Joaquín Estrella se despide de su cargo tras dos años al frente de la oficina consular en Baleares


29/09/2020


Por Juan Pablo Blanco Abadía


Hasta hace poco tiempo estuvo concursando por una plaza en la carrera diplomática de su país. Los esfuerzos no han sido en vano. Obtuvo uno de los 1700 puestos que estaban vacantes. Tan solo escogieron a veinticinco. Por este motivo, Joaquín Estrella, el cónsul de Ecuador en Palma se despedirá de su misión oficial para regresar y seguir preparándose para futuro cargo como miembro de la diplomacia ecuatoriana previsiblemente dentro de los próximos dos años donde sea designado.

Al referirse al balance de su gestión durante estos 24 meses que estuvo al frente del consulado, asegura sentirse satisfecho. “Me voy contento, la verdad que dejo el consulado mucho mejor de lo que encontré al llegar en 2018”, y en esa línea, hizo hincapié en los problemas administrativos que tuvo que enfrentar a su llegada que, incluso, se hizo eco la prensa local por los conflictos laborales con los trabajadores del consulado.

Otra de los aspectos en que se evidenció mejoría, según Estrella, apuntó a la tramitación eficaz de los servicios consulares y las mejoras de atención al público evitando poner trabas a las gestiones burocráticas. De la misma forma, resaltó el manejo eficiente de los recursos administrativos y financieros para el saneamiento de las cuentas del consulado, a tenor de la austeridad y el control que se hizo al gasto público.

El cónsul saliente destaca también las buenas relaciones que hubo con la comunidad de su país en las Islas y la buena sinergia con las autoridades locales. Acerca de la pregunta de este periódico sobre si se iba con alguna preocupación en concreto, Joaquín Estrella manifestó que una de los aspectos que más le inquieta es no haber podido ayudar a familias en casos de vulnerabilidad extrema, por ejemplo, la repatriación a Ecuador de cuerpos de personas que perdieron la vida de forma violenta.

“No se pudo por temas burocráticos de Ecuador, pero desde el consulado siempre existió la voluntad de asesorar y ayudar en estos difíciles casos”, comenta.

Sobre el caso de Oscar Méndez, joven ecuatoriano asesinado en Manacor a manos de su pareja hace un par de meses, Estrella contó que “aún estamos esperando que el juzgado libere el cuerpo que está en medicina legal. En estos días estaba por ser entregado para que sea enviado a Ecuador gracias a una recolecta de dinero que se hizo entre los amigos y conocidos del fallecido” para agregar que “me hubiera gustado que el consulado hubiera asumido los gastos, pero infortunadamente por la crisis y asuntos institucionales de Ecuador no fue posible”.

Pandemia

Para Joaquín Estrella acomodarse a esta nueva realidad es difícil y ha constituido todo un reto para las instituciones. Sin embargo, resalta que su colectivo ha sido respetuoso con las reglas de convivencia de la nueva normalidad.

La época invernal que se avecina será muy complicada. La experiencia que vivió recién decretada la pandemia en marzo fue el primer campanazo de alerta. “Ayudamos a familias vulnerables y asesoramos a todas las personas que fueron al consulado en busca de ayuda, lo que viene en el frío no será nada fácil”, vaticina el cónsul.

Para finalizar, afirma que los ecuatorianos pueden estar tranquilos. La oficina seguirá funcionando normalmente bajo la responsabilidad de la vicecónsul, Luz Mila Luna, abogada de profesión y diplomática de carrera.

No obstante, el representante consular admitió que la designación de su sucesor quizás se alargue hasta mayo del 2021 una vez se realicen las votaciones presidenciales previstas para el próximo 7 de febrero.
Sobre el derecho a voto de los ecuatorianos, Joaquín Estrella recordó que solo participarán en las urnas los que se hayan inscrito en el padrón electoral. El plazo finalizó el pasado mes de junio. En este momento hay aproximadamente siete mil ecuatorianos registrados en Mallorca para participar en las elecciones de su país. El recinto y el procedimiento a seguir aún no se han definido y se seguirán los estrictos protocolos de seguridad sanitarios que las autoridades locales marcan para este tipo de actividades.







Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019