Fernando Lambuley: “Mallorca es ahora más abierta a los latinoamericanos, a sus costumbres culturales y gastronómicas”


30/10/2020

Por Juan Pablo Blanco


Pertenece a la antigua generación de inmigrantes llegados a la Isla hace treinta años. Lo encontramos en el parking de Makro de Palma dentro de su Food Truck ofreciendo a sus clientes una variada oferta culinaria. Sin embargo, sus enriquecedoras experiencias en la Isla nos hizo retroceder en el tiempo.

Baleares Sin Fronteras: ¿Háganos una reseña sobre su trayectoria profesional en Baleares, no solamente en el campo de la hostería?
Fernando Lambuley:
Tengo 55 años, llegué a Mallorca en octubre de 1988. Separado con 4 hermosos hijos Jéremi, Lorena, Alain y Aisha María, fruto de dos relaciones con las que me llevo estupendamente hoy por hoy.
Fuera del campo de la hostelería tuve una empresa de montaje de andamios para fachadas durante 7 años, después me vinculé a la dirección y producción de conciertos y espectáculos y fiestas temáticas en grandes discotecas como Titos y Pachá.

BSF: Usted fue el que puso la primera piedra trayendo a Baleares artistas de renombre ¿Qué recuerda de esa experiencia?
F.L:
Por el año 95 y durante una década estuve trabajando en una sala de espectáculos medievales como jinete de caballos llegando al final a representar al Caballero Negro del Castillo del Compte Mal en S`esgleietas. Posteriormente, estrenando siglo tuve contacto con gente del mundo del espectáculo latino. Ese mismo año, el 2 de julio traje al mejor grupo de salsa colombiana en aquel entonces, el Grupo Niche que venía por primera vez a la Isla.
Después ya fue una escalada de artistas como Tito Rojas, Víctor Manuel de Puerto Rico, Alci Acosta y Luis Miguel del Amargue, entre muchos otros. Incluso llegué al asesoramiento de la seguridad para el último concierto que dio la reina de la salsa, la grandísima Celia Cruz en el Casino de Mallorca.

BSF: Se considera un hombre polifacético. En las áreas de la cultura, ocio, espectáculo y hostelería su trabajo no ha pasado desapercibido. ¿Cuál ha sido la clave del éxito?
F.L:
Sí, soy bastante polifacético, soy inquieto por lo que me atrae. A la vista está la diversidad de trabajos que he tenido como jinete de caballos, montador de andamios, productor de eventos y conciertos. Además, desde hace años he podido hacer lo que siempre me ha gustado en el arte culinario. La clave del éxito es que puedas llegar a tener en cualquier campo las dos Pes (pasión y perseverancia).

BSF: Usted es de las antiguas generaciones de inmigrantes. ¿En qué ha cambiado la Mallorca de hace 25 años a la de ahora?
F.L:
La situación ha cambiado. Mallorca es ahora más abierta a los inmigrantes latinoamericanos, a sus costumbres culturales y gastronómicas. Antes costaba más romper el hielo, ahora la globalidad y el avance de la tecnología como las redes sociales nos permite interrelacionarnos con mayor facilidad.

BSF: Tenemos entendido que sus hijos nacidos aquí han heredado su vena polifacética…
F.L:
Soy padre de 4 maravillosos chicos mallorquines con orígenes de Francia, Murcia y por supuesto de Colombia, lo más pequeños son Alain y Aisha. En el colegio sobresalen en la equitación y en las clases de piano. Y los dos mayores son Jéremi y Lorena. Mi hijo está en el área de audiovisuales de IB3 en la sección de los informativos. Colaboró en la producción del último Premio Goya de Mallorca con el corto en 3D Woody & Woody de su profesor y director mallorquín, Jaume Carrió y Laura Gost en el 2018.
Lorena es atleta de élite de 400 metros y antes de la pandemia fue llamada a integrar la selección española de atletismo juvenil.
Ha ganado medallas de oro y plata en varios campeonatos de España de diferentes categorías. Cabe decir que fue condecorada en el Teatro Principal en la gala de los deportes del 2016.

BSF: El conocimiento por las artes gastronómicas es otro de sus fuertes: ¿Cómo resume su experiencia profesional en todos estos años?
F.L:
Hace 14 años tuve la parrilla denominada el Asadito Bellver. A partir de ahí la gente comenzó a probar mi sazón a la hora de preparar comida de Colombia y España.

BSF: Regresa a atender un punto muy visitado de Mallorca en Makro. ¿Cómo se da la llegada suya con un gigantesco food truck a este macro comercio?
F.L:
Mi actual empresa es Mini-Terráneo, que apunta a un juego de palabras haciendo referencia al pequeño espacio en el que cocino. Tengo un food truck en Makro. Concretamente, en el espacio contiguo al parking que es visitado por casi todos los profesionales de la hostelería de Mallorca.

BSF: Llega en uno de los momentos más complejos económicamente hablando. ¿Qué estrategia comercial tiene para sobrellevar este tsunami económico?
F.L:
Aunque esta nueva andadura gastronómica empresarial pasa por los peores momentos de su historia, tengo la plena confianza que cuando todo se reestablezca Mini-Terráneo Food Truck Makro funcionará a todo gas y pleno rendimiento. También combino este trabajo con mi actividad empresarial de catering en la que sigo vinculado.

BSF: ¿Cuál es la oferta gastronómica para la gente que quiera comprobar su arte culinario?
F.L:
Puedo hablar del pollo embrujado con patatas y bebida. Del marinado con hierbas hecho a la brasa y horno al puro estilo colombiano.
Después las burguer caseras de pura carne roja de vaca, los perritos, y el gran pad tai, que son verduras al wok con fideos y alguna carne o gambas espectacular.
Eso sí, todo al puro estilo mini- terráneo. De lunes a sábado en los horarios de 9 a 19h tenemos el plato del día a 8,50€ con bebida y plato de mar y otro de tierra a elegir con acompañamientos. Nuestra terraza es para 40 personas y organizamos eventos comidas o cenas para grupos.






Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019