Los Municipios de Palma, Ibiza y el Consell de Menorca presentan a la Comisión Europea el proyecto 'Regenerate Illes Balears'

23/09/2020

La concejal de la zona modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Palma, Neus Truyol, el conseller de Empleo, Vivienda y Cooperación Local del Consell de Menorca, Cristina Gómez, y el Concejal de Vivienda de Ibiza, Aitor Morros, han presentado en una rueda de prensa conjunta en la que se programa el proyecto "Regenerate Illes Balears".

Las tres administraciones han presentado un proyecto conjunto a la convocatoria de la Comisión Europea con el fin de diseñar e implementar un programa en las Islas Baleares que fomente la inversión en el parque de viviendas privadas que mejore su eficiencia. El objetivo es regenerar más de 3.000 viviendas con proyectos ecosostenibles, movilizando una inversión de aproximadamente 44 millones de euros en cuatro años.

La gran novedad de esta propuesta es que hasta ahora se ha hecho el trabajo en la esfera pública pero no en el sector privado, un hecho esencial para cumplir los objetivos de descarbonización de las ciudades. El sector residencial consume el 40% de la energía y emite el 36% de las emisiones de CO2 en la UE.

Según los certificados energéticos de los edificios existentes, el 97% de las propiedades en Europa son ineficientes, por lo que afectan tanto al medio ambiente como a la salud, el bienestar y la productividad de los ciudadanos europeos que pasan el 90% de su tiempo en interiores.

"Además de reducir el consumo de energía y las emisiones de CO2, este proyecto también tiene como objetivo aumentar el confort, la calidad de vida y la salud de la ciudadanía, el hecho de que la actual crisis de salud causada por COVID-19 ha resultado necesario.

Luchamos contra la pobreza energética de la población más vulnerable y ponemos en juego un motor económico que se estima que creará unos 19 puestos de trabajo por cada millón de euros invertidos.

En concreto, sólo en Palma se trataría de la rehabilitación de 1500 viviendas, 22 millones de inversiones y la creación de 400 puestos de trabajo. De esta manera también se convierte en un elemento de diversificación económica", dijo Truyol.

Desde Menorca, Gómez ha destacado que "se trata de un ambicioso proyecto que pretende innovar en el sector de la construcción y facilitar la rehabilitación energética del parque de viviendas privadas, con la novedad de poder alcanzar los perfiles más vulnerables, acciones que nos guíen hacia una isla más ecosostecenable, un territorio descarbonizado y una sociedad más inclusiva".

Por otro lado, el concejal Aitor Morràs ha explicado que "con la rehabilitación de viviendas en el municipio de Ibiza se pretende cubrir una serie de debilidades que tiene tanto la sociedad como el parque de viviendas en la ciudad y, más aún, en la situación de apego del COVID19.

Es por ello que la inversión pública es necesaria en este sentido, un hecho que permita luchar contra la pobreza energética mejorando el confort y la salud en los hogares y reactivando económicamente y generando empleo".

Por lo tanto, para aliviar este consumo ineficiente, estamos comprometidos con las siguientes líneas de trabajo:

1. Ofrecer asistencia y acompañamiento a los ciudadanos: técnico, social y legal para ejecutar una renovación de la vivienda correctamente, que incluye formación para profesionales, asistencia a la ciudadanía, asistencia técnica, etc. Para que esto sea posible, continuará la oficina técnica del Programa de Vivienda Decente EDUSI, que está actualmente en marcha, y financiada con fondos europeos FEDER.

"Queremos estimular la demanda de proyectos atendiendo las necesidades de los ciudadanos y acompañándola en la toma de decisiones", dijo Gómez.

2. Ofrecer financiación privada asequible y accesible para todos: esto permitirá el correcto desarrollo de los proyectos a realizar. "El 100% de la obra se financiará con antelación, lo que la hará accesible y a largo plazo para todos los ciudadanos, también para aquellos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad o pobreza energética", dijo Morràs.

Permitir un "Fondo de Garantía Social" público: complementar la oferta sólo se ofrecen a los estratos de la población más vulnerable socioeconómicamente. "Así evitamos la exclusión de los sectores más vulnerables en la transición energética, reduciendo el riesgo de operaciones con la colaboración de la administración pública, y aumentando el impacto social del programa", dijo Truyol.

"Con estos tres elementos y la colaboración activa de la administración pública, el modelo EuroPACE es capaz de generar la confianza necesaria para promover la regeneración urbana y desbloquear (incentivar) el mercado, maximizando el impacto social, económico y medioambiental".

