Según una encuesta de OCU, el desperdicio alimentario se redujo a la mitad durante el confinamiento

29/09/2020

Con motivo del Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publica los resultados de una encuesta a 1.181 españoles sobre sus hábitos de comida antes del confinamiento, que se completó con otra similar durante el estado de alarma.

De los datos recogidos destaca la reducción del desperdicio alimentario en los hogares durante el reciente confinamiento, uno de los escasos aspectos positivos derivados del estado de alarma. Y hablamos de una reducción muy significativa: antes del confinamiento el 70% de los españoles reconocía que tiraba comida, aunque fuera poca; mientras que durante el obligado periodo de reclusión este porcentaje se redujo más de la mitad, hasta el 32%.

Cocinar más en casa, el doble concretamente, planificar las comidas y las compras, así como reutilizar los restos, han sido las claves para disminuir el desperdicio.

Sin embargo, en los restaurantes seguimos desperdiciando gran cantidad de alimentos: el 42% de los encuestados reconoce que suele dejarse una buena cantidad de comida en el plato; sin embargo, solo el 24% pide llevársela a casa de forma habitual.

Los argumentos para no hacerlo son variados. Los más habituales: que no suele sobrar suficiente comida como para llevársela, que no le resulta cómodo hacerlo (porque, por ejemplo, no regresa directamente a casa). Aunque también hay un 35% que reconoce que le da vergüenza pedir que le envasen los restos para llevárselos consigo.

Lo cierto es que cada día estamos más concienciados: el 89% de los encuestados está muy de acuerdo con que tirar comida en buen estado no es ético, no está bien. Y la mitad de ellos (un 53%) considera que si hubiera más opciones para comprar alimentos a granel (por ejemplo, pudiendo elegir el número de piezas de fruta) o paquetes de tamaño reducido, tiraría menos comida.

Aunque la sugerencia más apoyada es la que apunta a la creación de aplicaciones y webs que faciliten la donación de excedentes a organizaciones benéficas que ayuden a las personas más necesitadas.

OCU anima a los consumidores a seguir luchando contra el desperdicio alimentario. Y ofrece una serie de consejos básicos:

· Revisar la nevera y la despensa antes de hacer la lista de la compra.

· Planificar las comidas para los próximos días.

· Colocar los productos recién comprados al fondo y los que llevan más tiempo delante.

· Evitar comprar alimentos por impulso y por aprovechar ofertas 3x2.

· No abrir los envases hasta estar seguro de que se van a consumir: el 12% de los encuestados reconoce que tira a menudo alimentos envasados abiertos y el 13% hace lo propio con los restos guardados de otros días.

· Atención en las casas con muchos miembros y donde se compra comida preparada: según la encuesta, es el tipo de hogar donde más se despilfarra.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019