La Conselleria de Medi Ambient i Territori incrementa su presupuesto un 2% para tener las herramientas necesarias para combatir la emergencia climática

12/11/2020

El conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir, ha comparecido, este jueves, ante la comisión de Hacienda del Parlament para explicar al detalle los presupuestos de la Conselleria para 2021, «que continúan reflejando nuestra firme voluntad de seguir adaptando el territorio a la emergencia climática que sufrimos».

El proyecto de Ley de Presupuestos para el año próximo prevé que la Conselleria cuente con un presupuesto ordinario de 147.290.936 € (un 1,96% más que este año) a los cuales hay que sumar proyectos financiados con fondos del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) por un importe total de 13.693.508 € y las partidas previstas para las agencias públicas que dependen de la Conselleria, configurando un presupuesto consolidado de casi 213 millones de euros, prácticamente un millón de euros más que en 2020.

«Con estos números, este Govern demuestra ser consciente de que la irrupción de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 no nos tiene que hacer perder de vista otra crisis, la climática, que continúa estando muy presente y que no deja de hacer patentes sus efectos», ha insistido el conseller.

Políticas de agua

Las políticas relacionadas con el ciclo integral del agua se incrementan en dos millones de euros respecto a este año sumando un total de 159 millones de euros presupuestados, más de la mitad, por lo tanto, del total previsto para la Conselleria «unas cifras que hacen patente, un año más, que las políticas de agua son incontestables para esta Conselleria», tal como ha asegurado Mir.

Las partidas que más crecen, en este sentido, son las destinadas al mantenimiento y conservación de los torrentes y a saneamiento.

En materia de torrentes, la dirección general de Recursos Hídricos contará con un total de 6,1 millones de euros con los cuales se ejecutarán proyectos relevantes para el buen estado del dominio público-hidráulico como por ejemplo la construcción de muros en los torrentes de Sant Miquel y Major de Sóller o la estabilización de márgenes del torrente de Bunyola.

Se prevé, además, ejecutar actuaciones de mejora en puntos conflictivos de la red hidrológica de Eivissa, como por ejemplo el paso de la carretera al aeropuerto sobre el torrente des Codolar.

En cuanto a saneamiento y depuración, la partida que se destina se incrementa en 1,8 millones de euros para un total de 63,2 millones. Destaca, entre las previsiones, una reserva por valor de 10,3 millones de euros para Palma, en el marco del protocolo firmado con EMAYA por 90 millones y de los cuales ya se están ejecutante obras por valor de 22 millones de euros.

Entre las inversiones previstas, en este ámbito, destacan la ejecución de las obras de la red de saneamiento en alta de Platja den Bossa; mejoras en la Estación de bombeo de aguas residuales de Formentera o la ejecución de las obras de la nueva Estación de bombeo de Es Migjorn Gran.

En cuanto a las actuaciones de mejora, mantenimiento, conservación y explotación de las depuradoras que gestiona la Agencia Balear del agua, contarán con un presupuesto de 24,4 millones de euros previéndose actuaciones en Cales de Mallorca, Llubí, Platja de Muro, Valldemossa, Sant Josep, Sant Joan de Labritja y Ciutadella Norte, entre otras.

Conservación de la biodiversidad

En la línea de combatir los efectos de la emergencia climática, una de las partidas que más se incrementa es la destinada a reducir y erradicar especies invasoras del archipiélago. Así, el Consorcio para la Recuperación de Fauna de las Illes Balears (COFIB) contará con el mayor presupuesto de su historia, 1,2 millones, con los cuales afrontará también retos faunísticos vinculados al incremento global de la temperatura como por ejemplo la gestión de las postas de tortugas marinas en las playas del archipiélago.

Otro incremento importante, en este ámbito, es el del programa de especies silvestres, que contará con 1,96 millones de euros (un 51,7% más que este año) para ejecutar políticas de conservación centradas, mayormente, en la posidonia. Además, el conseller ha destacado también la renovación del proyecto ARES que contempla 22 planes de gestión de flora y fauna que afectan 54 especies.

