María Durán: “Nos damos cuenta que la explotación sexual está más extendida de lo que imaginamos”


17/11/2020

Por Juan Pablo Blanco A

El próximo 25 de noviembre se celebra el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Este periódico estuvo en el despacho de la Directora de IB-Dona, María Durán, que hizo un balance sobre el trabajo social que se realiza con las mujeres en situación de prostitución y quienes son víctimas de la violencia machista.



Baleares Sin Fronteras: ¿En qué proceso están las ayudas que se han pedido a Madrid para las mujeres que están en el mundo de la prostitución?

María Durán:
Para el Govern balear es muy importante un proyecto abolicionista. Es decir, teniendo en cuenta que hay un deber de cerrar los establecimientos donde se ejerce la prostitución, debemos aprovechar este momento para que las mujeres que quieran dejen la prostitución.

BSF: Cada mujer que está en el mundo de la prostitución tiene su propia historia. ¿Cómo la resumiría por segmentos?

M.D:
Hay que dejar clara una cosa: las mujeres que nos buscan o acuden a las entidades sociales están en una situación de precariedad económica. La idea que tiene la gente de la prostitución de “Pretty Woman”, de Julia Roberts es falsa. Esto es una fantasía que no tiene nada que ver con la realidad.
La gran mayoría han sido víctimas de tráfico para la explotación sexual o han acabado en la prostitución por una necesidad económica propia. Por ejemplo, para muchas de las mujeres hispanoamericanas que ejercen la prostitución lo más importante es poder mandar algo de dinero a su familia. Esta es la realidad que tenemos en Baleares.

BSF: Ustedes están en el día a día tratando con esta realidad. ¿Cuál es el objetivo concreto a lograr?

M.D:
Nosotros queremos hacer un proyecto global abolicionista y para esto necesitamos poder pagarles durante un tiempo, que ahora mismo no puedo determinar, un salario o una renta mínima de inserción para que no tengan que depender económicamente de los proxenetas. Hay que impartirles formación que se divide en dos grupos: las que están en una situación administrativa irregular y deben conseguir una titulación de aprovechamiento de los estudios. Y para las otras que estén de un modo regular y así obtengan las titulaciones de los estudios que realicen.

BSF: ¿Qué piensa cuando la oposición comenta que este plan abolicionista pretende tapar el problema y no zanjar de raíz?

M.D:
Como Administración Pública IB-Dona no puede decir las cosas sin tener la certeza de lo que afirma. Lo que digo lo he comprobado personalmente. Sin embargo, para mayor seguridad de toda la ciudadanía y de toda la oposición lo que hemos hecho es encargar una radiografía fidedigna de la situación de prostitución, trata y de la explotación sexual en nuestras Islas. El equipo de la Universitat de les Illes Balears (UIB) lo está haciendo haciéndonos llegar la realidad incuestionable de las mujeres en situación de prostitución en las Islas.

BSF: ¿Cómo está haciendo la Administración para que les llegue a las mujeres que están en situación irregular esas ayudas?
M.D:
La Administración por sí sola no podría dar una respuesta global e integral. En concreto, para eso están las entidades como Metges del Món, el Casal Petit y Cruz Roja en las que hay una intensa colaboración con la administración autonómica o los consells insulares.

BSF: Las últimas noticias en los medios de comunicación sobre el tema de la explotación sexual a menores. Lo que comenta la oposición es que ustedes quieren escaquearse de este tema no queriendo hacer una investigación al respecto. ¿Qué opinión le merece?

M.D:
Se debe hace autocrítica de los aspectos que no han funcionado, pero voy a decir una cosa bien clara: la explotación sexual los hay en los alrededores de los IES, a veces puede que alguien que está criticando esto no ha observado como un familiar suyo adolescente está inmerso en la explotación sexual. Los contactos se pueden hacer a través de Internet. Los móviles se han convertido los mecanismos de captar a los jóvenes y adolescentes.
Por lo tanto, no hay que negar una realidad. El informe dice lo que hay que mejorar y lo que se debe modificar. No hay escaqueo ninguno. Hay un estudio de lo que ha pasado y de las alternativas que hay en este momento para combatir la explotación. En el estudio que está haciendo IB-Dona nos damos cuenta que la explotación sexual está más extendida de lo que imaginamos.

BSF: Políticos de la oposición y algunos periodistas, especialmente en redes sociales ‘piden la cabeza’ de responsables políticos u otros implicados. ¿Qué opina?

M.D:
Creo que la prostitución en su esencia más clara es un mecanismo para mantener a todas las mujeres en posición de subordinación. Cuando a una mujer la quieres ofender la tildas de ‘hija de puta’, y qué significa esto: que aunque te consideraban una mujer buena, ahora eres una mujer mala. Con esta violencia simbólica lo que se hace es generar desconfianza y crear una falta de autoestima y credibilidad en las mujeres. Y además, hay una realidad que todos conocemos. Si no hubiera ‘puteros’, si no hubiera demanda, no existiría la prostitución.
No hay diferencia entre prostitución y trata. Hay una sola realidad con el tráfico de mujeres. Las secuestran y las llevan a otros sitios donde se encuentran solas o desamparadas. A la mayoría las invitan a venir a España a trabajar de lo que sea. Una vez aquí les quieren cobrar a precio de oro el viaje y la estancia, de tal forma que no pueden hacer otra cosa que ejercer la prostitución bajo las órdenes de los proxenetas.

