El Govern balear endurece las restricciones hasta el 11 de enero en Mallorca por el empeoramiento de las cifras de contagios del Covid 19


29/12/2020

Redacción BSF

El Consell de Govern aprobó este lunes 28 de diciembre una propuesta de actualización del sistema de niveles de alerta sanitaria para hacer frente a la COVID-19 que contempla subir Formentera al nivel 3 y endurecer las medidas del nivel 4 vigente en Mallorca, a causa del empeoramiento de la situación de la pandemia durante los últimos días en estas dos islas. En Menorca e Ibiza se mantienen sin cambios sus actuales niveles de alerta sanitaria, 3 y 2 respectivamente.

Las nuevas restricciones que se aplicarán a partir del martes 29 de diciembre en el marco del nivel 4 en la isla de Mallorca, y que permanecerán vigentes hasta el día 11 de enero, afectan principalmente los horarios y días de apertura de la actividad comercial y de la restauración. El objetivo principal es evitar las aglomeraciones que son especialmente frecuentes en estos establecimientos durante estas fechas.

La presidenta Armengol ha explicado que “si actuamos con rigor, podremos empezar a pensar en el final de esta crisis sanitaria, aprovechando además el adelanto de la inmunización de la vacuna”. Ahora bien, ha subrayado que “no tenemos que olvidar que el virus continúa matando y lo seguirá haciendo hasta que la mayor parte de la población esté inmunizada”. Es por este motivo que ha hecho un llamamiento a la población para evitar relajaciones y “ser más responsables y estrictos que nunca”.

De hecho, Armengol ha recordado que desde el domingo 26 de diciembre se comenzaron a administrar en las cuatro islas las primeras 5.850 dosis de vacunas con las personas más vulnerables, empezando por la residencia y centro de día Olmos-Sant Miquel. La campaña se inicia con los usuarios de las residencias, los profesionales de las residencias y personal sanitario que atienden pacientes COVID.

“Han sido meses de esfuerzo y sacrificio, de compromiso ciudadano. Tenemos que resistir un poco más y seguir con la protección. Es la mejor vía para conseguir que todos y todas lleguemos juntos al final de esta pandemia”, ha apuntado.

Formentera sube al nivel 3 de alerta


A partir de los diferentes criterios epidemiológicos y asistenciales con los cuales trabaja la Consellería de Salud y Consumo, se considera adecuado llevar a cabo una revisión en el alza del nivel de alerta de la isla de Formentera, que el pasado lunes ya se había subido a nivel 2 y que ahora pasará a nivel 3, y mantener el nivel de alerta sanitaria actualmente aplicable al resto de las Illes Balears.

Los principales cambios son que las reuniones sociales pasan a estar limitadas a seis personas tanto en interiores como en exteriores, se reducen los aforos interiores de la restauración, que en función de la ventilación oscilarán entre el 30% y el 60% y en las terrazas se mantiene al 75%, pero con agrupaciones de mesas de seis personas como mucho. Otras de las medidas que se aplican son la reducción de los aforos en los lugares de culto del 50% al 30%, así como en los espacios culturales y en los comercios pasan del 75% al 50%. En el caso de las instalaciones deportivas cubiertas, los aforos se reducen del 50% al 25%, mientras que en las descubiertas pasa del 75% al 50%.

Restricciones a la actividad comercial y a la restauración en Mallorca


Sin embargo, en el caso de Mallorca, atendida la gravedad hacia la cual puede evolucionar la situación epidemiológica, resulta también necesario establecer medidas adicionales para contener el fuerte incremento de contagios registrado durante los últimos días.

Por eso, a partir de martes, todos los establecimientos comerciales de Mallorca tendrán que concluir su actividad a partir de las 20:00 horas, con la excepción de gasolineras y establecimientos dedicados al comercio esencial (alimentación, bebidas, productos higiénicos y otros productos de primera necesidad) farmacias, ortopedias, ópticas, establecimientos dedicados a productos de telecomunicaciones, servicios de peluquería y de estética y centros de veterinaria.

Igualmente, quedará prohibida la apertura al público los sábados, domingos o festivos  de los establecimientos comerciales y centros comerciales que dispongan de más de 700 metros cuadrados  de superficie destinada a exposición y venta al público, con las mismas excepciones.

Se mantiene la prohibición del servicio de restauración en espacios interiores de los establecimientos dedicados a esta actividad, excepto para la actividad de servicio a domicilio, que se tiene que llevar a cabo a puerta cerrada, y también de recogida de comida y bebida, que se tiene que llevar a cabo sin acceso de los clientes al establecimiento. No se permite el consumo a las barras de los establecimientos. Queda prohibida también la utilización de máquinas recreativas, máquinas de juego y similares en los interiores de estos establecimientos.

A partir de ahora, además, los establecimientos mencionados solo podrán hacer uso de las terrazas de las que dispongan desde su apertura hasta las 18.00 horas de cada día y, además con una capacidad reducida al 75% de la capacidad máxima autorizada.
Todos los establecimientos de restauración tienen como hora de cierre la legalmente autorizada, la cual en ningún caso puede superar las 24.00 h. A partir de ahora, entre las 18.00 h 22.00 horas solo se permite la actividad de recogida de comida preparada y bebidas que sea para llevar o la prestación de servicio a domicilio. Entre las 22.00 h y las 24.00 horas solo se permite la actividad de prestación de servicio a domicilio.
Restan exceptuados de la prohibición de uso de los espacios interiores los restaurantes y cafeterías de hoteles y alojamientos turísticos, de centros sanitarios y socio-sanitarios y de centros de formación y de trabajo, que solo podrán servir los propios clientes o los propios profesionales y no podrán, en ningún caso, abrir al público en general.

Cribas

Armengol ha destacado que se continuarán “haciendo más pruebas que nunca” y que las Illes Balears son la comunidad que, proporcionalmente, más pruebas hace en la población, con 3.400 tests por cada 100.000 habitantes. En cuanto a las cribas masivas de antígenos, ha recordado que mañana finaliza el de Inca donde, de momento,  han pasado 8.129 personas y se han detectado 54 positivos. Además, mañana lunes empezará una nueva criba masiva en la barriada de Es Rafal, en Palma, donde en el polideportivo Germans Escalas se podrá acercar toda la población mayor de 16 años del barrio, de 9.00 h a 18.00 h, para hacerse la prueba.

Fin de año

Durante la reunión con los presidentes de los consejos insulares y los ayuntamientos, también se ha expuesto cuáles serán las restricciones para el fin de año. En este sentido, Armengol ha explicado que se mantendrán las mismas medidas que para la Navidad. Es decir, en Menorca, Ibiza y Formentera podrán sentarse en la mesa 10 personas y la restricción de la movilidad se alargará hasta la 1.30 h. En el caso de Mallorca, se mantiene la restricción que rige el resto de días: seis personas en mesa, como mucho de dos núcleos de convivencia. La restricción de la movilidad se mantiene hasta las 22.00 h, aunque se recomienda que a las 20.00 h, cuando todo estará cerrado, no haya más actividad en la calle.






Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019