El Consell de Govern aprueba dos millones para ayudas de comedor para el alumnado con necesidades sobrevenidas fuera de plazo


26/02/2021


BSF


El Consell de Govern ha aprobado autorizar al conseller de Educación y Formación Profesional para ejercer la competencia en materia de autorización y disposición del gasto derivado del expediente de ayudas individualizadas de comedor escolar para los alumnos en los centros docentes no universitarios durante el curso escolar 2020-2021 con una cuantía máxima de 2.000.000 € (dos millones de euros).

Para el curso 2020-2021 se destinaron un total de 7 millones de euros a ayudas de comedor, con la intención de responder al posible incremento de solicitudes por la pandemia. Pero, a pesar de que este curso, por primera vez, todas las solicitudes admitidas han resultado beneficiarias, y de que la mayoría de usuarios han recibido la máxima aportación posible, se ha producido una bajada de solicitudes y, por lo tanto, una parte del gasto previsto para ayudas de comedor no se ha otorgado.

La Conselleria se comprometió a destinar el dinero que no se había otorgado a atender las situaciones sobrevenidas asociadas a la pandemia y continuar ayudando a las familias.

Por eso, la Dirección General de Primera Infancia, Innovación y Comunidad Educativa tramita el expediente relativo a una nueva convocatoria para conceder ayudas individualizadas de comedor escolar para los alumnos escolarizados en los centros docentes no universitarios durante el curso escolar 2020-2021, dotada con dos millones de euros correspondientes a la cantidad que no se gastó de la partida de la convocatoria de 6 de octubre de 2020.

El objetivo de este programa es compensar a los alumnos de centros públicos y concertados, así como a los del primer ciclo de educación infantil que, por convenio, formen parte de la red de escuelas infantiles públicas o de la red educativa complementaria, durante el curso escolar 2020-2021, con la financiación de parte del coste del servicio escolar de comedor, cuando concurran determinadas circunstancias socioeconómicas sobrevenidas con posterioridad al momento en que finalizó el periodo de presentación de solicitudes de la convocatoria de 6 de octubre de 2020:

— Unidades familiares afectadas por un expediente de regulación temporal de ocupación (ERTO).
— Unidades familiares beneficiarias del subsidio de desocupación (paro).
— Unidades familiares beneficiarias de rentas mínimas de inserción social.
— Unidades familiares beneficiarias de la renta social garantizada.
— Unidades familiares sin ningún tipo de prestación.
— Unidades familiares beneficiarias de la prestación laboral extraordinaria por cese de la actividad laboral de los trabajadores autónomos.
— Unidades familiares beneficiarias de la prestación extraordinaria para fijos discontinuos.
— Unidades familiares beneficiarias de rentas mínimas de inserción, renta social garantizada y otras similares.
— Unidades familiares que, en conjunto, perciben una cuantía igual o inferior al salario mínimo interprofesional.

Las solicitudes se tienen que presentar en los centros donde están matriculados los alumnos.

Datos relevantes de la convocatoria adjudicada

La convocatoria de ayudas de comedor de octubre de 2020 para el curso 2020-2021 ha llegado a 5.973 beneficiarios, frente a los 6.238 del curso pasado, una reducción de 265 alumnos. De este total, 2.547 (2.462 el curso pasado) son alumnos de centros concertados, y 3.426 (3.498 el curso pasado), de centros públicos. Las ayudas llegan a centros públicos y concertados y en centros de 0-3.

Del total de ayudas, 5.936 son por motivos socioeconómicos, y 37, por transporte.

Por islas, en Mallorca se han otorgado 5.377 ayudas frente a las 5.472 del curso pasado; en Menorca, 321 (474 el año pasado); en Ibiza, 253 (278 el pasado curso), y en Formentera, 22.

Este año, por primera vez, todas las solicitudes admitidas han resultado beneficiarias, es decir, los 5.973 alumnos de los cuales se ha admitido la solicitud recibirán la ayuda. Además, del total de beneficiarios, más de la mitad, 3.322, recibirán el importe de ayuda más alto, que corresponde a 880 €. Esto es muy importante, porque, a pesar de que hay prácticamente la misma cifra de beneficiarios que el curso pasado, la cuantía es muy superior: el año pasado, 3 millones y medio, y este año, 4.281.642 €. Por lo tanto, las familias con más necesidades han recibido una cuantía más alta para poder disfrutar de este servicio básico que es el comedor.

En cuanto al número de solicitudes, esta convocatoria ha habido 8.294, 2.705 menos que el curso pasado (10.999 alumnos el curso 2019-2020). Hay que destacar que, del total de solicitudes, 8.148 corresponden a ayudas por motivos socioeconómicos y 146 corresponden a ayudas por motivos de transporte.

Actualmente, en las Balears hay 185 centros públicos con servicio de comedor, de los cuales 149 están en Mallorca; 13, en Menorca, y 23, en Ibiza y Formentera.
Las ayudas de comedor tienen por objeto ayudar a los alumnos que, por la situación económica familiar, por circunstancias sociofamiliares desfavorables, o bien por dificultades de desplazamiento al centro escolar, tienen más dificultades para afrontar el pago de este servicio.

Estas ayudas se dirigen a los alumnos de centros públicos, concertados y de primer ciclo de educación infantil de la red pública o de la complementaria que sean usuarios del servicio de comedor el curso 2020-2021.

Apoyo extra para paliar los efectos de la COVID-19

La necesidad de garantizar el servicio de comedor durante el curso escolar y ampliar las becas para llegar al máximo de alumnado vulnerable ha sido una prioridad para el Govern de les Illes Balears en un momento complicado como el que se está viviendo debido a la pandemia. Ya durante el confinamiento se mantuvieron las ayudas a las familias beneficiarias mediante tarjetas de prepago por una inversión total de 2.150.370 €, desde el 16 de marzo hasta el 14 de junio de 2019.

Pero también se indemnizó a las empresas que se encargan del servicio de comedor, ante la suspensión de sus actividades con motivo de la declaración del estado de alarma, con una inversión de 600.000 €.

Además, el curso 2020-2021 se ha invertido un total de 1.240.000 € para garantizar que los centros puedan disponer de monitores de comedor adicionales y, además, compensar la bajada del número de comensales. De este modo, se intenta garantizar el servicio de comedor.

Por otro lado, este año se ha hecho necesario incorporar criterios que contemplen la situación de las familias en el momento de la convocatoria y, por lo tanto, se ha propuesto un baremo que pueda dar respuesta a las situaciones de vulnerabilidad de manera fiable.

Así, mientras en las convocatorias pasadas se tenía en cuenta la renta del año anterior al de la solicitud de la beca, este año se ha podido optar por esta vía o por una de nueva, que es la de acreditar una situación laboral transitoria como única fuente de ingresos en el momento de la solicitud, puesto que hay familias que tienen una renta de 2019 con la que no serían beneficiarias de ayudas pero que, con motivo de la pandemia, se trata de unidades familiares beneficiarias de la prestación extraordinaria por autónomos, o bien de unidades familiares con el subsidio de desocupación o con ayudas por situaciones laborales extraordinarias derivadas de la COVID-19.

Por otro lado, también se ha previsto que, si por circunstancias sobrevenidas se suspenden las clases o el servicio de comedor, el centro tiene que transferir la cuantía diaria pertinente de los días de suspensión del servicio a la cuenta bancaria facilitada por la familia.






Baleares Sin fronteras (+34) 971 720 860 (+34) 655 207 019