Violencia de género


BSF: Desde el Govern balear y a través de diferentes entidades y otras instituciones se han ofrecido viviendas para estas mujeres víctimas de violencia machista. ¿Cómo funciona?

M.D:
Tenemos mujeres en casas de acogida. Algunas de ellas están en condiciones de salir, pero carecen de autonomía económica y de la capacidad de hacer frente al alquiler de una vivienda. Para este puente, ya que les llamamos ‘casas-puente’. En esa línea el Govern balear ha cedido cinco viviendas. Ha otorgado una vivienda al Consell Insular de Mallorca, dos al Ayuntamiento de Palma, una al Consell Insular de Menorca y está pendiente de finalizar otra construcción para que sea cedida al Consell Insular de Ibiza. En dichas casas están las mujeres con sus hijos durante seis meses para luego prorrogarlos otros seis si es posible.

BSF: ¿Y luego qué sigue para estas mujeres?

M.D:
Una vez han conseguido ese puesto de trabajo o la autonomía económica necesaria dejan el piso para que lleguen otras mujeres. Para las que están en situación de prostitución hay cedidas tres viviendas, que permite aumentar de una manera importante el número de plazas. Aparte de esto, el Consell Insular de Mallorca también tiene un proyecto de apoyo o de abolición para la prostitución con recursos habitacionales.
Para nosotros hay una realidad. Las mujeres en situación de prostitución son víctimas de violencia machista. Estas mujeres voluntariamente no serían prostitutas. Lo son debido a un estado de necesidad. Y no olvidemos que ese mismo estado de necesidad en un contexto machista es otra forma de violencia hacia las mujeres. Por lo tanto, lo que queremos es que salgan de esta situación de prostitución y se puedan reintegrar a un trabajo normal para atender las necesidades básicas de sus hijos e hijas.

BSF: Hemos podido leer que aproximadamente en Baleares hay unas 600 mujeres que ejercen la prostitución. ¿Puede confirmar ese dato?

M.D:
Desde IB-Dona dijimos en su momento que uno de los objetivos estratégicos es que Baleares deje de ser un territorio que permita el turismo sexual. Hemos comprobado que al margen del número de mujeres que están en situación de prostitución crece exponencialmente en temporada alta. En algunos momentos se ha multiplicado por tres.
No le puedo decir la cifra exactamente, sobre todo después de que en el año 2020 el COVID-19 casi haya acabado con el turismo, pero la cifra de 600 mujeres se aproxima mucho a la realidad.

BSF: ¿Cómo lo hacen ahora para controlar conjuntamente con las autoridades, los prostíbulos y bares de alterne cerrados debido a la pandemia?

M.D:
La resolución de la Consellería de Salud ya lo especifica prohibiéndola. No importa qué licencia fiscal tengan. Lo que sí hemos detectado es que se llevan las mujeres a pisos particulares. Igual sabemos que hay mucha contratación de prostitución a través de Internet. Hemos hecho una consulta a la ‘Agencia Española de Protección de Datos’ para que se pudieran cortar también los anuncios en Internet en las redes sociales y en las webs. Y vamos a ir también en esa línea a través del sector de la sanidad, que en definitiva, es la última causa por la que se han parado los clubes de prostitución.

BSF: ¿Que cifras se manejan en Baleares sobre las personas que acuden a estos locales o pisos?
M.D:
El 39% de los hombres de estas islas y el resto de España han acudido por lo menos una vez a la prostitución. Y una segunda cosa: los ‘puteros’, el marido o amigo que incluso a veces con sus otros compañeros presume de “las mejores putas para él”, es una bomba de relojería para contagiar del virus a todos sus amigos y compañeros que les ríen las gracias. Lleva el contagio a su esposa, a su hijo, hija, padres, abuelos... El típico que se cree que se ‘salta a la torera’ la prohibición porque va seguro, este que va a los pisos, es en sí mismo el responsable del contagio de todo su entorno familiar.

Estereotipos


BSF: ¿Qué mensaje le podría enviar a quienes se sienten aludidos advirtirendo que los meten a todos en el mismo saco de la violencia machista?

M.D:
Del mismo modo que he dicho que el 39% de los hombres han ido alguna vez a la prostitución cuando se trata de violencia en la pareja, debo afirmar que solo hay un 5% aproximado de hombres violentos. El verdadero problema es que muchos de ellos se sienten solidarios con los maltratadores. Les diría que tienen que ser solidarios para que pongamos fin de a este tipo de violencia.

BSF: Desde IB Dona, qué les aconseja a las mujeres que estén leyendo esta entrevista y que estén siendo maltratadas por sus parejas o sean víctimas de trata.

M.D.:
Lo primero que deben hacer es buscar asesoría en el Casal Petit, Metges del Món o la Cruz Roja.
Las víctimas de violencia machista pueden llamar al servicio de 24 horas al 971 17 89 89 o el WhatsApp 639 837 476.
Está abierto las 24 horas, y si quieren una respuesta por escrito la deben solicitar por WhatsApp.







Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019