palmesanas de Can Capees, Son Gotleu, la Soledat Nord y Son Canals para frenar la propagación de la COVID-19.

En esta zona, ha explicado, en 10 días la media de nuevos casos diarios se ha reducido a la mitad y ha pasado de 10 a 5; la tasa de positividad de las pruebas PCR de los últimos siete días ha caído 6 puntos porcentuales, de un 13 a un 6,99 %, y la incidencia acumulada a siete días ha bajado de 294,57 a 145,07 casos por cien mil habitantes. Además, desde el día 17 de septiembre ninguna persona ha iniciado síntomas.

Gómez ha facilitado esta información durante una comparecencia parlamentaria para informar de las acciones realizadas por la Conselleria de Salud y Consumo para prevenir la propagación de la pandemia y garantizar la asistencia sanitaria a la ciudadanía.

En relación a la situación de estos cuatro barrios de Palma, la consellera ha recordado que las limitaciones de movilidad y aforos han ido acompañadas de un plan de acción comunitaria que ha supuesto visitas a domicilios para detectar necesidades específicas y poder ofrecer una atención adecuada; visitas a establecimientos comerciales, y la instalación de puntos informativos en la calle.

En los primeros 8 días, se ha visitado a 62 personas y 23 domicilios, es decir el 59 % del total de población que tiene que ser valorada. En las visitas se ha constatado que casi el 70 % de los entrevistados cumplen las medidas y están en sus domicilios durante el periodo de aislamiento y cuarentena. Además, se han visitado 58 establecimientos comerciales y 9 espacios abiertos (calles, parques y jardines) y los puntos de información han atendido un total de 300 personas.

Esfuerzo logístico para adaptar los recursos humanos y materiales a las nuevas necesidades

Por otro lado, Gómez ha repasado el esfuerzo logístico que ha realizado la Conselleria de Salud y todas las modificaciones organizativas y los recursos humanos y materiales que se han puesto en marcha para afrontar la situación.

En este sentido, ha destacado que hay 1.400 camas COVID y 302 plazas en UCI previstas, en la sanidad pública y privada. Además, el Palacio de Congresos de Palma tiene previstas 100 camas ampliables a 200 y una UCI con 30 camas. Además de dichas infraestructuras, se han adquirido 500 toneladas de material de protección para los profesionales.

En cuanto a los recursos humanos, se ha contratado a 900 profesionales para varias funciones. Así, se ha incrementando la capacidad del Centro de Coordinación COVID de Atención Primaria, donde trabajan 240 rastreadores. Con el centenar de rastreadores del ejército, ahora Balears dispone de un rastreador por cada 3.500 habitantes, por debajo del parámetro de la Organización Mundial de la Salud, que recomienda 1 por cada 5.000 ciudadanos.

Asimismo, se ha incrementado la capacidad de los COVID-exprés, que ya pueden atender hasta 900 personas diarias. Igualmente, el Servicio de Salud dispone de 2 autobuses que pueden desplazarse para realizar cribados poblacionales y reforzar la realización de PCR en los centros de salud, como ya se ha hecho en la zona básica de salud de Son Gotleu.

Además, se han habilitado nuevos espacios que se añaden a los existentes y se han incrementado 4 líneas de actuación en Son Dureta, 4 líneas de actuación en el Palacio de Congresos, 2 líneas en Inca y 2 líneas en Manacor.

Gómez también se ha referido al refuerzo de los dispositivos COVID-exprés para ayudar con los cribados de los centros educativos, trabajadores de residencias y contactos estrechos que rastrea la Central de Coordinación COVID y al incremento de la capacidad de realizar PCR de los laboratorios de Son Espases y Can Misses.

Igualmente, se ha realizado un esfuerzo por mantener la atención a la ciudadanía y poner a su alcance toda la información. Por ello, se han reforzado los centros de salud con 400 líneas telefónicas y 20 administrativos.

También se han puesto en marcha varios números de teléfono gratuitos: INFOCOVID 900 100 971 para dar respuesta a los ciudadanos; para cuestiones que afectan a la comunidad escolar se ha activado el servicio EDUCOVID, con el teléfono 900 700 222; y para información institucional, Salud Pública dispone del 900 101 863.

Gómez ha añadido que próximamente el Palacio de Congresos se convertirá en un macrocentro de salud de patología respiratoria y que Inca y Manacor contarán también de un sitio destacado para hacer patología respiratoria.

Además, los médicos y enfermeras de la atención primaria volverán a atender sus cuotas y a la vez mantendrán los dobles circuitos. De este modo, el seguimiento de los pacientes volverá a ser personalizado. Asimismo, se mantendrá, la atención telefónica y a través de las redes sociales.

Finalmente, se ha hecho un esfuerzo por mejorar los sistemas de información. En este sentido, se han integrado las notificaciones de los casos dentro del sistema ESIAP del Servicio Salud —plataforma que utilizan los facultativos— de modo que ahora las notificaciones se transfieren directamente a la plataforma de vigilancia de enfermedades infecciosas de la Dirección General de Salud Pública y se agiliza la comunicación de los casos al Ministerio de Sanidad.

Regulaciones para limitar situaciones que pueden favorecer los contagios

Todas estas actuaciones han ido acompañadas de toda una serie de regulaciones para limitar y evitar las situaciones que pueden favorecer los contagios, sobre todo en lugares cerrados donde se producen aglomeraciones de personas, con ventilación escasa, o bien donde no se usa la mascarilla.

Entre ellas, Gómez ha recordado que Balears fue la primera comunidad autónoma en restringir la actividad del ocio nocturno, de las primeras en adoptar el uso obligatorio de la mascarilla en los espacios públicos y cerrar playas por la noche y también ha sido la primera región que limita la entrada y salida de personas de barrios o parte de barrios.

Todas estas medidas, ha manifestado la consellera, han convertido Balears en una de las comunidades autónomas más activas a la hora de prevenir contagios y proteger a la población.

Finalmente, Gómez se ha referido a la situación en las residencias y ha reiterado que los usuarios de dichos centros son un colectivo prioritario para el Govern de les Illes Balears y para los consells.

En Balears existen 56 centros residenciales gestionados por los consells insulars y por la Conselleria de Asuntos Sociales donde viven 4.500 usuarios y trabajan 4.000 personas.

La consellera —que ha actualizado datos— ha destacado los esfuerzos conjuntos por parte de las administraciones para detectar y aislar casos nuevos lo antes posible y de forma preventiva; ofrecer la atención adecuada a cada usuario según sus necesidades específicas derivadas de su estado de salud y establecer protocolos de actuación claros para ayudar a todos los centros a afrontar esta situación tan complicada.

En las últimas semanas con la colaboración del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales, se ha reiniciado el recribrado de todas las residencias. De momento ya se han cribado 24 residencias, que suponen 4.280 personas entre trabajadores y usuarios.

Finalmente, la consellera ha dado las gracias a todos los profesionales del ámbito de la salud por su esfuerzo y su capacidad de adaptación a una situación complicada y cambiante, y ha agradecido el esfuerzo que realiza la ciudadanía para cumplir las reglas y recomendaciones para prevenir la propagación de la pandemia.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019