«La conservación de la biodiversidad es clave para la salud global del planeta» ha asegurado Mir quién ha añadido que «no tenemos que olvidar que la COVID-19 es una más de las distintas enfermedades víricas que en los últimos 20 años han traspasado del reino animal al ser humano, un fenómeno que la comunidad científica coincide a atribuir, en buena parte, a la pérdida de biodiversidad».

Gestión forestal

La creciente proliferación de catástrofes ambientales propiciadas por el cambio climático es otro de los grandes retos que tiene que gestionar la Conselleria. En este sentido, Mir ha destacado el incremento de la dotación, de 1,5 millones de euros, del programa de Planificación forestal que gestionará las consecuencias en la mada forestal de temporales como el que afectó a más de 700 hectáreas de la Serra de Tramuntana el pasado agosto.

En este sentido, el conseller ha destacado, también, el incremento, en un 29% del presupuesto del servicio de Sanidad forestal para combatir la proliferación de enfermedades en el arbolado.

El próximo año se mantendrá la política de renovación de flota y equipamientos para el personal del IBANAT. Así, se prevé la adquisición de 12 todoterrenos y nuevos contratos de adquisición de cascos y mochilas de intervención en incendios forestales.

En materia de infraestructuras, se prevé dotar la base helitransportada de Petra con nuevos módulos para los trabajadores e iniciar la reforma del edificio 201 del Parque de Servicios Insulares de Eivissa que se tiene que convertir en la sede de la agencia pública en la isla.

Territorio

El programa de Ordenación del territorio y urbanismo incrementa un 27% su presupuesto respecto a este año con el objetivo de ejecutar los trabajos necesarios para tener un mejor conocimiento de la realidad territorial del archipiélago a fin y efecto de poder tomar las medidas normativas más adecuadas y facilitar así la tarea de las administraciones competentes en este ámbito.

Entre los proyectos previstos, se encuentra la redacción de la memoria de cumplimiento de las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) con un cálculo de los indicadores de sostenibilidad.

Se impulsarán, además, estudios en materia de paisaje para mejorar su conocimiento e incrementar la sensibilización social. De este modo, se tendrán más herramientas para instrumentar la protección, gestión y ordenación.

Por otro lado se seguirá trabajando para conseguir el traspaso de las competencias de costas que el Estatut de autonomía de las Illes Balears atribuye a la comunidad autónoma y que todavía son en manos del Estado, pese a tratarse de un ámbito capital para una comunidad insular y que requiere ser administrado desde una mayor proximidad y con más eficiencia y transparencia.

Finalmente, el Servicio de Información Territorial de las Illes Balears (SITIBSA) contará con 897.500 € para ejecutar, entre otros objetivos, la actualización del Mapa Urbanístico de las Illes Balears (MUIB) y el mapa de suelo vacante así como la generación de una nueva ortofotografia aérea de la comunidad.

Mir ha querido destacar «la enorme tarea ingente» de este ente «en favor de la información y el conocimiento sobre el territorio» y ha subrayado que, el próximo, será un año muy especial para el SITIBSA que cumplirá su 20 aniversario.

Residuos

Una de los hitos más emblemáticos previstos para 2021 será la entrada en vigor de la prohibición de los plásticos desechables en aplicación de la Ley de Residuos aprobada en 2019. El despliegue de esta Ley centrará buena parte de los esfuerzos de la dirección general, que contará con unos 8 millones de euros de presupuesto, incluyendo proyectos financiados por el ITS destinados a impulsar el fomento de la economía circular y la educación ambiental, dos pilares fundamentales en las líneas estratégicas de actuación por parte de la Conselleria.

A modo de conclusión, el conseller ha querido recalcar que «pese a los momentos de incertidumbre que vivimos, hemos elaborado unos presupuestos adecuados para hacer frente a la gran crisis de nuestro tiempo: la crisis climática».

En este sentido, ha destacado que las cuentas de 2021 están en consonancia con los objetivos del Plan de Reactivación del Govern y el espíritu del Plan de Recuperación de la Unión Europea «Next Generation UE».

«Impulsamos la economía verde y circular para hacer más resilientes estas islas, para generar puestos de trabajo a la vez que reducimos emisiones. En definitiva, para dejar un territorio digno a las siguientes generaciones a la vez que ahora no dejamos a nadie atrás», ha concluido.



Compartir esta noticia:    



Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019