Conceptos clave del proyecto

- Financia la promoción y promoción de la rehabilitación del parque residencial privado, como continuación del proyecto EDUSI e implementa el modelo EuroPACE en las Islas Baleares

- La subvención cubre hasta el 100 por ciento de los gastos de personal, viajes, contratos de servicios y externalización de tareas.

- La subvención está sujeta al compromiso del Ayuntamiento de investigación a través de la oficina técnica de proyectos de inversión de obras ecosostenibles en la construcción privada necesarias para movilizar capital suficiente (al menos 15 veces el importe de la subvención recibida) en su municipio.

- La resolución de la comisión suele tardar 4 meses: los resultados se conocerán a partir de enero de 2021. Luego hay un período de 3 o 4 meses de negociación entre las partes que termina con la firma del contrato con las CE y el acuerdo privado entre los socios del proyecto.

- La consultora europea GNE se encargará de buscar financiación privada para poder ofrecer a las comunidades de vecinos la renovación energética de sus viviendas.

- Los fondos del instrumento provendrán de inversores que cumplan con criterios ecosociales y medioambientales estrechamente alineados con los objetivos del proyecto.

- La colaboración público-privada se cristaliza en la creación de un organismo de gestión, responsable de la ventanilla única.

Palma, socio de co-diseño del programa en las Islas Baleares

Palma es un socio colaborador junto con el Consell Insular de Menorca, la ciudad de Ibiza y GNE para el desarrollo de este programa en las Islas Baleares, ofreciendo una oficina técnica - una ventanilla única - al ciudadano y definiendo la zona geográfica de la ciudad donde se debe desarrollar el proyecto.

“La promoción del sector de la regeneración ecosostenible es un vector de la lucha contra la crisis COVID-19 y un motor para diversificar el modelo económico en Palma", insistió el concejal.

La entidad GNE es una consultora europea que ha participado en casos de éxito en proyectos similares en Olot y Bilbao. Ella se encargaría de buscar financiación privada que se pueda ofrecer a las comunidades vecinas para la renovación energética de sus edificios.

“Este proyecto encaja a la perfección con la línea de trabajo del equipo City Model: por un lado es posible mejorar la estructura urbana de las ciudades a través de la mejora de la eficiencia energética de los edificios privados que nos permite luchar contra el cambio climático; y al mismo tiempo logramos mejorar la salud, el bienestar y la vida de los residentes mientras luchamos contra la pobreza energética de los residentes más vulnerables", explicó Truyol.

Por lo tanto, la propuesta de adaptar un programa EuroPACE a las islas tiene por objeto incentivar el mercado de la regeneración urbana, con el objetivo de contribuir a la descarbonización de las islas y, al mismo tiempo, cumplir los compromisos asumidos con la UE en términos de inversiones.

"Palma ya ha dado pasos demostrando este compromiso con la adhesión de la ciudad al Pacto de Alcaldes para continuar la lucha contra el cambio climático, con la aprobación y redacción de diversos planes estratégicos y con diversas acciones en las calles, instalaciones y muebles de la ciudad", recordó el concejal.

Descripción de la zona en Palma

La propuesta de desarrollo del proyecto sería la Zona Costera de Ponent de Palma. Consta de 6 barrios (Es Jonquet, Son Armandans, El Terreno, Portopí, Cala Major y Sant Agustí), tiene el 2% de la superficie de la ciudad y cuenta con casi 30 mil habitantes repartidos en más de 15.800 edificios.

El objetivo establecido en Palma es la rehabilitación de 1.504 viviendas, la mayoría de las cuales (1.143) ubicadas en edificios plurifamiliares, lo que implica una inversión de 22 millones de euros y objetivos de reducción del consumo energético estimados en -49% y una reducción de las emisiones de 3.700 tnCO2e/año logradas a través de medidas de eficiencia energética y producción de energía renovable.

“Hay varias razones por las que hemos elegido esta área. Por un lado, porque da continuidad a los proyectos europeos iniciados, como la Operación Vivienda Decente, que nos ha dado un amplio conocimiento de la zona. Para el tejido socioeconómico heterogéneo de los residentes, eso aseguraría el éxito del cumplimiento de los objetivos fijados.

Además, la alta edad de construcción del complejo residencial (casi la mitad de los edificios fueron construidos entre 1950 y 1980), causando escasez de eficiencia energética; de hecho, en los próximos 3 años hay una alta tasa de edificios que deben pasar el IEE.

Y finalmente porque nos permite invertir la tendencia a ser barrios turísticos maduros con una estructura vinculada al turismo o que alberga población residente flotante”.

El coste total de la creación de la oficina sería de 542.891,24 en 4 años y estaría financiado al 100 % con ayuda europea.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019